Kiko Martínez se proclama Campeón del Mundo al derrotar a Jonathan Romero en 6 asaltos
Imagen: sport.interia.pl

El Reveal Hotel Casino de Atlantic City (New Jersey) acogió la que sin duda será una pelea que pasará a la historia del Boxeo Español. Se disputaba el título de la Federación Internacional de Boxeo del peso supergallo, en poder del invicto colombiano Jonathan “el Momo” Romero. Constituyéndose ésta pelea, como la primera defensa del título por parte del colombiano ante el español Kiko “la Sensación” Martínez.

El Boxeo Español necesitaba de un emisario en tierras americanas, un campeón con bandera española que lo situase en lo más alto, otorgándole la relevancia que se merece tanto a escala nacional como internacional. Kiko Martínez tenía la oportunidad de lograrlo y así lo hizo.

La estrategia para lograrlo se cimentaba en dos objetivos bien determinados, entrar en la corta distancia donde la superioridad en altura del colombiano dejaba de ser una ventaja para convertirse en un inconveniente y una vez en ella, bombardear aprovechando la pegada de Kiko Martinez. El combate dio comienzo.

El guión del Campeón Jonathan Romero era mantener en la media distancia al español mediante su jab y si lograba eludirlo, contraatacar y volver a la distancia que le fuese favorable. Así fue desde el primer tañido de la campana hasta que el colombiano encajo unas duras manos que le obligaron a retroceder y empezar a usar su juego de piernas, para evitar ser embestido por los feroces ataques de Kiko. El español vio que sus manos llegaban fuertes por lo que cada vez presionaba más, no daba un respiro al colombiano que se escurría por el cuadrilátero y en ocasiones, se quedaba para intercambiar golpes para demostrar los galones de campeón, pero se le veía incómodo y obligado a buscar un boxeo más dinámico para encontrar su distancia. Este sería el ritmo del combate en los tres primeros episodios.

Sería en el cuarto asalto cuando el aroma a KO fluía en el ambiente. Kiko Martínez cada vez llegaba más y con mayor contundencia, y Jonathan Romero había perdido movilidad debido al gran castigo que estaba sufriendo. En varias ocasiones, el español puso contra las cuerdas al colombiano, lanzando potentes golpes que hacían tambalearse al invicto campeón. Termina el asalto y se puede apreciar que el colombiano está cortado en una de sus cejas. Su esquina ya presagia lo peor.

En el quinto asalto, se repite el guión de entrar y destruir, pero en esta ocasión la resistencia del colombiano está muy maltrecha y los potentes golpes de Kiko, hacen que el campeón se tambalee y peleando por evitar un golpe que lo haga hincar la rodilla en la lona. El fin por la vía rápida está cada vez más cerca.

Da comienzo el sexto y último asalto, Kiko Martínez sale como una autentica locomotora con destino al Titulo IBF. El bombardeo que lanza el español es durísimo y prueba de ello, es que el invicto campeón apenas ofrece resistencia y trata de encontrar un hueco por donde salir de ese tormento. Pero la lluvia de golpes no cesa, Kiko Martínez se ve Campeón por lo que aumenta la intensidad y la dureza de sus ataques. No hay defensa por parte de Jonathan Romero y el juez de la contienda se ve obligado a detener la pelea. Un nuevo Campeón del Mundo de bandera española, ha nacido.

A pie de ring, Max Kellerman, comentarista de la HBO, felicita a Kiko Martínez y realiza una serie de preguntas, a las que Kiko respondió con total naturalidad: “Es un sueño, que me pellizquen porque no me lo creo. El comentarista, Michael Buffer, ha dicho mi nombre (Gestos de incredulidad). Es un sueño”  y dejo claro contra quien quiere medirse: “Quiero enfrentarme a Nonito Donaire”

Ahora es tiempo de saborear la victoria y sobre todo, saber valorar lo que supone tener un Campeón del Mundo entre nosotros. 

VAVEL Logo