La falta de gol condena al Sevilla FC
Fuente: Sevilla FC

A principios del presente año 2022 las expectativas con los de Julen Lopetegui apuntaban a temporada grande. El conjunto andaluz acababa de realizar una primera vuelta ilusionante que incitaba a sus seguidores a pensar en títulos. Con LaLiga en un puño y vivos en Copa y Europa League, el Sevilla FC comenzaba el año con la inesperada llegada de Anthony Martial. El jugador llegaba cedido del Manchester United hasta final de temporada, alimentando así, en gran medida, la ilusión sevillista por llegar lejos en la campaña 21/22. 

El tridente Martial/En-Nesyri/Ocampos se antojaba intratable y los aficionados se frotaban las manos ante lo que podía venir. La posterior llegada de En-Nesyri de la Copa de África y totalmente recuperado de su lesión, suponía otra gran noticia para el club rojiblanco. Pero, nada más lejos de la realidad, los resultados han sido negativos y decepcionantes. 

Martial, una decepción

El atacante francés se incorporaba al conjunto andaluz como la incorporación más novedosa del mercado invernal. A pesar del papel secundario realizado en el United, su llegada al Sevilla FC suponía una dosis extra en la zona ofensiva que iba a servir para catapultar al equipo a nivel ofensivo. Cuatro meses después, podemos estar hablando de uno de los peores fichajes que se recuerdan en la entidad. Martial no solo no ha cumplido las expectativas, sino que ha sido nulo para el equipo. Ha jugado ocho partidos y todavía no ha estrenado su casillero goleador como sevillista, lo cual dice mucho de su rendimiento. 

Por su parte, En-Nesyri está negado de cara a gol y su rendimiento no tiene nada que ver con la temporada pasada. El marroquí ha sido víctima de las lesiones y apenas ha podido ayudar a su equipo esta campaña. Con Ocampos, más de lo mismo. El argentino está muy lejos de su mejor nivel y tampoco se le espera esta temporada. 

En-Nesyri celebra su gol ante el Levante UD
En-Nesyri celebra su gol ante el Levante UD

Aun así, y a pesar de las duras eliminaciones de Europa y Copa del Rey, el equipo ha conseguido el objetivo marcado a principio de temporada: obtener una plaza para la próxima Champions League. Con esto conseguido, los de Lopetegui buscan ahora una segunda plaza en liga que les permita disputar la próxima Supercopa de España en Arabia Saudí, permitiéndole optar a un nuevo título.

A pesar del evidente declive ofensivo, las estadísticas están del lado del Sevilla. La temporada pasada marcó 53 goles al término de la misma, mientras que en este curso tiene 51, restando aún cuatro partidos, lo que indica que superará con creces la cifra goleadora del pasado curso.

VAVEL Logo