'Sophomore QBs': el talento de los de segundo año
Goff, Kessler y Lynch en imagen. Los tres intentarán convertirse en el QB1 de sus equipos (LA Rams/Nfl.com)

La posición de QB es la más importante en el fútbol americano. Claramente, si no tienes un mariscal que te de la seguridad de que tomará buenas decisiones, probablemente a tu equipo no le vaya muy bien. En todo caso, pregúntenle a los Browns de Cleveland, que desde 1999 han probado con casi una treintena de hombres en los controles de la ofensiva, sin éxito.

Jugar en esta posición no supone una edad límite (Tom Brady cumplió 40 años hace unos días y no parece que vaya a bajar su ritmo de competencia), pero si es bueno tener a alguien joven en los controles del ataque, ya que puedes proyectar sobre ese mariscal. Este año hay QBs de segundo año que se perfilan para ser titulares y otros que van a buscar arrebatarle el puesto a jugadores de más experiencia. Estos últimos tendrán que asentarse esta pretemporada, tal como lo vienen haciendo varios novatos.

Si hablamos de mariscales en su año de sophomores, el más destacable obviamente es Dak Prescott. Novato del año en la temporada 2016, el producto de Mississippi State es la cara de la esperanza en Dallas. Tras el retiro de Romo, Prescott tomó las riendas de una ofensiva llena de armas y la llevó a ser el mejor equipo de la NFC, con vuelta a los playoffs incluida. A sus 24 años, supo conformar un dúo impresionante con otro novato como es Ezekiel Elliot. 23 touchdowns, más de 3600 yardas, solo cuatro balones interceptados. Esos números, sumados a su capacidad de mover las cadenas, hacen de Dak tal vez el QB con mejor proyección a futuro en la liga.

Otro que será titular –al menos por este año- es Carson Wentz. La segunda selección global del Draft de 2016 tuvo una temporada de novato con altibajos (16 TDs, 14 INTs), pero se ha asegurado su puesto de trabajo para este año. Philadelphia, teniendo el talento que tiene, es una franquicia que necesita ganar para demostrar que viene haciendo bien las cosas. Y Wentz podría ser tranquilamente el QB que los lleve a algo más que un partido en la semana de Wild Card.

Al principio de esta nota se mencionaba a los Cleveland Browns. Tal vez la franquicia con menos suerte en estos últimos años va a tener una competencia interesante en la posición más importante del juego. DeShone Kizer es un novato que asoma y que viene sorprendiendo en esta pretemporada. Pero ha sido confirmado como titular para la Semana 1 otro QB de segundo año que ya había visto acción el año pasado: Cody Kessler. El ex QB de USC sorprendió a todos el año pasado haciendo el papel que tendría que haber hecho Robert Griffin III y, a pesar de no ganar muchos partidos, dio por momentos tranquilidad ocupando el centro de la ofensiva.

Denver Broncos también confirmó quien será su QB titular esta semana. Trevor Siemian se hará cargo de una ofensiva que tiene que volver a ser funcional a la gran defensiva que tiene la franquicia de Colorado. Pero… ¿Qué pasa con Paxton Lynch? Selección de primera ronda en el 2016, el hombre que supo brillar con los Memphis Tigers tuvo muy poca acción en su primera temporada, tapado por el papel que cumplía Siemian. Lo cierto es que Lynch entrena para ser el titular, pero enfrente tiene un QB que conoce muy bien el sistema y quiere asegurarse un trabajo estable en la liga.

Por último, y parece impensado, hay que hablar de la primera selección global del Draft 2016: Jarred Goff. El QB surgido de Cal tuvo una temporada de novato muy irregular. No sería la primera vez que el prospecto elegido en primer lugar se convierte en un jugador descartado,  pero Goff va camino a eso. Sean Mannion ha estado a mucho mejor nivel que él en esta pretemporada, a pesar de que lo del chico californiano no fue un desastre. Tal vez añadiendo un par de armas ofensivas, el juego de Jarred mejore, pero solo se puede especular sobre él y estos Rams de Los Ángeles.

VAVEL Logo