William y Guido salen muy reforzados del Wanda
Guido cabezenado un balón y detrás William siguiendo la jugada | Foto: La Liga

El gran partido de los verdiblancos en el Wanda, ya con la tranquilidad de la salvación matemática, da que pensar a los béticos y es que como dijo Alexis: "Jugando así antes quién sabe dónde estaríamos." Y así es, a pesar de la derrota, se vio a uno de los mejores Betis de la temporada con dos jugadores que destacaron por encima del resto. Guido y Carvalho que se hicieron con el centro del campo, dominado en muchas fases del encuentro por el equipo de Alexis. Algo que no había ocurrido en prácticamente toda la campaña. 

Es indudable la calidad de esta plantilla. Un año catastrófico en el que el Betis no ha conseguido los objetivos propuestos a principio de temporada, y que ha obligado a la directiva a lavar y a cambiar de forma el proyecto, ahora en manos de Pellegrini. El hecho de que los verdiblancos ya no se jueguen nada hizo que los jugadores se soltaran y salieran sin presión alguna. Por fin se vio a un gran equipo, aunque ya demasiado tarde. Otra vez fue un error de concentración en defensa lo que condenó a los de Heliópolis, pero al menos mostraron una versión más parecida a lo que se espera de este plantel y de estos futbolistas.

Ni el cambio de entrenador, ni los cambios de sistema, ni los cambios en la alineación parecían haber animado a un Betis hundido tras ver cómo era incapaz de alcanzar el sueño europeo y se hundía cada vez más en el abismo. El centro del campo siempre ha sido un quebradero de cabeza para todos los técnicos, y es que los verdiblancos han sufrido y han tenido problemas de todo tipo este año en la medular. William  y Guido fueron dos de los grandes artífices del gran partido de los sevillanos en el feudo rojiblanco. El luso con la espalda bien cubierta con Guido se le ve más suelto. Su potencia y su gran zancada aclaraban el juego de ataque que superaba la presión de los hombres de Simeone constantemente.

El portugués muy probablemente abandone el Betis a final de temporada. William no ha sido un jugador importante esta campaña. Su lesión y su bajón de rendimiento le han puesto en la rampa de salida, y un buen final de curso del futbolista podría encarecer su venta. El caso de Guido es diferente, el argentino llegó en enero y su adaptación al ritmo del fútbol español no está siendo fácil, aunque poco a poco se está viendo una mejor versión del fichaje invernal. Ambos brillaron en el partido del Wanda, y parece que Alexis ha dado con la tecla por lo menos para ver un equipo mejor en estas últimas jornadas de campeonato.

Trabajo sucio para que brillen otros 

El trabajo sucio de Guido y William solo trae cosas positivas al beticismo, y es que su esfuerzo en la recuperación da ciertas libertades a otros jugadores que se pueden "olvidar" de ese sacrificio y se puede ver brillar más a jugadores de excelsa calidad como Fekir, Canales e incluso los laterales, que ven cómo tienen las espaldas bien cubiertas con los dos centrocampistas sobre el terreno de juego. 

Pellegrini sabe que tiene un reto muy complicado. Con el frente de ataque bastante completo salvo algunos refuerzos o salidas que se puedan dar, el trabajo del nuevo entrenador será sobre todo el de armar un conjunto sólido atrás y competitivo para hacerse con los objetivos. La planificación de la temporada que viene del Betis será mirada con lupa con los béticos, que quieren ver a su equipo donde se merece.

VAVEL Logo