El 'Principito' está de vuelta
Fotografía: @aguardado18

El 'Principito' está de vuelta, lo que, sin duda, es una alegría para Manuel Pellegrini y el cuerpo técnico al poder contar con Andrés Guardado para el compromiso del próximo lunes. El mexicano llega en el momento adecuado para reforzar al equipo, pues las lesiones de Canales y Fekir han dejado un centro del campo muy mermado. Este inconveniente plantea un enorme reto al míster, que tendrá que enfrentar los próximos partidos sin dos importantes fijos en sus alineaciones, y la vuelta del '18' puede ser clave para la reestructuración del cuadro bético de cara a los encuentros venideros. Unas jornadas que son de vital importancia ya que, después del parón de selecciones, es importante regresar con una victoria que afiance los ánimos y la confianza de los jugadores.

Guardado sólo ha disputado un minuto en lo que va de Liga por culpa de unos problemas físicos que lo han mantenido apartado de la dinámica, un verdadero hándicap para cualquier entrenador. Y es que, el mediocentro mexicano, desde que llegó al Benito Villamarín, ha sido un fijo para los dos entrenadores que ha tenido; primero,  en la etapa de Quique Setién, y, segundo, el año pasado, Joan Francesc Ferrer "Rubi". Lo tiene todo a favor para entrar en el equipo y demostrarle al técnico chileno que puede competir por un puesto en un centro del campo muy cotizado, y recuperar las sensaciones que le hicieron un imprescindible en el conjunto heliopolitano. San Mamés será una magnífica oportunidad. 

Muy querido entre la afición verdiblanca, Guardado puede ser una pieza fundamental esta temporada ya que, aparte de su calidad y técnica, aporta experiencia, carácter y liderazgo, unos valores importantísimos y que seguro sus compañeros agradecen tanto en el campo como en el vestuario; además, es ejemplo de generosidad en el esfuerzo, de los que suda la camiseta y se deja la piel hasta el último minuto, una cualidad que siempre debiera ser santo y seña del Real Betis. Siempre competir.

VAVEL Logo