El Barça Femení tiñe el Afredo Di Stéfano de azulgrana goleando 0-4 al Real Madrid
Las jugadoras celebrando un gol en el Alfredo Di Stéfano| Foto: FC Barcelona

La jornada ocho de la Liga F se cerraba con un enfrentamiento históricamente considerado un Clásico, pero que en el fútbol femenino todavía está dando los primeros pasos.

El estadio Alfredo Di Stéfano acogía un duelo que solo tuvo un color y fue el azulgrana. Las catalanas se impusieron por cero goles a cuatro, los tantos fueron de; Crnogorcevic, Patri, Aitana y Rolfö, dos en cada parte. 

Jonatan Giráldez apostaba por la siguiente alineación; Paños en portería, Paredes, Mapí León, Bronze y Rolfö en defensa. Patri, Walsh y Aitana en la medular. Crnogorcevic, Pina y Geyse en ataque. 

Posesión y goles en un gran primer tiempo

El conjunto azulgrana salió al partido como una apisonadora y tardó menos de dos minutos en tener la primera ocasión; Geyse remataba desde el interior del área pequeña y Misa despejaba a córner. En el saque de esquina, Patri Guijarro se hacía con un rechace y estrellaba el balón en el palo. El Madrid no aguantaría más y a la tercera fue la vencida, Patri, esta vez como asistente, ponía un balón medido a la cabeza de Crnogorcevic para que la futbolista suiza marcara el primero. Todavía no se habían cumplido ni cinco minutos.

Con el 1-0 el Barça no cesaba en sus ataques y buscaba el segundo. De nuevo, Crnogorcevic dispondría de una ocasión con un mano a mano que ganaría Misa haciendo una gran parada. Posteriormente, Licy Bronze remataba un centro de Geyse,  a pesar de estar delante de la portería le salió desviado. 

Tras un inicio con un ritmo altísimo por parte del equipo de Giráldez, el Real Madrid logró contener los ataques del Barça. La posesión y la iniciativa seguían siendo de las visitantes, pero las ocasiones disminuyeron. Las fuerzas estaban más igualadas y las blancas, pese a ir perdiendo, lograron minimizar los daños.

En el tramo final del primer tiempo llegaría la primera ocasión de las locales. Un error en la zaga culé dejaba Esther sola ante Paños, la delantera se precipitó en  el remate, no sabía que estaba libre de marca. Y justo antes del descanso llegaría el 2-0 tras un saque de esquina servido por Mapí, el balón lo controlaría Patri en el área pequeña y marcaba el segundo.

El "nuevo clásico" solo tuvo un color

El segundo tiempo empezó con el mismo guion que el primero, la ambición y el hambre de las azulgranas sorprendió nuevamente al  Madrid. El tercer tanto no tardaría en llegar, Crnogorcevic cedía con la cabeza atrás para que Aitana lograra un remate algo mordido pero efectivo. La centrocampista azulgrana celebraba el tanto besándose el escudo ante la mirada de Florentino Pérez, que por primera vez en la temporada venía a ver a su equipo. 

Antes de cumplirse la hora de encuentro, un  error en la salida de balón del Barça provocaría la segunda ocasión de las locales en todo el partido. Claudia Zornoza sacaba un remate ajustado que se estrellaba en el palo. Contra las azulgranas perdonar sale caro y las culés castigarían a las merengues con el cuarto. Tras una serie de rechaces, un despeje de la defensa blanca reboto en Rolfö y el esférico se introducía en la portería. 

Con el 0-4 en el marcador, ambos equipos parecieron firmar una tregua y pocas ocasiones más dejaría el encuentro. El Barça no hizo haciendo un partido brillante, pero lo cierto es que no les hizo falta brillar para sobreponerse de manera clara a su rival.  Todo lo que tenían que hacer bien, lo hicieron.

VAVEL Logo