Este viernes vuelve la actividad al Estadio José Zorrilla y este miércoles ha sido el turno de Paulo Pezzolano, quien ha hablado en la previa del choque ante el Real Oviedo, un rival que tiene un estilo similar al Sporting de Gijón, un equipo que deja jugar. "Obviamente el juego de uno depende siempre del rival. Contra el Sporting nos favoreció un poco, fuimos más verticales, había más espacio para nuestro juego, se generaba oportunidad de gol, fue diferente. Quedó una sensación mucho más positiva".

"Ahora viene un Oviedo que intenta jugar mucho, que habrá más espacio, así que creo que se puede dar un lindo partido como fue contra el Sporting, pero nada más que espero llevarnos los tres puntos, que creo que el partido pasado nos lo merecíamos y ojalá que lo podamos lograr en este partido".

"Es un muy buen equipo, maneja muy bien la pelota, un equipo vertical, que llega mucho por fuera, centra mucho…, así que nosotros veremos lo nuestro, como te digo. Valoramos mucho lo de fuera, pero nosotros también estamos muy bien. Saben que no te pueden dar tanto espacio".

"Vamos a jugar contra un gran equipo. Es uno de lo los mejores, así lo viene demostrando. Es un equipo que ha perdido poco desde que llegó el entrenador y tiene buenos jugador. Tenemos que hacer un excelente juego para llevarnos los tres puntos".

El equipo lleva siete de los últimos ocho partidos in ganar. "Ganar es todo. Ganar los tres puntos sima mucho y van pasando las fechas y necesitas ganar, sin duda, pero bueno, estamos trabajando, los jugadores están trabajando para eso y esperemos que salga todo bien y consigamos los tres puntos que es importante en casa y empezar a sumar de tres porque para lograr el objetivo necesitamos sumar de tres".

En cuanto a las lesiones que se están dando en la recta final de la semana: "Lesiones no hay tantas. Sí la de Moro, que le va a llevar cinco o seis semanas, pero estamos trabajando para recuperarlo. Ahora el porqué de tan pocos minutos de Moro, es un jugador muy explosivo, que a veces no entendían porque no jugaba de inicio, porque es el tema de las cargas que vamos manejando".

"Los jugadores están entrenando bien, se trabaja intenso. Si ven el equipo cuando presiona, como mantiene la intensidad lejos de la portería. Eso lleva un gran trabajo, lleva un desgaste en el día a día, que después lo crecen en el juego. Eso genera que jueguen al límite".

"Anuar y Moro fueron en el último día de entrenamiento. Últimamente no estamos escondiendo mucho. Después, Escudero e Iván venían cargados, pero venían bien, pero luego fueron decisiones técnicas, si entraron o no, pero están todos bien en ese sentido".

Quien reaparecío en El Molinón fue Marcos André, quien ya está disponible para el míster. "Podemos contar con él durante más minutos. Viene trabajando muy bien, evolucionó muy bien, así que nada, queremos contar con algunos minutos más. Yo creo que ya está y puede estar de inicio".

¿Dónde está el éxito de la temporada? "El éxito se va viendo. La palabra éxito es muy amplia, pero se va viendo de muchas maneras. Hoy en día se va logrando ese éxito despacio, como se elige el trabajo, como le digo como van creciendo los jugadores día a día, como le digo como va creciendo en la institución. Esa es una manera de ir llegando hacia donde vos quieres".

"En el mundo somos básicos, si ganamos somos buenos, si perdemos somos malos. Si ascendemos somos espectaculares y si no ascendemos, fuimos todos espantosos y desastrosos, esa es la realidad del mundo del fútbol, en un gran porcentaje".

"¿Qué es lo que tenemos que lograr el Real Valladolid y todos lo queremos? El ascenso. Si no se logra el ascenso, es un fracaso y es una palabra muy profunda también. Pero sin duda, queremos ascender y tenemos que ascender. Yo creo en este club, lo que está haciendo, se merece el ascenso".