El Sevilla le arrebata los tres puntos al Atlético de Madrid
Rakitic y Koke en la lucha por el balón / @SevillaFC (Twitter)

El Sevilla FC recibía al Atlético de Madrid en el Sánchez-Pizjuán. Un partido que llegaba lleno de emoción. Un duelo entre dos huesos duros de roer, dos equipos de Champions. Por un lado, el primero de la liga, el Atlético de Madrid, y por otro, el Sevilla que le gusta jugar contra los grandes, siendo uno más de ellos. Para los de Cholo ganar este tipo de partidos es de vital importancia, debido a que cada vez el Barça y el Madrid se les acerca más, y no pueden perder puntos si quieren la liga. 

Al poco de empezar, el Sevilla demostraría que se quería llevar los puntos. Avisó primero con un disparo cruzado de Suso. Marca de la casa del gaditano que obligó a Jan Oblak a despejar con los puños. 

Poco después del disparo del extremo del Sevilla, Rakitic cae dentro del área por un pisotón de Saúl, por lo que Gil Manzano indica penalti sin necesitar la revisión del VAR. El encargado de chutar era Lucas Ocampos, que desde los once metros intentaría dar la ventaja a su equipo. El disparo del argentino fue detenido por Jan Oblak que adivinó las intenciones de Ocampos y detuvo el tiro raso a la izquierda. 

A pesar de haber fallado un penalti, eso no le hizo daño al Sevilla, que siguió intentándolo. Los de Lopetegui intentaron disparos desde fuera del área, que no sorprendían a Oblak. También lo intentaron con algún centro, pero no eran capaces de ver portería. El Sevilla dominaba en la primera parte, pero el Atlético conseguía salir de vez en cuando. A pesar de ello, eran ocasiones sin ningún peligro, en las que Yassine Bounou no tuvo que intervenir. 

Segunda parte poco intensa

Durante los primeros minutos del segundo tiempo, el Atlético de Madrid salió con un carácter diferente. Los colchoneros apretaron a los hispalenses, pero eso no duró mucho, porque el partido se tranquilizaría durante muchos minutos. Ambos equipos tocaban a intentaban llegar a la portería contraria, pero los bloques defensivos hacían que el reloj pasara sin ocasiones claras. 

Pasado el sesenta de partido, los porteros volvieron a intervenir. Primero fue Bounou que tuvo que detener un golpeo de Koke. El capitán del Atlético de Madrid intentó aprovechar la segunda jugada de un córner, una volea desde la frontal del área que el marroquí paró con complicación. Más tarde, le tocaba a Oblak. El esloveno no tuvo mucha complicación con el disparo de Ocampos. El argentino recortó ante Hermoso y golpeó con su pierna izquierda, pero el golpeo acabó dirigiéndose al medio donde se encontraba Oblak. 

Casi llegado al setenta de partido, el Sevilla intentaba apretar al Atleti en su área. Entre Navas, Suso y Rakitic hicieron una jugada al puro estilo tiki-taka. Con esa serie de pases cortos consiguieron que el propio capitán centrara un balón pisando línea de fondo. El pase de Jesús Navas lo remató Marcos Acuña que consiguió enviar la pelota al fondo de la red y marcar el primero del partido. Además, ese gol era especial para el argentino, pues se trataba de su primer tanto con la camiseta sevillista. El gol levantó polémica por parte de los colchoneros, que se quejaban de que al comienzo de la jugada del gol, hubo una mano de Ocampos, por tanto, según el criterio de los del Cholo, el marcador no debería de haberse movido. 

Tras un momento de pausa para la validación del gol, Gil Manzano permitió que se continuara y el Atlético tuvo que aumentar su esfuerzo por intentar rascar un punto. Los del Cholo no conseguían llegar a la portería de Bounou por la labor defensiva de Koundé-Diego Carlos. Aún así, los rojiblancos antes de finalizar el partido tuvieron su mejor ocasión. Tras un pase de Luis Suárez a Correa, el delantero argentino del Atlético de Madrid golpeo ante Bounou, pero el marroquí con gran habilidad logró detener el disparo y mantener el 1-0. 

Finalmente, el partido concluyó con el resultado a favor del Sevilla (1-0), quien logró arrebatar los tres puntos al Atlético de Madrid. Los hispalenses se llevaron un triunfo que no solo lo celebran ellos, si no también el Barcelona y el Real Madrid, ya que con la derrota del Atleti, pierden la ventaja que tenían frente a los rivales más cercanos al liderato de la liga. 

 

VAVEL Logo