Análisis post Levante vs Barcelona: Luuk de Jong al rescate
Foto: FC Barcelona

Si se hubiera realizado una vista previa del partido, seguro que todo el mundo tendría en mente un contexto muy parecido al que ha ocurrido en el día de hoy. A pesar de estar en horas bajas, el Levante siempre propone un fútbol muy ofensivo, aquel que a cualquier aficionado le gusta ver.

El conjunto granota supo aprovechar los errores defensivos del cuadro culé, pero cuando te relajas ante un equipo con tanta calidad debes saber que no te va a perdonar.

  • Inicio muy dubitativo

Tras el empate cosechado en tierras alemanas, el cuadro culé llegaba algo confuso al Ciudad de Valencia. Los primeros minutos parecían decantarse para los pupilos de Lisci, puesto que el FC Barcelona no había entrado de la mejor manera posible al encuentro. Algún que otro pase errado y una posible falta de comunicación entre los jugadores, hacía que la afición granota se volcara de lleno con su equipo en busca de tres puntos excesivamente importantes. 

  • Tres penaltis claros

Es poco común ver a la defensa del Barça cometer tres penaltis en un mismo partido y menos con tanto en juego. El primero llegó tras un error inusual de Dani Alves, que derribó a Son después de que este realizara una pared con Radoja. Morales no perdonó. Con el resultado en contra, llegó el segundo penalti, en este caso Eric García impactaba el balón con el brazo tras la salida de un corner. Ter Stegen adivinó las intenciones de Roger y todo quedaba en un susto. El tercer y último fue de Lenglet, el francés cometió un error infantil debido a su falta de ritmo competitiva.

  • Hay más allá de un simple once

Es lógico ver a un futbolista con cara de pocos amigos si no sale en el once titular. No obstante, en muchos casos son más determinantes aquellos jugadores que salen desde el banquillo con la etiqueta de 'revulsivo' que los que están de inicio. 

Un claro ejemplo lo tenemos con la salida de Pedri y de Gavi desde el banquillo. De sus botas llegó el segundo tanto para el conjunto blaugrana, donde los dos canteranos protagonizaron una increíble jugada para batir a Cárdenas. 

Si analizamos la plantilla del FC Barcelona jugador por jugador, es imposible obviar la importancia y lo determinante que ha sido la figura de Luuk en varios partidos. La mayoría de las veces como suplente, el holandés ha sabido aprovechar las ocasiones. Su juego aéreo le ha dado varios puntos al equipo en la recta final de los partidos. 

  • La unión del vestuario 

Para que un equipo alcance el éxito debe estar unido fuera y dentro del campo. La sensación que se respira últimamente en la Ciudad Condal es de unión y fortaleza. No solo se ve la conexión que hay entre los jugadores, sino que el cuerpo técnico partido a partido demuestra estar muy por la labor de hacer las cosas bien. Tan solo hay que fijarse en como cada acción en la que el conjunto blaugrana sale victorioso se celebra con una alegría inmensa. Todos se funden en un fuerte abrazo con Xavi en el 2-3 de Luuk de Jong.

  • Un levante tocado pero no hundido

Una de las cosas más bellas del fútbol es que cada día te brinda una nueva oportunidad. A falta de 7 jornadas el conjunto granota se encuentra penúltimo, a 7 puntos de la salvación, las buenas sensaciones que está desprendiendo el equipo en las últimas jornadas no son suficientes para salir del descenso, por lo que deberán seguir luchando hasta el final. Como punto positivo es el estado de forma de José Luis Morales. Hoy de nuevo volvió a deleitar al público con sus carreras interminables, el de Getafe tiene una aceleración digna de jugador de top.

 

VAVEL Logo