Ganar, ganar y ganar (0-1)
Imagen: LaLiga

El Betis visitaba el Ramón de Carranza para enfrentarse al Cádiz en la jornada 25 de LaLiga. Los de Pellegrini, que venían de vencer al Getafe y  buscarían los tres puntos para seguir en la pelea por los puestos europeos. Enfrente tendrían a un Cádiz que, pese a empatar el pasado domingo frente al Barcelona, necesitaría los tres puntos para asentarse en zona tranquila y alejarse de los puestos de descenso.

Si en los días previos ya se hablaba de que el Betis se haría dueño de la posesión, mientras el Cádiz le cedería el juego a la espera de alguna contra, esto no se separaba mucho de la realidad. O al menos de lo que el encuentro nos mostró en sus primeros minutos. El Betis sería el dueño total de la posesión, aunque sin todavía encontrarse con ninguna ocasión clara de gol.

La primera ocasión peligrosa llegaría pasados los primero quince minutos cuando Víctor Ruiz, con un muy buen disparo desde fuera del área que hizo a Ledesma a hacer una gran parada y mandar el balón a córner. El Cádiz intentaría segundos después replicar con una muy buena contra que la defensa Bética consiguió despejar cuando parecía que Salvi se quedaría solo frente Joel.

El Betis seguiría intentándolo a base de tocar y tocar hasta encontrar huecos en la defensa gaditana. Sería Miranda quien intentará una volea tras una jugada en la que Lainez consiguiera asociarse con Aitor aunque este no consiguiera enlazar bien la pelona y esta acabara cayéndole a Miranda que remataría sin peligro para Ledesma.

El Cádiz tampoco iba a estar los noventa minutos como si no le importara el encuentro. En el minuto treinta, cuando ya habían  intentado varías contras con Salvi como protagonista, los de la tacita de plata pusieron en problemas a la defensa del Betis que vio como Guido salvaba un balón en el área chica cuando ya parecía que Negredo iba a hacer el uno a cero.

Tras varias internadas de Emerson en el área cadista, la ocasión más clara llegó está vez del lado amarillo gracias un muy buen tiro de Salvi que hizo que Joel tuviera que estirarse abajo para evitar que la pelota entrara en la portería bética.

Entraba el encuentro en los últimos cinco minutos de la primera mitad, cuando tras un control exquisito de Aitor Ruibal, la pelota llegó a Canales, que mandó el balón rozando el palo de la portería de Ledesma cuando el Betis ya parecía celebrar el cero a uno.

Segundos después Rubén Sobrino respondería con la que sería hasta el momento la ocasión más clara del encuentro cuando, aprovechando un despiste de Víctor Ruiz, remató muy cerca de Joel que evitó que se adelantaran los cadistas.

Así se irían ambos conjuntos al descanso, tras una primera mitad en la que se podrían haber adelantado cualquiera de los dos, pero las ocasiones más claras habían estado en las botas de los amarillo.

Comenzaba la segunda mitad y la propuesta de ambos equipos no era muy diferente a lo que nos habían mostrado en la primera mitad. Tuvimos que esperar hasta el minuto 57 para ver la primera ocasión clara de la segunda parte. Llegó tras una jugada en ataque del Cádiz, que intentó sorprender a Joel con un tiro que pillaría a contra pie, pero que conseguiría detener el meta madrileño.

Manuel Pellegrini movía el banquillo en el minuto 60 y lo hacía para realizar dos sustituciones. Entrarían Joaquín y Juanmi por Aitor y Lainez. El malagueño no había tocado aún la pelota cuando ya había visto la tarjeta amarilla por una fuerte entrada sobre Iza Carcelén.

Era ahora el Betis quien estaba más cerca de abrir el marcador. Tras varias internadas por ambas bandas, era Guardado quien lo intentaba desde fuera del área obligando a Ledesma a esforzarse para despejar el esférico.

Sería entonces el turno de Cervera, que movería el banquillo retirando a Garrido y Negredo para meter en el campo a José Mari y Šaponjić, mientras en el Betis se preparaba para entrar Cristian Tello, que no tardaría en entrar sustituyendo a Loren Morón.

Con los cambios, el encuentro no cambiaría en exceso. Se acercaba el minuto 80 y el partido parecía estar abocado al empate. Ambos entrenadores volvían a mover el banquillo. En el Cádiz entrarían Cala, Alejo y Jairo por Fali, Salvi y Perez, mientras en el Betis entraba Rodri por Andrés Guardado.

Todo apuntaba a que el partido terminaría con un cero a cero cuando, al igual que la jornada pasada, el Betis se adelantara en los últimos minutos. Joaquín sacó en corto una falta lateral, que Emerson puso en la cabeza de Juanmi con un centro medido que el malagueño mandó al fondo de la red.

Era ahora el turno del Cádiz, que tenía que dar un paso al frente si quería sacar algo de este partido. Pese a esto, la ocasión más clara volvió a ser para el Betis con una muy buena contra que cortó el propio Ledesma cuando Miranda, que ya pisaba área, intentaba un pase de la muerte a Joaquín Sánchez.

No fue suficiente para el Cádiz, que intentó hacer en cinco minutos lo que no quiso hacer en los primeros ochenta y cinco. Parecía conformarse con el cero a cero y acabó llevándose una derrota frente al Betis.

El Betis vuelve a llevarse los tres puntos en un partido en el que no se encontró demasiado lúcido. Los de Pellegrini confían siempre hasta el final y parecen estar abonados a la victoria en partidos como este.

VAVEL Logo