1-0, min. 2, Azeez. 2-0, min. 65, Vadillo.
Naufragio en Granada
Gerard Piqué y Frenkie de Jong, jugadores del FC Barcelona | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Naufragio en Granada

Mal partido del Barcelona en el Nuevo los Cármenes, que han caído ante el Granada con muchas dudas. Los de Valverde siguen perdidos en este arranque de temporada, consiguiendo 7 de los 15 puntos posibles.

jm_marmol
José Manuel Mármol

Regresaba el FC Barcelona a la competición doméstica, LaLiga Santander. Tras sumar un empate europeo ante el Borussia Dortmund, los azulgranas perseguían su próximo objetivo: conseguir la primera victoria liguera como visitante y ante el Granada CF. Ambos equipos se citaron este sábado para enfrentarse a partir de las 21:00 horas en el Estadio Nuevo Los Cármenes.

Ambos conjuntos consiguieron la victoria en la jornada cuatro del campeonato. Por su parte, los culés vencieron con un 5-2 al Valencia en el Camp Nou mientras que los andaluces lo conseguían ante el Celta de Vigo, en Balaídos, gracias al 0-2 final.

El colegiado encargado de arbitrar la contienda sobre el terreno de juego era Guillermo Cuadra Fernández, del Comité Técnico de las Islas Baleares. Con su pitido inicial, arrancaba el encuentro.

El Granada da la campanada

El encuentro comenzaría con dos equipos que no querían perder el balón con facilidad y que querían mantener su dominio. Pero la sorpresa llegaba antes de los 2 minutos de juego: tras una pérdida de Júnior Firpo en defensa, Soldado realizó un pase al hueco a Puertas, que llegó a línea de fondo y centró el balón, llegando a contactar con Piqué, lo que hizo que el esférico cogiera dirección portería y que Azeez lo empujara de cabeza sin oposición. El estadio se encendía conscientes de que acababan de conseguir ponerse por delante del marcador.

El Barcelona vuelve a nadar contracorriente

Tras el tanto, los culés necesitaban una reacción, pero todo parecía difícil ante el repliegue defensivo de los granadinos. La posesión con el paso de los minutos empezaba para los catalanes, pero no era útil, ya que no creaban excesivo peligro a la portería de Rui Silva.

Los interiores Rakitic y Sergi Roberto buscaban como solución algún envío lateral al área, pero sin encontrar rematador. Mientras tanto, los locales peleaban alguna ocasión al contraataque, y llegó. Casi marca Puertas tras realizar un slalon y soltar un 'zurdazo' que tuvo que despejar Ter Stegen por abajo con una gran estirada.

Sin reacción al abismo

El enfrentamiento llegaba a la media hora de juego, con más sombras que luces en los catalanes, que no habían logrado realizar ningún disparo a puerta. Nuevo encuentro fuera de casa que se le complicaba al Barcelona que, además, empezaba a dejar una estela difícil de sobrellevar.

Tras minutos de calma entre ambos equipos, llegó Yangel Herrera para probar suerte con un disparo lejano que se fue muy alto. La creatividad en ataque brillaba por su ausencia para los dos equipos, aunque el Granada consiguió adelantarse en el marcador durante el inicio del choque y se centraría en conceder poco en defensa.

Sin tiempo para mucho más y sin haber conseguido un remate a portería por parte de los azulgranas, ambos equipos se marchaban a vestuarios. Valverde buscaba la reacción de su plantilla, mostrando en su rostro claros signos de desesperación y de no entender qué estaba pasando en el terreno de juego.

Clément Lenglet, jugador del FC Barcelona. FOTO: Noelia Déniz
Clément Lenglet, jugador del FC Barcelona | Foto: Noelia Déniz

Sin frenos y cuesta abajo

El segundo tiempo se iniciaba con modificaciones en el equipo de Ernesto Valverde: en el lateral izquierdo Junior se había ganado la suplencia tras una muy mala presentación, obligando a que Semedo cambiase de banda y retrocediendo a Sergi Roberto a la derecha. También perdía su plaza Carles Pérez, haciendo que Messi y Ansu Fati entrasen en el perímetro de juego. Además, el dibujo cambiaría a un 4-2-3-1, con el argentino de enganche con Suárez, completando el ataque con Griezmann y el joven juvenil del Barcelona.

Con una apariencia ya distinta, con Messi custodiando el brazalete de capitán que arrancaba de Piqué, el equipo parecía mejorar en ataque, combinando con más velocidad y merodeando el área rival. Ansu Fati, con la confianza del '10', empezaba a retratar a varios de sus jugadores, haciéndose el protagonista de todas las acciones viables de los de la Ciudad Condal, que tampoco encontraban premio a la insistencia. Sin embargo, en defensa las inseguridades seguían latentes, permitiendo que Soldado y Puertas llegasen con facilidad ante Ter Stegen.

Soldado, que tanteaba con la doble amarilla (y consiguiente expulsión) tras buscarle las cosquillas al guardameta azulgrana, fue el elegido de Diego Martínez para mover el banquillo. El Granada sumaba contundencia con Vadillo y Carlos Fernández sobre el terreno de juego, que rápidamente encontraron el camino. Con Arturo Vidal también en las filas azulgranas, sentando a Rakitic, el chileno cometió un nuevo error y permitió que los andaluces disfrutaran de un penal a favor pro interceptar el balón con las manos dentro del área.

Con la cara pintada

Vadillo, que acababa de entrar al terreno de juego, no no desaprovechó la oportunidad de aumentar la ventaja en el marcador con un chut cruzado, engañando a Ter Stegen y poniendo el 2-0 desde los once metros. Mientras la afición granadina estallaba en fiesta grande, el rostro de la plantilla azulgrana empezaba a quebrajarse, tirando del orgullo y lideraje de Messi para pelear en los 20 minutos restantes.

Ansu Fati y Messi se cargan el equipo a las espaldas

Pese a la mejoría en el juego del Barça, las ocasiones no llegaban. Lenglet buscó una solución con un chut lejano, pero se fue desviado pasado de potencia. Ansu Fati encararía a la defensa oponente, pero sus centros posteriores no conectarían con ningún compañero. Cada vez quedaba menos tiempo y a los culés se les escapaban los tres puntos. Los locales no cesaban en crear más peligro mediante jugadas aisladas, como un nuevo disparo de Puertas con la zurda que sería atrapado por Ter Stegen en dos tiempos. Después Messi ponía la directa ante Rui Silva con un remate raso que tuvo que detener el portero, haciendo gala de sus buenos reflejos. En el último tramo del duelo, entraría Gonalons sustituyendo a Yangel Herrera.

El tiempo se agotaba en el Nuevo los Cármenes y aunque el equipo naufragaba no había reacción de mérito. Tras el pitido final de Cuadra Fernández, se confirmaba una nueva derrota del Barcelona, que se quedaba con 7 de los 15 puntos posibles en estas 5 primeras jornadas de Liga Santander.

Sergi Roberto, jugador del FC Barcelona. FOTO: Noelia Déniz
Sergi Roberto, jugador del FC Barcelona | Foto:: Noelia Déniz
VAVEL Logo
CHAT