Cuatro días para cambiar el rumbo

La Arandina afronta desde el jueves hasta el domingo dos partidos (Copa RFEF y Liga) con la ilusión de cambiar la mala dinámica en la que parece haberse instalado

Cuatro días para cambiar el rumbo
Emilio Ferreras, dirigiendo un encuentro de la presente campaña / Ángel Rodríguez (arcalle.com)

Después de un sonoro comienzo con cuatro puntos sumados de seis posibles, la Arandina arrancó con buenas expectativas esta temporada. Sin embargo, las circunstancias parecen haber cambiado en el seno del club ribereño, que encadena tres derrotas consecutivas y ha encajado ocho goles en los dos últimos encuentros, dejando entrever una inseguridad defensiva palpable que está condenando a la escuadra de Emilio Ferreras. Ahora, los burgaleses han de afrontar dos encuentros en cuatro días que, en caso de ser resueltos favorablemente, bien podrían cambiar la dinámica y reforzar psicológicamente al plantel blanquiazul.

El primer compromiso tendrá lugar este jueves ante el Villaralbo de Tercera División en la Copa RFEF. Los zamoranos son colistas del grupo octavo y han recibido severas goleadas, por lo que no se espera una sorpresa en el duelo que desde las 20 horas medirá a villaralbinos y arandinos. Todo hace indicar que la clasificación para la Fase Nacional de esta competición deberá resolverse entre Arandina y Atlético Astorga.

Sin embargo, el choque más importante llegará el domingo. La escuadra ribereña visitará desde las 18 horas a la SD Ponferradina en 'El Toralín'. Un equipo recién descendido que parece haber despertado de su mal inicio y cuya plantilla está diseñada para alzarse con el título liguero. Y aunque pueda parecer misión imposible asaltar el fortín berciano, es el escenario perfecto en el que la Arandina podría cambiar su dinámica y volver a pegar un golpe encima de la mesa.

Y es que después de visitar al cuadro de Manolo Herrero, los de Emilio Ferreras recibirán en 'El Montecillo' a otro de los máximos aspirantes al título por capacidad monetaria y plantilla, la Cultural y Deportiva Leonesa. No puntuar en ambos choques supondría un duro revés para una escuadra que actualmente se encuentra en puestos de descenso y que encadenaría así cinco derrotas consecutivas. Por ello, el plantel burgalés obrará en consecuencia y tratará de buscar las 'cosquillas' a ambos conjuntos, con la firme ilusión de recuperar las buenas sensaciones y volver a puntuar de tres. Misión compleja, pero no imposible.