El Granada CF vence en Mallorca y mantiene vivo el sueño
europeo
Los futbolistas del Granada CF celebran el tanto de Víctor Díaz en Son Moix. Foto: Granada CF

El Granada CF volvía al templo bermellón un año después de ascender en Mallorca. Aquel día ambos equipos acabaron satisfechos tras el pitido final. Los locales certificaron su presencia en la promoción de ascenso, y el Granada logró regresar a Primera. El desenlace, 400 días más tarde, no ha podido ser bueno para todos, y el Mallorca se despide de Primera solo un año después de volver. Por su parte, los rojiblancos horizontales mantienen la llama de la Europa League tras una trabajada remontada en la isla balear.

Se las pintaban felices en Son Moix los locales gracias a una delicatessen del ‘Cucho’ en la primera mitad, pero los tantos de Víctor Díaz y Carlos Fernández, junto a la desesperación de un Mallorca que cada vez veía más lejos la salvación, inclinaron la balanza hacia el lado visitante. El Granada CF vuelve a salir feliz de su visita a Palma y se mantiene en la pugna por hacerse con una plaza que da acceso a la Europa League de cara a la próxima temporada.

La permanencia y Europa bien piden intensidad desde el minuto uno. Y dos de los que más saben de ello en Mallorca y Granada son Budimir y Yangel Herrera. El venezolano llegó antes al esférico y Budimir se llevó por delante al jugador nazarí, con el castigo de la primera amarilla del choque.

Tras el encontronazo, el Mallorca empezó a adueñarse del esférico, consciente de que era el que más se jugaba de los dos sobre el césped. En el lado opuesto, el Granada esperaba el fallo bermellón para finalizar sus ataques de manera vertical, a través de las botas de un Antonio Puertas que fue el primer rojiblanco, hoy de blanco entero, en poner a prueba a Manolo Reina.

La replica no tardó en llegar para los de Vicente Moreno en un balón muerto tras rechace fallido de Germán, que remató de manera tímida Cucho a las manos de Rui. El gol del Levante en Balaídos llegó rápidamente a los oídos del cuerpo técnico bermellón, y de esta manera a unos futbolistas que inclinaron un tanto el campo hacia la meta de un Rui que volvió a mostrarse seguro ante el intento del talentoso talento nipón cedido por el Madrid, Takefusa Kubo.

Y cuando el Granada parecía que daba un paso adelante en busca de la meta de Reina, el conjunto local asestó el primer golpe al contraataque. El ‘Cucho’ Hernández, tras recibir un buen balón al espacio de Dani Rodríguez, sentó con un recorte descomunal a Martínez, y se quedó en posición franca para el remate. Tras el quiebro, el cafetero armó la pierna derecha y colocó el esférico lejos del alcance de Rui Silva para dar vida al Real Mallorca y situarlo, de manera momentánea, a solo un punto de la permanencia. A los de Diego Martínez les tocaba reaccionar.

Los nazaríes parecieron arriesgar un poco más con un par de centros que acabaron en las manos de Reina, pero el paso de los minutos volvió a situar al Mallorca como dueño y señor del cuero, justo antes del primer parón de hidratación.

La pausa no sentó muy bien a los granadinos, y es que, sino llega a ser por la falta de precisión en la entrega en el contragolpe bermellón, podría haber caído el segundo en una nueva transición velocísima de los de Vicente Moreno. La reacción del Granada llegó en una jugada embarullada dentro del área del Mallorca. Un robo tras presión del incombustible Yangel Herrera facilitó la llegada a línea de fondo de Antonio Puertas. El almeriense realizó un centro desde derecha que acabó con un fallo en el despeje de un Pozo que a punto estuvo de empatar el encuentro para su ex equipo, y quien sabe, si para sus futuros compañeros. Solo la madera evitó la igualada en Son Moix.

Solo fue un aviso de lo que llegaría en el primer minuto de la prolongación. Una buena acción colectiva nazarí finalizó con un centro de Neva que despejó a la frontal Lumor. Allí se presentó con todo el pundonor del mundo Víctor Díaz. El sevillano, con el alma y el empuje de una ciudad que sigue soñando con pasear el nombre de Granada por Europa, empaló el esférico al primer palo de un Reina que nada pudo hacer para evitar el empate de los de Diego Martínez.

Un gol que empujó al Granada en este tramo final de primera mitad, y es que, en una nueva indecisión de un Mallorca muy nervioso, Machís se quedó solo ante Manolo Reina para darle la vuelta al electrónico. Lejos de sacar a pasear la sangre fría con la que definió ante Courtois hace apenas tres días, el venezolano no estuvo fino ante la salida del arquero local y su vaselina se marchó a la izquierda de la meta de los de Vicente Moreno.

Sin tiempo para respirar, Martínez volvió a poner a prueba a un seguro Manolo Reina que desbarató el cabezazo del central sevillano en la última ocasión clara de un primer tiempo muy movido. El Mallorca fue mejor en los primeros compases de la parte, pero el Granada vio como se metió de lleno en el choque gracias al latigazo de Víctor Díaz y a punto estuvo de marcharse a vestuarios con victoria parcial si llega a estar más acertado en el tramo final.

El Granada CF remonta

Como no podía ser de otra manera, el conformismo es una palabra prohibida en un equipo de Diego Martínez. Con el objetivo de ir en busca de los tres puntos, el chamán realizó una doble sustitución dando entrada a dos de sus mejores hombres hoy en el banco. Carlos Fernández y Domingos Duarte ingresaron en el verde en detrimento de Yangel Herrera y Martínez. El empate no era una opción para el vestuario nazarí, y así lo estipulaban las modificaciones del técnico.

Pese a los cambios, el primero en avisar fue el Mallorca. Una llegada de Pozo por la derecha finalizó con un remate a bocajarro de Ante Budimir que salvó con una parada descomunal, como si de un portero de balonmano se tratara, Rui Silva. Minutos más tarde tuvo que volver a intervenir el portugués en una acción a balón parado favorable al Mallorca. El puño del luso evitó problemas mayores para un Granada que necesitaba claridad de ideas en el juego asociativo.

La primera clara para los de Diego Martínez en el segundo acto fue como más le gusta a la escuadra, en transición rápida. Machís habilitó a Carlos Neva en izquierda, y en un golpeo similar al que dio ejecutó Víctor Díaz en el tanto del empate, el gaditano cruzó en exceso el esférico en una gran oportunidad.

Una más que discutida falta de Machís sobre Cucho le dio una opción privilegiada a un especialista a balón parado como Salva Sevilla. El veterano centrocampista golpeó el cuero con una sutileza majestuosa, pero su disparo se marchó al travesaño en la respuesta bermellona al disparo de Neva. En busca de ganar control en el centro del campo, Diego Martínez recuperó un doble pivote más natural con la entrada de Montoro en el sitio de un Fede Vico siempre voluntarioso, pero poco acertado en la noche de hoy.

Lejos de tener ese control buscado, Kubo sacó a pasear su varita mágica en los metros finales y dio un par de sustos a una zaga andaluza que los resolvió con buena nota. Y como suele pasar en el fútbol, el que perdona, lo acaba pagando. Tras un servicio de esquina de los nazaríes, Montoro colocó el esférico al corazón del área chica con el mimo característico, dónde, quién si no, Carlos Fernández cabeceó a gol para darle la puntilla al Mallorca y poner a soñar a Granada con escuchar el himno de la Europa League a partir del próximo curso.

Tras el gol de Carlos Fernández, el ariete cedido por el Sevilla continuó siendo un dolor de muelas para una zaga local que solo pudo parar a base de patadas. En una de ellas, Sedlar se pasó de la legalidad permitida y Estrada Fernández no tuvo más remedio que expulsarlo. Si le quedaba algo de vida, Sedlar acababa de poner a fin a cualquier esperanza del Mallorca de seguir en la máxima categoría del fútbol español.

La desesperación del Cucho se vio escenificada en un gesto enrabietado del cafetero que reventó el banderín de córner justo antes de ser sustituido por Abdón Prats en la última intentona de Vicente Moreno por salvar, como mínimo, un punto. Gil Dias ingresó por Machís en clave granadinista para acabar de cerrar el triunfo y mantener viva la llama europea de cara a la última cita del curso.

Con el Mallorca volcado, Gil Dias sirvió en bandeja el tanto a Carlos Fernández, pero este quiso regatear a Reina para rizar el rizo, y se quedó sin opción alguna de poner la sentencia al choque. Una puntilla que tampoco colocó Antonio Puertas en el último minuto de la prolongación, pese a que batió en el mano a mano a Reina, el VAR anuló el tanto por fuera de juego del almeriense.

La última intentona del Real Mallorca quedó en vano y el Granada CF sumó tres puntos vitales de cara a seguir vivo en la pelea por disputar competición europea por primera vez en su historia. Por su parte, el Mallorca sella su descenso de manera matemática a Segunda División, solo un año después de regresar a la élite del fútbol español.  

Ficha técnica

RCD Mallorca (1): Reina, Pozo, Valjent, Raillo (Sedlar, 63’), Lumor, Baba, Salva Sevilla, Kubo, Dani Rodríguez, Budimir, Cucho (Abdón, 87’).

Granada CF (2): Rui Silva, Víctor Díaz, Germán, Martínez (Domingos Duarte, 45’), Neva, Eteki, Herrera (Carlos Fernández, 45’), Puertas, Fede Vico (Montoro, 63’), Soldado (Azeez, 75’), Machís (Gil Dias, 87’).

Goles: 1-0, Cucho (20’). 1-1, Víctor Díaz (46’). 1-2, Carlos Fernández (70’).

Árbitro: Estrada Fernández (comité catalán). Ha amonestado a los locales Budimir, Baba, Kubo y Cucho, y a los visitantes Yangel Herrera, Montoro, Machís y Puertas. Ha expulsado a los local Sedlar y Cucho.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada número treinta y siete de la Liga Santander.

 

VAVEL Logo