Un Levante ordenado confirma la crisis del Sevilla

El Sevilla no pudo pasar del empate ante un Levante que supo leer el partido de principio a fin, incluso tuvo la oportunidad de ponerse por delante. A pesar de la vuelta de Berizzo en el banquillo sevillista, el equipo hispalense se dio contra un muro en el último partido del Pizjuán en el año.

Un Levante ordenado confirma la crisis del Sevilla
Ganso no fue decisivo en este partido. Foto: LaLiga.
SEVILLA FC
0 0
LEVANTE
SEVILLA FC: SERGIO RICO; ESCUDERO, KJAER, LENGLET, MERCADO (JESÚS NAVAS, MIN. 77); PIZARRO, GANSO (MUDO VÁZQUEZ, MIN. 67), BANEGA, CORREA (MURIEL, MIN. 80), SARABIA; BEN YEDDER.
LEVANTE: OIER; CHEMA (CABACO, MIN. 82), POSTIGO, PEDRO LÓPEZ, ANTONIO LUNA; LERMA, CAMPAÑA, LUKIC, MORALES, ENES UNAL; JASON (SAMUEL, MIN 89).
MARCADOR: SIN GOLES.
ÁRBITRO: IGLESIAS VILLANUEVA (GALLEGO). AMONESTÓ A CAMPAÑA (MIN. 47), LUKIC (MIN. 50), ANTONIO LUNA (MIN. 60), LENGLET (MIN. 72),
INCIDENCIAS: PARTIDO DE LA JORNADA 16 DE LALIGA SANTANDER ENTRE EL SEVILLA Y EL LEVANTE DISPUTADO EN EL ESTADIO RAMÓN SÁNCHEZ PIZJUÁN, SEVILLA.

El Sevilla volvió al Sánchez Pizjuán después del severo castigo que sufrió en la jornada anterior ante el Real Madrid, pero el gran protagonismo de lo llevó el míster Eduardo Berizzo tras la vuelta a los banquillos debido a una enfermedad. La parroquia sevillista le dio una calurosa bienvenida con el apoyo de todo el mundo del fútbol. En el Pizjuán se presentó el Levante con el fin de dar la sorpresa y cortar la dinámica negativa que el equipo de Juan Ramón López Muñiz está atravesando.

El partido, que fue rico en ocasiones, acabó en empate a cero ante dos equipos que le cuesta mucho hacer gol. Los sevillistas no pudieron levantar el ánimo y volvieron a dejarse puntos ante un Levante con más oficio, que le vale oro este empate.

Las ocasiones estuvieron muy repartidas entre ambos equiposEl míster sevillista decidió hacer unos cuantos cambios con respecto a la jornada anterior. Escudero y Ganso fueron las principales novedades del equipo titular. En el equipo contrario, López Muñiz puso el sistema habitual del equipo con un Enes Unal ya habituado en el equipo. El reparto de la posesión del balón estuvo fue muy igualado entre los dos equipos, ya que el Sevilla intentó controlar más el juego y el Levante quiso sorprender a los sevillistas al contragolpe. Estrategia habitual de los equipos que visitan el Sánchez Pizjuán en esta temporada.

Posesión repartida para ambos

El partido comenzó con un juego tímido para ambos. El equipo local fue dueño del balón durante los primeros minutos del encuentro como normalmente propone el Sevilla en el Pizjuán. El Levante estuvo muy atento a los primeros acercamientos de los rojiblancos con una defensa ordenada. De hecho, a pesar de las ocasiones locales, la primera gran oportunidad del partido lo protagonizó el equipo valenciano tras un contragolpe en el que varios jugadores se quedaron mano a mano con Sergio Rico, pero Enes Unal no fue capaz de batir al portero sevillano tras una parada magistral. A partir de ahí, el Levante se lo creyó y empezó a estar más cómodo en el campo.

Tanto que a partir de ese momento se acercó con más elaboración que los de Berizzo, que vieron cómo en un tramo del partido empezaron a verse inferiores al Levante. Los azulgranas trataron de tú a tú al Sevilla ante la necesidad de puntos en la clasificación.

Partido muy disputado por ambos equipos. Foto: Getty Images.

Pero el Sevilla también respondió a las ocasiones en un partido que empezó a tener mejor pinta. Ben Yedder creó peligro dentro del área en un tiro que la defensa levantinista mandó a córner. Poco a poco el partido mejoró en oportunidades para cada uno, como la de Sarabia fuera del área tras un gran pase de un compañero desde el otro campo, pero Oier mandó el balón a córner nuevamente. También estuvo a punto de marcar el Levante en un disparo de falta de Jason que Sergio Rico lo despeja en un rebote con el palo de la portería. Y de palos iba el asunto, pues Mercado también le dio al travesaño en un centro de córner. El gol podría llegar para cada equipo pero la primera parte acabó 0-0 y el equipo local se fue al vestuario con el enfado de la afición por el juego mostrado.

Un Sevilla sin ideas ante un Levante sabio

El segundo tiempo comenzó con dos tarjetas amarillas al Levante. Una a  Campaña tras una entrada dura y otra a Lukic por cortar un contragolpe sevillista. Pero también hubo otra ocasión del Levante, cuyo balón de Jason se fue arriba a la izquierda de la portería defendida por Sergio Rico. Pero el Sevilla respondió con una gran ocasión de Ben Yedder tras un pase sensacional de Sarabia dentro del área. Oier estuvo atento parando ese disparo del delantero francés.

El Sevilla, con la afición, se animó y fue en búsqueda del gol mientras el reloj corría. El Levante fue de más a menos en el partido pero su intención era la misma, dejar que el Sevilla mande en la posesión y esperar algún contragolpe de los visitantes. Volvió a gozar de ocasiones aunque se vio más manejado por un equipo que buscaba más el gol en la segunda parte.

El Sevilla no pudo ante el Levante. Foto: LaLiga.

Los cambios empezaron a llegar, y en el minuto 67 Berizzo decidió cambiar a Franco Vázquez por Ganso, el brasileño se llevó una ovación mientras que el argentino fue muy pitado por la parroquia sevillista. Minutos después, López Muñiz cambió al tarjeteado Lukic por Rober Pier, un cambio más ofensivo, pues los valencianos empezaron a creer en sus posibilidades.

Pasaba el tiempo y el conjunto andaluz empezó a quedarse sin ideas para golpearle a un Levante muy ordenado, pero Ben Yedder en el minuto 75 estuvo a punto de hacer el primero al quedarse solo mano a mano con el portero, pero éste estuvo atento para mandarlo a córner. Así las cosas, Berizzo fue a por el partido haciendo un cambio ofensivo, Mercado se fue para darle paso a Jesús Navas y así poder jugar el último cuarto de hora, el ingreso al campo del palaciego es importante, ya que se convierte en el jugador con más partidos en la historia del Sevilla. A partir de ahí, el equipo local fue a la desesperada pese a las interrupciones en el encuentro. Y Berizzo agotó su último cartucho al introducir a Muriel para darle más dinamita al ataque.

Los últimos minutos fue un asedio de los locales con grandes ocasiones para poder marcar, pero no encontró la manera. Se vio atropellado por la defensa del rival y por sí mismo, que antes los nervios pudo más el corazón que la imaginación, pero el partido acabó en empate a cero ante el disconforme de la afición.

El Levante se agarra en la zona de permanencia con un punto valioso mientras que el Sevilla sigue quinto en la clasificación alejándose cada vez más de los puestos de Champions League.