La Masia mira hacia arriba con Lluís Cortés
Laia Codina, una de las canteranas con presencia en el primer equipo. FOTO: Noelia Déniz

Lluís Cortés recogió hace apenas un año, a comienzos de 2019, el legado de Fran Sánchez en el banquillo del Fútbol Club Barcelona Femenino con el fin de lograr una dinámica ganadora que permitiese al conjunto culé alzarse con el resistente título liguero. No fue sin embargo un relevo radical, pues como buen conocedor de la casa, el técnico barcelonés trató de seguir los pasos del que fue su maestro. No sólo eso, sinó que logró perfeccionar las virtudes de un Barça necesitado de competitividad pese a la gran calidad de la plantilla. Ese fervor por ganarlo todo fue el que llevó a Lluís Cortés liderar a sus pupilas a convertirse en las primeras del fútbol español en disputar una final europea. Pese a no lograr el trono en la UWCL ni en la Liga Iberdrola, la confianza hacia el que fuera segundo técnico del primer equipo fue ciega por parte de la directiva, que le ha asentado en esta temporada una plantilla a la altura de hacerse con todo. Una plantel construido a base de grandes nombres del fútbol europeo, pero sobretodo sustentado en el mayor pilar del que presume el club blaugrana: la Masía.

En su apuesta por la continuidad, el entrenador ilerdense ha puesto confianza plena en sus chicas formadas en la casa, dando también galones a sus sucesoras, las futbolistas del filial culé. El presumir de diamantes en bruto del fútbol mundial, como la ex balón de oro Lieke Martens, la mayor artífice africana Asisat Oshoala o la llegada de futbolistas del calibre de Caroline Graham Hansen no ha impedido a Cortés sacar el máximo jugo de las raíces azulgrana, y ha basado su plantilla en un claro ADN de la Masía. Desde la capitana y líder del conjunto barcelonista, la centrocampista Alexia Putellas, pasando por sus fieles escuderas en el centro del campo Aitana Bonmatí y Vicky Losada, hasta la infalible guardameta Sandra Paños, la escuela azulgrana conforma gran parte de la totalidad de la plantilla culé. Pero no sólo brillan con luz propia las futbolistas ya asentadas en el primer equipo, sino que de la mano de Lluís Cortés lo han hecho a lo largo de esta temporada y media las figuras emergentes de la cantera culé.

Hablamos de promesas que ya han gozado de protagonismo entre la exigencia de la Primera Iberdrola como Claudia Pina, Candela Andújar, Carla Armengol, Laia Codina, Jana Fernández Bruna Vilamala, las tres últimas debutantes en esta misma campaña. Todas ellas han despuntado con creces en el primer equipo y han logrado ganarse el favor de Lluís Cortés y su cuerpo técnico, complementando la maquinaria perfecta de un equipo que galopa a ritmo de récord.

La Masia, fábrica del gol

Si resalta un nombre entre las canteranas que han subido el escalón del primer equipo, ese es el de la delantera Candela Andújar. A sus 19 años, la de Barberá del Vallés cumple dos temporadas como miembro del primer equipo, ya ha disputado 366 minutos esta temporada culminados en 15 apariciones, 2 de ellas como titular. Andújar se ha hecho un hueco entre los refuerzos de Lluís Cortés con la misión de dar aire fresco a la pólvora culé que lideran futbolistas de la talla de Jennifer Hermoso o Asisat Oshoala, máximas exponentes del campeonato liguero. La también punta formada en Can Barça, Claudia Pina, también se ha ganado el buen trato del técnico del primer equipo, sumando cuatro apariciones en lo que va de curso a la trayectoria que comenzó a forjar la pasada campaña cuando gozó de sus primeros minutos en la Liga Iberdrola. 

Sin dejar de hablar del ataque barcelonista, resulta ineludible referirnos a una de las máximas exponentes junto a las ya mencionadas, de la cantera culé: Carla Armengol. Con menos protagonismo que sus dos compañeras, la canterana de 21 años, fraguó el pasado mes de octubre su debut oficial con la zamarra de la primera plantilla tras haber pasado por todas las categorias del club azulgrana, nada más y nada menos que un escenario único como es la UEFA Women's Champions League. Fue ante el Dinamo de Minsk, en tierras bielorrusas, cuando Armengol cumplió su sueño de estrenarse en la máxima competición europea, y desde entonces ha abundado en las convocatorias de Lluís Cortés. Completando la lista de canteranas que han debutado con el primer equipo de la mano del técnico ilerdense, no podemos olvidarnos de la también delantera Bruna Vilamala, que disputaba sus primeros minutos en la Primera Iberdrola el pasado mes de febrero con apenas 17 años, cumpliendo el sueño de pisar el Estadi Johan Cruyff como miembro del primer equipo.

Laia Codina emerge desde la zaga

No sólo goles ha aportado esta temporada la cantera azulgrana goles al primer equipo, sinó que también ha dotado al elenco de Lluís Cortés de seguridad defensiva. Ante la falta de efectivas en algunos compromisos, el técnico se ha visto forzado a recurrir a la versatilidad y confianza de la prometedora central del filial Laia Codina. 

A sus 20 años, se ha mostrado como la sustituta perfecta a los contratiempos que han causado las numerosas lesiones esta temporada, completando hasta 5 partidos con el primer equipo. Una temporada de ensueño, que se frustraba el pasado mes de marzo cuando se veía obligada a abandonar la concentración de la selección española sub-20 tras sufrir un esguince en la rodilla izquierda. Sin embargo, se espera que vuelva junto al resto de sus compañeras en cuanto se reinicien las competiciones. Así, Codina completa esta lista de calidad y seguridad que despunta con creces desde la cantera azulgrana, candado del futuro del Fútbol Club Barcelona, y que tiene en Lluís Cortés su principal valedor. 

VAVEL Logo