El regreso de "The Demon" Finn Bálor
Balor entrando a SummerSlam. | Foto: WWE

Baron Corbin no lo podía creer y estaba en total desacuerdo con lo ocurrido el domingo en SummerSlam. Su combate contra Finn Balor se había pactado para el evento más grande del verano y en el papel no parecía ser uno de los más atractivos de la noche, pero el talentoso luchador irlandés lo convirtió en uno de los momentos más memorables de la noche, trayendo nuevamente a la vida a "The Demon". 

Tras la entrada de Constable Baron Corbin, los presentes en el Barclays Center de Brooklyn se emocionaron cuando las luces se fueron y los latidos empezaron a sonar en el recinto, indicando que no sería Bálor en su faceta "humana" quien lucharía contra el abusador Corbin. 

Cubierto de la pintura corporal, el demonio volvió a escena por primera vez desde TLC del año pasado cuando derrotó a AJ Styles en un combate que era inicialmente contra Bray Wyatt, pero quien se ausentó por motivos de salud. Con el macabro personaje, Bálor derrotó sin piedad y sin dejarle hacer un solo movimiento efectivo a Corbin, quien quedó impactado por la potencia del alter ego del irlandés. 

Con la victoria contra Baron Corbin, The Demon se mantiene invicto desde que Bálor ascendió al roster principal en 2016, mismo año en que luchó por el título universal y se coronó campeón en su primer PPV contra Seth Rollins, ayudado por el demonio. A pesar de una primera aparición llena de gloria, Bálor tuvo que renunciar al campeonato 24 horas después por una lesión que le apartó medio año de los cuadriláteros. 

Bálor contra Corbin. | Foto: WWE
Bálor contra Corbin. | Foto: WWE

Su otro personaje quedó ausente por un buen tiempo, hasta que se enfrascó en una rivalidad con Bray Wyatt, quien invocó al demonio para SummerSlam del año pasado, siendo Bálor el vencedor tras una nueva demostración de talento y con poca piedad. La misma rivalidad se mantuvo hasta TLC, cuando el irlandés y Wyatt medirían fuerzas, el hombre asombroso iría acompañado del demonio y el Devorador de Mundos sería representado por Sister Abigail, pero esta lucha no se llevó a cabo por la enfermedad de Wyatt. AJ Styles tomó su lugar y realizaron una lucha de ensueño, en la que Bálor salió vencedor tras un duro pulso. 

The Demon quedó en el olvido por un largo tiempo, el oriundo de Irlanda se dedicó a promover el Bálor Club for Everyone, un mensaje de apoyo a la comunidad LGTB. Sin anuncio previo y contra todo pronóstico, The Demon salió a escena en SummerSlam para batir a Corbin que había sido una gran piedra en el camino de Bálor. 

El demonio se mantiene invicto en el máximo circuito de WWE, siendo la faceta más confiable de Finn Bálor, aunque desde que se lesionó, no ha tenido mayores luchas estelares, siendo parte del mid card. En el semillero, hasta la fecha, mantiene el reinado más largo con el campeonato de NXT, aunque sí perdió en algunas ocasiones a pesar de ser ayudado por The Demon King. 

Sacado del sótano, puede ser que nuevos días de gloria lleguen tanto para Finn Bálor como para su maligno alter ego. 

VAVEL Logo