San Mamés, asaltado por el Celta 14 años después
Los jugadores del Celta celebrando un gol. | Foto: La Liga.

La intensa lluvia de San Mamés recibía a un Celta que buscaba seguir su buena dinámica. Por su parte, el Athletic de Garitano esperaba amarrar  los tres puntos para dormir en puestos europeos, pero pagó cara su poca brillantez en ataque. Primero Hugo Mallo y después Iago Aspas se encargaron de certificar un triunfo, el cuarta en sus 55 visitas a San Mamés, que hace a los vigueses salir del descenso y llenar al celtismo de optimismo. Renato Tapia, figura destacada en la contención por parte de los visitantes.

El partido empezó muy parejo, y ningún equipo dejaba destapar sus puntos débiles. El Athletic comenzó dominando la pelota, con largas posesiones y sólido atrás, mientras el Celta de Vigo esperaba la propuesta de los rivales para actuar al contragolpe. En el minuto 4 vimos la primera ocasión a manos de Santi Mina, que envió un disparo escorado fácil para Unai Simón.

Los leones replicarían con una ocasión de Muniain tras un centro de Williams desde la banda, zona en la que el ariete español comenzaba a hacer daño a los celestes. Sin embargo, las ocasiones más claras seguían a favor de los de Coudet, con un tiro cruzado de Olaza que se escapó lamiendo el poste.

Llegando a la media hora de partido, con un Celta al que le costaba sacar el balón jugado por la alta presión de los vascos, Santi Mina consiguió provocar la primera amarilla del choque. El delantero aguantó el balón con el cuerpo, demostrando que es una de sus grandes facetas, y Unai Núñez le derribó por detrás.

Murillo y Williams pugnando un balón. | Foto: La Liga.
Murillo y Williams pugnando un balón. | Foto: La Liga.

Se acababa una primera parte aburrida pero muy táctica, que asimismo nos había dejado otro centro de Olaza que casi acaba en gol en propia meta. A la vuelta de los vestuarios llegaría el primer inconveniente de los locales, Yuri Berchiche abandonaba el campo por unas molestias para dar entrada a Balenziaga.

El premio a la constancia de los vigueses

El partido se comenzaba a abrir y el dominio se teñía de color celeste. Ante un Athletic que ya no aguantaba la presión de forma tan intensa, el equipo celtiña hacía más daño en tres cuartos de campo. Avisó con otro disparo cruzado de Olaza y, posteriormente, con un gol de Mina a pase de Aspas que acabó siendo anulado.

Sin embargo, en el minuto 61 llegaría el primer tanto visitante. Un centro al área acaba siendo cabeceado por Santi Mina, que prolonga para que Hugo Mallo anote con la testa el gol que los pondría por delante.

Los vigueses no se arrugaron pese a ir por delante, sino que seguían mordiendo en zonas de ataque. Vimos como Iago Aspas estuvo a punto de anotar un par de goles, si no fuera porque se le vio fallón en los controles y no supo resolver las que tuvo.

Control y finiquito

Aspas celebrando el 0-2. | Foto: La Liga.
Aspas celebrando el 0-2. | Foto: La Liga.

En el minuto 70, viendo que el partido se rompía y que los vascos podían dar el susto en cualquier momento, Coudet dio entrada a Aidoo por Nolito para sellar una línea de tres centrales que sostuviesen al equipo.

En el enésimo control de Aspas que se fue largo, Unai Simón se hizo con la pelota. Quiso pasarla con rapidez hacia Ander Capa. Brais Méndez, más listo que nadie, se adelantó para cortarlo y enviar un pase al corazón del área para que Iago Aspas marcase el segundo a falta de 12 minutos para que el reloj marcase el 90.

Finalmente, el Celta selló la victoria con bastante solidez atrás y sabiendo que el partido estaba finiquitado. Así llega la primera victoria fuera de casa para los gallegos, que dormirán fuera de los puestos de descenso varias jornadas después. Por su parte, el Athletic vuelve a perder tres jornadas después y se aleja de los puestos europeos.

VAVEL Logo