Sufrida victoria del Real Madrid ante los leones de San Mamés
vía Twitter @realmadrid

Un San Mamés repleto hasta la bandera fue testigo de un duelo de leones. El partido protagonizado por el Real Madrid y el Athletic fue digno de ver para los 49136 espectadores que abarrotaban las gradas rojiblancas, número que establece nuevo récord de asistencia en el Nuevo San Mamés. 

A pesar de que el Real Madrid ganó al Athletic por 0-2, el partido no fue cómodo para los blancos, que sufrieron durante varios tramos del partido. Carlo Ancelotti sorprendió en la alineación, con Ceballos, héroe tras su buen partido ante el Villarreal, Camavinga y Valverde en el medio, y Asensio acompañando a Vinicius y Benzema arriba. El partido comenzó con un Athletic muy fuerte, con una alta presión y un remate de cabeza de Paredes que paró Courtois. Una vez transcurrida la primera mitad de la primera parte, Ceballos y Camavinga comenzaron a adueñarse del balón.

Gol de Benzema, que iguala a Raúl González

Karim Benzema avisó con un disparo que se fue por encima del travesaño, hasta que en el minuto 24 una jugada entre Ceballos, Valverde y Asensio pusieron el gol de Benzema en el marcador. Ceballos abrió en banda para Valverde, que se la puso a Asensio, quien remató de cabeza, pero le salió un pase atrás para Benzema que, sin dejar caer el balón y de espaldas a la portería, remató potente para poner el 0-1. Gol que servía para que el francés igualara a Raúl González como segundo goleador del equipo. Desde la victoria contra el Valladolid el 30 de diciembre, el Real Madrid no comenzaba un partido de Liga por delante en el marcador.

Tras el descanso, el Athletic salió con todo para intentar igualar el marcador. Nico Williams tuvo el gol en sus pies, pero el tiro se le fue desviado, a pesar de que tuvo todo el tiempo del mundo para controlar. Cuando parecía que estaba a punto de llegar el empate, Asensio tuvo la ocasión más clara del Real Madrid en la segunda parte. El pase de Valverde le dejó solo en el área, pero el tiro cruzado del mallorquín se fue rozando el palo derecho.

En un momento del partido en el que Vinicius volvió a ser el centro de las protestas por parte de la afición y jugadores rivales, el Athletic puso el empate en el marcador, pero el linier anuló el gol de Iñaki Williams por fuera de juego posicional de Guruzeta. Unos minutos después, el balón se paseó por el área pequeña de Courtois sin encontrar rematador.

Kroos marcó el gol de la tranquilidad

El Real Madrid volvía a pasar por momentos complicados y Carlo Ancelotti realizó los primeros cambios, se retiraron Ceballos, Asensio y Vinicius y entraron Modric, Kroos y Rodrygo. Estos dos últimos fueron los encargados de poner el 0-2 en el marcador. Una pared entre Valvelde y Rodrygo que pasó atrás hacia Kroos para que el alemán rematara de primeras, raso y ajustado al palo, como ha marcado tantas veces. Era el gol de la tranquilidad para el Real Madrid, justo en el último minuto. El Athletic intentó maquillar el resultado con una jugada entre Iñaki Williams y Guruzeta, pero el balón se le quedó atrás y el remate, muy forzado, se fue por la parte izquierda de la portería de Courtois.

La portería volvió a quedarse a cero

El final de partido sirvió para demostrar que el Real Madrid supo sufrir y golpear en los momentos duros del partido, cuando el Athletic mejor estaba y parecía que iba a llegar el empate en el marcador. Además, el conjunto blanco dejó, de nuevo, la portería a cero, algo que no sucedía desde el partido en Copa del Rey contra el Cacereño.

VAVEL Logo