Otro chascazo para los de Simeone
Simeone hoy ante el Granada. Fuente: Atlético de Madrid

Simeone cumple diez años, se dice pronto, al frente del conjunto rojiblanco. Un cumpleaños que sin duda recordará. El técnico compuso un once dentro de sus posibilidades, y teniendo en cuenta las numerosas bajas del primer equipo. Aún así, salió con Joao para darle esa chispa que quizá necesitaba su equipo en el inicio de los partidos anteriores.

Arrancaba el partido en Granada con el Atlético en busca de una victoria tras la racha negativa que venía arrastrando. No se completaba el minuto jugado cuando ya forzaban el primer córner. Los madrileños salieron a por todas y así fue. Joao, después de sus dos últimos encuentros notables, hacía el primero de la noche. Le bastó con un control orientado para ganar en velocidad a su par, amagar hacia medio y cruzar el balón raso a la portería de Maximiano.

Una vez en ese punto, el conjunto nazarí dio un paso al frente y se adueñó del esférico durante la mitad de la primera parte. Con buenas combinaciones entre líneas y posesiones largas, querían darle otra cara al partido. En el minuto 17, una pérdida del Atlético en cancha rival provocaría el empate. Una contra rápida y con pocos toques desembocaba en el costado izquierdo, donde Darwin Machís se orientaría hacia su pierna dominante sacándose de la manga un zurriagazo espectacular imposible para Jan Oblak.

Los minutos restantes sirvieron para que los de Simeone se sintieran más cómodos con el balón y se asentaran en el campo de su rival. Pero no hubo ocasiones destacadas hasta los últimos minutos. En el 38' Machís le servía un centro bombeado al área a Luis Suárez, el cual intentó sorprender de tacón sin mayor peligro. Por parte del Atlético, el segundo de la noche del talento portugués en el 45', pero que sería anulado por una falta previa en el salto con Suárez.

Joao disparando a puerta. Fuente: Atlético de Madrid
Joao disparando a puerta. Fuente: Atlético de Madrid

Comenzaban los segundos cuarenta y cinco minutos con el primer cambio: Víctor Díaz le daría el relevo a Arias, que se marchó lesionado al túnel de vestuarios tras una carrera por el balón. Los colchoneros sacaron el gen ganador y ya avisaban con algún que otro remate peligroso a portería. Llegado el cuarto de hora del partido, Joao probaba suerte desde fuera del área con otro zapatazo, con la mala fortuna de que se estrelló en el poste y salió escupido hacia un jugador rival. Otra contra rápida y matadora pondría el 2-1 en el marcador por obra de Jorge Molina. El VAR entró y la posición era legal.

Simeone agitó el partido con tres cambios en el 67', Correa, Cunha y Héctor Herrera, y, a partir de ahí, el partido se convirtió en un asedio rojiblanco. Los locales se organizaron bien atrás y buscaban finiquitar el partido con algún contragolpe más. Como sus dos primeros goles. El Atlético seguía generando sin fortuna, y en los diez últimos minutos llegaron un par de ocasiones claras. En la primera, Lemar centraba al segundo palo para que Ángel Correa rematase a placer, pero se marchó desviado. El mismo francés fue quien, en la segunda, mandaba un centro al área que se terminó envenenando para el arquero portugués. El rechace cayó en Cunha, el cual tampoco la envió entre los tres palos. Los nazaríes pudieron hacer el tercero con un remate del colombiano Suárez que despejó el guardameta esloveno.

Finaliza el partido en Los Cármenes con el Granada subiendo tres puestos en la clasificación, lo que les da un poco de tranquilidad de cara a las vacaciones navideñas. El Atlético no levanta cabeza y se les pone cuesta arriba LaLiga ¿Volverán los de el Cholo más fuertes tras el parón?

VAVEL Logo