El nuevo Sevilla que ilusiona
El equipo sevillista en un entrenamiento. Foto: Sevilla FC

Después de una temporada con luces y sombras en la que el Sevilla parecía un claro favorito para estar en Champions, tuvo que ponerse las pilas a última hora para acabar entrando en puestos de Europa League para no quedarse fuera de competición europea. Tras eso, el sevillismo necesitaba algo que le devolviese la ilusión. De esto se vino a encargar Monchi que tras su renuncia en la Roma, club al que se marchó cuando dejó Sevilla, tardó tan sólo unos días en anunciar que volvía a su casa. 

Monchi se puso a trabajar duro y su primera decisión fue elegir al nuevo entrenador sevillista, Julen Lopetegui. El vasco llegaba a la capital hispalense con muchas ganas de demostrar lo que puede hacer, y quiere hacerlo en el Sevilla. 

Operación llegada

Después de la llegada del que llevará la batuta en este nuevo proyecto de Monchi, empezaron a llegar muchas incorporaciones. A día de hoy han sido ya once nuevas caras en el plantel sevillista: en la defensa el brasileño Diego Carlos y el francés Jules Koundé; de lateral para competir con Escudero llega Reguilón cedido del Real Madrid; en el mediocentro se encuentran el brasileño-portugués Fernando, el servio Gudelj, y los españoles Joan Jordán y Óliver Torres; como extremos han llegado el argentino Lucas Ocampos y a última hora llegó el brasileño con nacionalidad portuguesa Rony Lopes procedente del Mónaco; y para la punta de ataque el Sevilla se ha reforzado con el israelí Munas Dabbur y el neerlandés Luuk de Jong.

Operación salida

Monchi quiere remodelar el equipo casi por completo y para ello entre el equipo de la dirección deportiva y el nuevo cuerpo técnico comunicaron a los propios futbolistas si eran transferibles, ya que algunos de ellos no iban a tener oportunidad de jugar con los de Lopetegui.

El primero en salir era un secreto a voces, pues Luis Muriel que no contaba con el beneplácito del club, y ya salió durante el pasado mercado de invierno rumbo a la serie A, volvería a tomar el mismo camino tras la finalización de su préstamo a la fiorentina, pero esta vez en modo de traspaso por 15 millones más 3 en variables rumbo a Atalanta. 

Pero antes de producirse las salidas "necesarias", sorprendieron con la venta de Promes por 18 millones de euros más variables hacía el semifinalista de la copa de Europa, el Ajax holandés, una venta sorprendente pero que trataba de paliar el exceso de capital invertido en modo de masa salarial.

Otro de los movimientos esperados que se conocían que iban a ocurrir es la salida de Pablo Sarabia, tenía los días contados en la capital andaluza, pues su renovación andaba rota desde hacía meses, y su baja cláusula de rescisión y sus intenciones de recalar en un equipo champions, forzaron su salida. Cogiendo rumbo a París, donde el PSG hizo una inversión alrededor de unos 21 millones de euros, por encima de su cláusula.  

Entre los descartes se encontraban Roque Mesa, Amadou, Aleix Vidal, Arana y Gnagnon, que no viajaron al stage en alemania, aunque si lo hicieron a portugal y a EEUU. El primer de estos descartes que salió fue Aleix Vidal que lo hizo hacia mendizorroza, donde el el conjunto de Álava se hará cargo de su ficha y tendrá la oportunidad de acumular minutos para recuperar su mejor estado de forma.

Después de esto se verían paralizadas las maniobras de salidas hasta terminar el tour de pretemporada, y ya instalados en Sevilla se produjeron las salidas de Amadou en dirección al Norwich City por una cesión de 1,5 millones de euros más una opción de compra cercana a la decena de millones. posteriormente saldría de forma algo sorprendente Maximiliam Wober, traspasado por 12 millones de euros al RB Salzburgo, siendo el único central zurdo de la plantilla, pero que no era del gusto del técnico. Luego se produjo la salida de Wisssam Ben Yedder al Mónaco, por un precio mayor a su clausula de 40 millones, y finalmente los últimos en salir en forma de cesión fueron Roque Mesa al leganés y Carlos Fernández al Granda CF.

Aún se espera dar salidas a Arana y Gnagnon, que cuentan con intereses de Real Valladolid y Rennes, y no se descartan las salidas de Sergio Rico, Corchia, Kjaer, Sergi Gómez y Nolito.

VAVEL Logo