Buen partido que sabe a poco
(Foto://Real Sociedad)

Sensaciones agridulces de jugadores y entrenador de la Real después del empate a dos de ayer frente al F.C. Barcelona. Los de Alguacil realizaron un gran partido ante un rival tan difícil, aun así el empate les supo a poco y se quedaron con hambre de más.

La tónica de las declaraciones frente al Real Valladolid se repitió ayer al término del encuentro en Anoeta. Las valoraciones fueron positivas, y es precisamente por eso por lo que jugadores y entrenador se mostraban con pena de no haber conseguido los tres puntos. Imanol Alguacil explicó sus impresiones sobre el partido: “Creo que el partido anterior nos fuimos con la misma sensación. Ha sido un gran partido ante uno de los mejores. El estadio animando hasta el final, la actitud de los jugadores, el juego,... son muchas cosas positivas.” Aunque Imanol era positivo, sabía que estuvieron muy cerca de lograr la victoria: “Contento y a la vez con pena porque hemos hecho un partido donde hemos estado más cerca de lograr los tres puntos que de empatar”. 

Pero hay que valorar lo que se ha hecho. El partido de ayer en Anoeta fue un derroche de buen juego, por parte de los dos equipos. La Real hizo frente al Barcelona desde el principio, con mucho peligro generó ocasiones de gol y supo aprovecharlas. “Desde el principio hemos empezado con mucha personalidad, sabiendo lo que queríamos hacer, jugando de tú a tú -comentó Imanol Alguacil- Evidentemente hay que estar acertados y al final ha sido un empate a 2. Entiendo que el equipo ha hecho muchísimas cosas para solventar un partido contra el mejor de la liga”. El técnico txuri - urdin consideró que había sido un partido del cual jugadores, cuerpo técnico y aficionados debían sentirse orgullosos dada la dificultad que supone siempre el jugar contra equipos como el Barcelona. 

Son encuentros difíciles, donde se debe dar el 100% los 90 minutos, cualquier fallo puede echar por la borda el partido. Así lo explicaba el capitán Mikel Oyarzabal: “Si te descuidas en algún detalle ellos lo detectan y te hacen daño, son los mejores, por eso hay que ser positivos con el partido de hoy”. 

Mikel Merino, con los mismas sensaciones opinaba que: “Hay que hacerlo perfecto para ganar estos partidos, hoy dos errores han costado dos goles”.

Oyarzabal, coincidió con su entrenador en que el partido había dejado hambre de victoria: “Sensaciones buenas, al final puntuar contra el barça es algo positivo, pero tenemos la sensación de que era un partido para ganar”.

Por otro lado, Anoeta registró ayer su mayor entrada en lo que va de temporada, 36.639 aficionados acudieron a apoyar a su equipo. El ambiente ayudó mucho al gran juego del equipo y los jugadores lo agradecen. “Hay que agradecer a los aficionados su apoyo y la actitud que tienen con nosotros. Han animado hasta el final y no es fácil estar cada semana aquí  y ellos siempre lo están a pesar del resultado”, añadió el eibarrés Mikel oyarzabal.

VAVEL Logo