Tras el parón de selecciones, que algunos equipos reciben con alegría, otros con indiferencia y, para otros, es un tremendo incordio, los clubes nacionales volverán a la competición doméstica este fin de semana. Y también lo hará, por supuesto, el Atlético de Madrid.

El conjunto de Simeone volverá este sábado al Metropolitano para enfrentarse al Mallorca, de la misma forma que lo hará el próximo 23 de diciembre, justo dentro de un mes, para disputar el partido aplazado contra el Sevilla debido al temporal que allá por el inicio de LaLiga azotó la capital de España. Pero, entre un encuentro y otro, el club rojiblanco disputará la friolera de seis partidos más en este periodo de tiempo. 

Estos seis partidos pueden significar un antes y un después en la temporada colchonera. Los de Simeone deberán dejar resuelta su clasificación para la Champions League visitando el siempre complicado campo del Feyenoord y posteriormente recibiendo a la Lazio. Dependiendo de los resultados, el Atleti podría ser primero de grupo (puesto actual), segundo e incluso tercero, algo que nadie quiere oír ni por asomo en el Metropolitano tras la debacle de la temporada pasada en esta competición, donde ni siquiera se consiguió un billete para la Europa League al acabar como cuarto clasificado del grupo.

En LaLiga, habrá dos partidos más en casa frente a Almería y Getafe, marcados en el calendario como "Obligado ganar" debido a la entidad del rival pero bien sabe el aficionado colchonera que fácil de ganar en esta "santa casa" no hay nada. Por otro lado, se tendrán que afrontar dos salidas durísimas, la primera a Montjuic para visitar al FC Barcelona que, pese a que no acaba de dar con la tecla en su juego, se mantiene arriba en la tabla, y a San Mamés para hacer lo propio con el Athletic Club, equipo extremadamente correoso en su feudo.

Ocho partidos clave antes de Navidad que el Atlético tiene que resolver para que a nadie se le atraganten los polvorones.

VAVEL Logo
Sobre el autor