Vuelve la victoria a Nervión
Nolito alienta a la grada tras anotar el gol del empate | Foto: Sevilla F.C.|

El Sevilla abrió la lata de victorias en Nervión.  A pesar de la rapidez con la que llegó el gol de Oyarzabal, el conjunto sevillista logró reponerse a lo que atisbaba un encuentro muy distinto al de la pasada campaña en la que los locales ganaron 5-2. Esta vez se medían ante una Real Sociedad en racha que pocos equipos logran derrotar esta temporada. Le dieron la vuelta al marcador firmando un 3-2 que marca el camino de la victoria en casa y sana las heridas de los dos últimos encuentros.

La clave es saber reponerse


A penas transcurrieron los primeros 3 minutos de partido cuando Oyarzabal ponía el 0-1 y en apuros demasiado pronto a Lopetegui y los suyos, aunque lejos de venirse abajo, supo reponerse atacando sin descanso sobre todo por las bandas, intentando hacer daño sin fortuna hasta que poco después del cuarto de hora (min. 18) tras un gran centro de Banega que sorteó la defensa donostiarra, Nolito mandó un balón cruzado al fondo de la red imposible para Moyá.
Tras el empate el ambiente de la grada reflejaba la intensidad que se mostraba en el césped. El conjunto rojiblanco volcó el juego en la mitad donostiarra, percutiendo por las bandas, haciendo protagonistas a Ocampos y Koundé, ambos con ocasiones claras que podrían haber marcado una mayor diferencia antes del descanso.

Supo mantener la intensidad hasta el final


A la vuelta de los vestuarios no cambió la dinámica del encuentro, el Sevilla dominaba con claridad cuando Lucas Ocampos, en el minuto 47 se sacó de la manga una magnífica jugada individual que culminó con un fuerte chut adelantando a su equipo.


Erró una ocasión clara Banega, tras tantear varios jugadores el remate e ir pasándose el balón, le llegó a sus pies en una posición clara de gol que mandó rozando el palo izquierdo. Algo parecido le ocurrió a Jordán, que tras un recorte golpeó la madera, rechazándo así el esférico para la zaga visitante que Isak intentó aprovechar aunque en clara posición antirreglamentaria. Otra ocasión para la Real Sociedad la firmó William José tras una buena internada en el área mandó el balón al exterior de la red.

Se incorporó Pozo al ataque local y se desenvolvió a las mil maravillas. Uno de los primeros balones que centró, le llegó a Franco Vázquez que no falló tras el rechace del guardamenta. La ventaja sevillista era de 3-1 y la tranquilidad se apoderó de la grada por un corto período de tiempo, ya que Portu acortó distancias poniendo el 3-2 final en el minuto 87 de partido. Aguantó el Sevilla los 3 minutos que añadió el colegiado y sumó, por fin, los ansiados tres puntos que tanto se hacían esperar en casa ante un rival muy complicado.

VAVEL Logo