Análisis post: dos zarpazos de Mandi y Sanabria congelaron El Alcoraz
Fekir y Borja García luchando por un balón  | Foto: La Liga


El Real Betis visitó el Alcoraz en la jornada 18 para medirse al conjunto altoaragonés. Tanto el Betis como el Huesca necesitaban una victoria para entrar en calor de cara a la segunda vuelta. El partido olía a final sobre todo para los oscenses que tan solo suman una victoria en su casillero. El frío no pudo frenar a un Betis decidido a regresar Heliópolis con tres puntos más. El encuentro se decidió en los minutos finales con dos goles de los verdiblancos. El 0-2 deja al Huesca en la cuerda floja y relanza a un Betis que quiere enlazar una buena racha de resultados. Míchel fue el principal damnificado por el tropiezo de su equipo y a los pocos minutos de acabar el encuentro salió la noticia de su destitución. 

El Huesca no consigue dar con la tecla y el tiempo se le agota al recién ascendido. La falta de contundencia en las dos áreas están hundiendo a un Huesca que va cuesta abajo y sin frenos. La directiva ya ha tomado la decisión de no seguir contando con Míchel y espera ver un cambio de rumbo en la dinámica del equipo. En cambio el Betis dejó ayer a un lado los constantes problemas defensivos y completó un partido muy serio de principio a fin que le permitió alzarse con la victoria en tierras aragonesas gracias una vez más a un estelar Sergio Canales, el faro de este equipo.

El partido empezó con bastantes alternativas. El Huesca tenía más el balón, pero no generaba peligro en la meta de Claudio Bravo. Fueron minutos de tanteo y de adaptación al terreno de juego. Filomena dejó el césped de El Alcoraz bastante resbaladizo, duro y literalmente congelado. No era labor fácil adaptarse a las gélidas temperaturas de la ciudad aragonesa ni al estado del césped. Poco a poco el Betis fue haciéndose dueño y señor del encuentro y el Huesca no tenía otra alternativa que recular y defender las acometidas de los béticos esperando su oportunidad a la contra

El Betis volcaba el juego y el Huesca achicaba agua sacando alguna que otra contra peligrosa. Ruibal se convirtió en una pesadilla para Pedro López y los verdiblancos detectaron esa debilidad y llevaron el juego de ataque por la banda izquierda. El Betis ahogaba al Huesca con la presión adelantada y los de Míchel no lograban salir y coger aire. El Betis rondaba el gol, aunque con pocas ocasiones claras. Canales y Ruibal conectaban y el Huesca sufría. Rafa Mir lograba estirar al conjunto oscense con alguna contra que amenazaba la tranquilidad del meta chileno con algún chispazo en ataque.

Con el 0-1 el Betis pudo sentenciar, pero perdonó y al final acabó sufriendo tras la expulsión de un desdibujado Paul. Ontiveros asumió galones y tiró de calidad para tratar de darle al menos un punto a su equipo. Su desparpajo y su desborde acompañados de su gran trato de balón a punto estuvieron de golpear a los chicos de Pellegrini. Finalmente con el Huesca volcado en ataque, Sanabria puso el 0-2 con un remate perfecto a la altura del excelente centro de Fekir

El Betis mereció la victoria y el fútbol hizo justicia. Fue dominador del encuentro y el Huesca solo inquietó la portería bética en alguna contra aislada y en el arreón final liderado por Ontiveros. Un partido muy serio del conjunto bético que sirvió para hacerse con tres puntos que le acercan a Europa y que tienen que servir para encadenar una buena racha de victorias que le permitan salir de esa irregularidad en la que están inmersos los verdiblancos.

VAVEL Logo