Coudet, la esperanza 'celtiña'
Coudet es el elegido para coger el relevo en el banquillo del Celta |  Foto: Julio C. Félix (VAVEL.com)

18 años después, los caminos de CeltaCoudet vuelven a encontrarse. Tras formar parte de la plantilla celeste la temporada 2002/03, una de las mejores de la historia del club, el 'Chacho' regresa a España para tomar el relevo a Óscar García Junyent. Su comedido no es otro que lograr dar un vuelco a la dinámica de un equipo necesitado de resultados y sensaciones.

No ha sido un inicio liguero fácil para los vigueses. Ya no sólo por su pobre bagaje, tan sólo 1 victoria y 4 empates en 9 partidos, sino por las sensaciones que desprende una escuadra sin ideas, incapaz de encontrar su seña de indentidad en ataque y excesivamente frágil en defensa. 

En este contexto llega el técnico bonaerense, avalado por una corta pero notoria trayectoria en Sudamérica. Durante sus cinco años de experiencia en los banquillos ha dirigido a Rosario Central, Xolos de Tijuana, Racing Club de Avellaneda y Sport Club Internacional de Porto Alegre. 

Fue en la Academia donde el 'Chacho' obtuvo sus mejores resultados. La temporada 2018/19 llevó al conjunto avellanedense a firmar una gran campaña, ganando Superliga Argentina y Trofeo de Campeones de la Superliga, y practicando un fútbol atrevido y eléctrico

Entrenador intenso y valiente, carácter "cholista". 

Como jugador, Eduardo Coudet destacó por ser un centrocampista volátil y muy intenso, dentro y fuera del campo. Se podría decir que su carácter y su manera de vivir los partidos recuerdan a otro ex-futbolista y actual entrenador de la Liga Santander: el "Cholo" Simeone.

Su etapa como jugador del Celta (la única del 'Chacho' en Europa) fue corta y desdichada. Llegó a la entidad en 2002, cedido por un River Plate donde tenía un rol muy protagonista, y se topó con la sombra de un Karpin recién firmado por la Real Sociedad y difícil de reemplazar. Además, se encontró con una competencia férrea en su posición: la del ruso Aleksandr Mostovói. Así pues, tras una primera vuelta con poco protagonismo, decidió volver a Sudamérica, donde sí tuvo una carrera exitosa

Como entrenador, todos los equipos que ha liderado hasta ahora han plasmado su filosofía con nota sobre el verde. De hecho, llega a Vigo después de rescindir contrato con un Sport Club Internacional líder de la Serie A brasileña, por delante de Atlético Mineiro, flamante campeón de América, y del poderoso Flamengo de Gerson y Filipe Luis, entre otros.

Su propuesta de juego se basa en la presión alta, constante y asfixiante, con el objetivo de robar el balón en campo contrario y sorprende al rival con un ataque eléctrico

Si bien es cierto que sus equipos quieren ser protagonistas a través de la posesión de pelota, en muchas ocasiones intentan desarmar la defensa rival con pases arriesgados y verticales. Y es que en el esquema de Coudet los laterales acostumbran a ser muy profundos, dando a los interiores libertad para cortar hacia dentro y generar espacios en la banda, para crear situaciones de superioridad ofensiva por los extremos.

La esperanza 'celtiña'

Tras un inicio tormentoso, el aficionado celtiña se encomienda a la personalidad del 'Chacho', con la esperanza de ver una reacción positiva en el equipo. 

Con mucha liga por delante y una plantilla que todavía no ha dado, ni de lejos, todo el rendimiento que por calidad puede dar, la figura de Coudet parece encajar con el perfil motivador que urge en el club, esa inyección de vitalidad esencial para encauzar el rumbo de la nave celeste. Llegó su momento y sólo el tiempo dictará sentencia. 

VAVEL Logo