Domingos Quina, un diamante en  bruto aún por explotar
Domingos Quina celebrando un gol. Foto: Watford FC

Se acerca el cierre del mercado de fichajes, y el Granada necesitaba incorporar jugadores ante el gran lastre de las lesiones, que sumadas al COVID-19 y al exigente calendario del conjunto nazarí esta temporada, estaban haciendo que muchos futbolistas, como Carlos Neva, estuviesen disputando un número récord de minutos en lo que llevamos de temporada. Por ello, y a la espera de la llegada de un lateral izquierdo, el Granada ha incorporado a Domingos Quina, centrocampista portugués nacido en Guinea Bisáu, de 21 años, procedente del Watford. Lllega en forma de cesión para lo que resta de temporada y con la intención de suplir la baja de Ramón Azeez, que, salvo sorpresa, acabará jugando en el Elche o en el Leganés.

Tras criarse en las categorías inferiores de Benfica y Chelsea, acabó recalando en las filas del West Ham United en 2016. Dos años después, Domingos Quina firmó por el Watford por cuatro temporadas, con un traspaso que supuso 1 millón de euros para el conjunto de las avispas.

El joven portugués ha sido internacional con las categorías inferiores de la selección lusa, campeón europeo sub-17 y sub-19, y ha jugado también en las categorías sub-18 y sub-20, por lo que se espera una gran evolución por parte del joven centrocampista y que, como su padre, Samuel Quina,  pueda llegar a jugar en la selección absoluta.  

El mediocentro ha disputado esta temporada 833 minutos, repartidos en 15 partidos, 14 de liga y 1 de EFL Cup.

Es un perfil de futbolista casi idéntico al de Ramón Azeez, un centrocampista llegador, con calidad y con un disparo muy potente, además es muy joven, algo que Diego Martínez puede gestionar muy bien gracias a su pasado como entrenador del filial del Sevilla FC.

VAVEL Logo