¡Desconocidos!

Bruno Soriano en acción durante el partido / Foto: LaLiga

El Villarreal C.F rompe con su buena racha tras ser derrotado por el F.C Barcelona en un partido donde los visitantes fueron superiores y justos vencedores. El resultado (1-4) refleja lo que pasó en el terreno de juego. Mal, muy mal partido del equipo amarillo que salto al campo asustado e irreconocible.

Los dos equipos se cambiaron los papeles que venían haciendo en esta vuelta al fútbol. El equipo catalán, que estaba atravesando un mal momento, se encontró muy cómodo en el campo, sólido y contundente. El mejor partido de los azulgranas en mucho tiempo. Todo le salía al equipo de Quique Setién, nada al de Javi Calleja que estuvo muy flojo en el terreno de juego.

Regaló el partido el Submarino Amarillo a un equipo que estuvo brillante y en su nivel. Le faltó exigencia y competitividad al conjunto local. Los jugadores amarillos estuvieron débiles en defensa frente a un Barça peligroso en el ataque con un tridente imparable: Messi, Griezmann y Suarez.

  • Los goles

El Barcelona se encontró muy pronto con el gol. Tan solo pasaron tres minutos desde que dio inicio el partido para que los visitantes se adelantaran con gol en propia puerta de Pau. Pasaron los minutos y el Villarreal empató del pie de Gerard Moreno, el goleador amarillo.

El 1-1 en el marcador duró muy poco. Luis Suárez desde fuera del área puso la pelota en la escuadra derecha de la portería defendida por Sergio Asenjo y el 2-1 para su equipo. Decisiva intervención del capitán Leo Messi, que estuvo mágico asistiendo a Suárez para que adelantara a los suyos. Ya en el minuto 45, volvió a aparecer el ‘10’ azulgrana, de nuevo asistencia y Griezmann, con una vaselina imposible de parar, hizo el 3-1. Perfecta jugada entre el argentino y el francés que los amarillos no pudieron frenar.

Después de dos asistencias, Messi anotó gol, pero fue anulado por el VAR y no subió al marcador. Sí valió el tanto de Ansu Fati que salió fresco en la segunda parte y puso el balón perfecto junto al palo izquierdo de la portería.

Bien y rápida movían la pelota los jugadores azulgranas que cada vez que se acercaban al área rival era peligro de gol. Asenjo salvó lo que pudo ser una goleada histórica. A pesar de que el guardameta palentino encajó 4 goles, la actuación del portero fue majestuosa.

  • Cansancio y desanimo

El primer tiempo en La Cerámica fue desastroso para el Villarreal. Los amarillos estuvieron mejor en la segunda parte, pero aun así sin posibilidad de golpear al rival. El cansancio, en una noche muy calurosa en Vila-real, se notó con el pase de minutos. A ello se sumó el desanimo tras ir perdiendo el encuentro por 1-3.

Independientemente del resultado, el equipo de Calleja sigue quinto en la tabla. A falta de cuatro jornadas para que finalice LaLiga, el Submarino Amarillo está en plena lucha por Europa y ahora tiene dos finales, el miércoles ante el Getafe y el lunes frente a la Real Sociedad. Dos equipos directos que luchan por el mismo objetivo.

  • Estadísticas

Dominó el partido y el juego en La Cerámica el equipo catalán con una posesión de balón del 68% frente a un 32% del equipo castellonense. Un total de 18 remates realizaron los visitantes, el doble que los locales que hicieron 9. Alto grado de acierto en el Barça con el 25% de efectividad. Nulo el Villarreal con tan solo el 11,1%.

Un partido limpio de juego. El único jugador que vio tarjeta amarilla fue el central vila-realense, Pau Torres.

VAVEL Logo