Pasado por agua
Paulino al corte del esférico ante Jimmy. / Foto: LaLiga.

Derrota cruel y posiblemente inmerecida del Málaga CF en Oviedo. Caída de las que duelen, porque llegó en el último minuto, justo cuando el conjunto blanquiazul más cómodo se sentía y cuando más méritos había hecho para acabar con su maldición lejos de casa. La ley del exmalaguista se cumplió con Borja Bastón, que marcó los dos goles y le hizo un traje al malaguismo realizando un gran encuentro y sobre todo con mucho acierto de cara a portería, algo que en la Costa del Sol, empieza a preocupar.

Porque en el Carlos Tartiere de Oviedo, el Málaga CF fue de menos a más. Demostró que sin intensidad y sin competitividad no es nadie, pero también que si aprieta y corre, puede llegar lejos. Tras una primera parte para olvidar en la que se vio sobrepasado en todos los aspectos por el conjunto local, completó una segunda más certera y esperanzadora. Sin embargo, una acción casi asilada del equipo de Ziganda tras dos remates a la madera del Málaga CF para llevarse el triunfo, acabó en derrota. Fue una moneda al aire y salió cruz. Aún así, el camino emprendido en la segunda mitad es el que hay que seguir y aunque se trunque la racha de cinco partidos sin perder, es previsible que jugando así haya más victorias que derrotas.

José Alberto López, JAL,  posiblemente ante otra semana intensa con tres partidos, movió al equipo y le dio los primeros minutos de juego a Chavarría. Pero lo hizo de titular. También sentó a Brandon, titularísimo, y no dio opción a Peybernes. El Málaga CF lo acusó, porque la falta de ritmo del argentino y la desidia de Jozabed fueron un lastre en la primera línea de presión. 

Primera parte terrorífica

Así que la puesta en escena malaguista no fue la esperada. Un equipo espeso de ideas, lento de movimientos y sumamente previsible en cada acción se vio superado por un Real Oviedo más enchufado y con más ganas de llevarse los puntos. Aún así, el primer aviso fue de Paulino, con un disparo lejano que se fue rozando el palo en el minuto 5 de la primera mitad.

Pero a partir de ahí, desconexión total. El Real Oviedo cerró líneas de pase, estuvo atento a segundas jugadas y presionó la salida de balón lo suficiente como para crear un cortocircuito malaguista. Jozabeb no aparecía y Chavarría era una isla. Y Kevin volvía a estar muy vigilado.

Borja Bastón comenzó a ganar protagonismo. Y tras un par de avisos, acertó a rematar en la caja en un córner donde de cabeza ganó en el salto a Lombán concretamente en el minuto 20. Premio justo para los locales, que habían buscado con más intensidad el gol. No reaccionó el Málaga CF hasta el final de la primera mitad, cuando un disparo lejano de Genaro se fue rozando la escuadra.

Movimientos

A la vuelta de vestuarios, José Alberto López movió el equipo. Retiró a Chavarría y a Jozabed e incorporó a Haitam y Brandon. Y comenzó a crecer con juego, más desborde y más presencia en el campo rival con Paulino creciendo por dentro. Apretó el bloque y vio cómo comenzaba a dar sus frutos. El primer acercamiento llegó en un disparo de Kevin en el 67 escorado, que fue casi la antesala de gol del empate. Una falta lateral que colgó Víctor y Genaro, libre de marca, la remató con la testa en el minuto 74 de partido..

Reaccionó el Real Oviedo, con un disparo potente de Pombo que respondió Dani cuando se jugaba el minuto 78 Pero el Málaga CF ya había dado un paso al frente en busca de la victoria. Quedaba un final épico por delante y más con la lluvia, que hacía acto de presencia a lo grande. La primera de las dos grandes ocasiones la tuvo Haitam, que con un centro la envió al larguero en el 87. Y un minuto después, una magnífica acción de Antoñín se encontró con el palo y se paseó por la portería sin remate. 

Merecía el Málaga CF la victoria, pero encontraría la derrota. Porque en ese toma y daca que se había convertido el partido, el que tuvo al goleador ganó. Fue el exmalaguista Borja Bastón el que de cabeza, con un centro de Jimmy, remataba a placer y libre de marca para sellar el triunfo en el minuto 90. Demasiado castigo para un Málaga CF que fue de más a menos. Demasiada crueldad, aunque sin tiempo para pensar ya hay que mirar al duelo contra la Real Sociedad B el próximo jueves. 

Ficha Técnica:

REAL OVIEDO: Femenías; Lucas, Costas, Dani Calvo, Mossa (Pierre, 82’); Sangalli (Jirka, 73’), Jimmy, Brugman (Luismi, 93’), Viti (Matheus, 82’); Obeng (Pombo, 73’) y Borja Bastón.

MÁLAGA CF: Dani Martín; Víctor Gómez, Juande, Lombán, Cufré (J. Jiménez, 67’); Escassi (Ramón, 72’), Genaro; Paulino, Jozabed (Brandon, 46’), Kevin (Antoñín, 67’); y Chavarría (Haitam, 46’).

GOLES: 1-0 (20’): Borja Bastón. 1-1 (74’): Genaro. 2-1 (90’): Borja Bastón.

ÁRBITRO: Saúl Ais Reig (C. Valenciano). Al frente del VAR, David Pérez Pallas (C. Gallego). Mostró cartulina amarilla a David Costas (16’), Mossa (73’), 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 13 de la Liga SmartBank en el Nuevo Carlos Tartiere de Oviedo ante 8.300 espectadores.

VAVEL Logo