Derbi disputado en el Villamarín 
Lainez y Jordán / @RealBetis (Twitter)

¿A quién no le gusta el derbi sevillano? Un partido que todo aficionado del fútbol español señala en el calendario. Un partido en que no solo hay en juego tres puntos, sino el honor y el respeto en la ciudad de Sevilla. Por ello, los jugadores salen a por todas en esos 90 minutos. Un partido con mucha disputa siempre, y generalmente, brusco con bastantes faltas. En el derbi de esta tarde del 2 de enero, ha habido un total de 33 faltas, cinco amarillas para el Betis, dos para el Sevilla y dos penaltis para el conjunto verdiblanco. 

El encuentro ha concluido con un empate a uno en el marcador. El Sevilla se tiene que haber ido dando gracias por el resultado pues podría haber sido peor para ellos, mientras que el Betis no tiene que haber acabado muy contento. Los locales tuvieron varias ocasiones que le pudieron haber dado la victoria por más de dos goles. 

En la primera parte el marcador ha sido de empate a cero, pero ha sido un primer tiempo dominado por el equipo local, el Betis. Los de Pellegrini disfrutaron de varias ocasiones que les pudieron poner por delante. Un ataque constante en el campo del Sevilla. Durante los primeros 45 minutos, tuvieron un total de ocho disparos, cuatro de ellos bloqueados por la defensa sevillista y otros cuatro que se marcharon fuera, uno de ellos fue una ocasión clarísima de Nabil Fékir. 

En cambio, el Sevilla realizó un mal primer tiempo. A pesar de haber tenido mayor posesión, no generaron a penas peligro en el campo del Betis. Las bandas no causaban peligro, los centros a penas llegaban a su receptor y el único disparo lo realizó Joan Jordán en una falta lejana. 

Segunda parte igualada

La charla de Lopetegui en el descanso cambió la mentalidad del Sevilla, pues en el segundo tiempo los hispalenses jugaron mejor. Comenzaron a tener acercamientos más peligrosos, incluso, marcaron el gol a los tres minutos de salir. El gol llegó gracias a la presión de Ocampos a la salida de balón del Betis, el argentino provocó el error de Aissa Mandi, y En-Nesyri que recogió la pelota se la dio a Suso para el gol. 

El partido en el segundo tiempo estuvo muy igualado, con ocasiones para los dos equipos. A pesar de ello, el Betis tuvo mejores ocasiones, de ahí que Yassine Bounou cobrara gran importancia. Además, los de Heliópolis disfrutaron de dos penaltis a favor, el primero lo marcó Canales, pero el segundo chutado por Fekir, lo detuvo el portero marroquí. 

Los espectadores esperaban un partido disputado y bonito, y el derbi sevillano lo ha dado. Muchas disputas, goles, penaltis y paradas. Además de un encuentro igualado, un resultado también igualado, para así tener a toda la ciudad contenta con un reparto de puntos. 

VAVEL Logo