Los Blues y los Bruins se reúnen en una final 49 años después
Bobby Orr anota el gol que le dio la Stanley Cup a los Bruins en 1970 | Foto: gannett-cdn.com

Los Blues y los Bruins se reúnen en una final 49 años después

La última final por la Stanley Cup entre el equipo de St. Louis y el de Boston data del año 1970, donde por entonces jugaba un tal Bobby Orr para los Bruins.

gabifdez
Gabriel Fernández

Ver la famosa foto de Bobby Orr anotando el gol que ganó la Stanley Cup en 1970 para vencer a sus St. Louis Blues no le trae malos recuerdos a Scotty Bowman. "En realidad no", dijo el legendario entrenador. "Porque no tuvimos una gran oportunidad de ganar esa serie".

Orr y sus Boston Bruins barrieron por completo a los Blues de Bowman en esa serie. Ahora, 49 años después, Boston está en su tercera final en nueve temporadas y St. Louis vuelve por primera vez desde 1970, pero esta revancha de Bruins-Blues es un enfrentamiento entre dos de los mejores equipos de la NHL si se contara desde el 1 de enero.

"Ahora está más nivelado", dijo Bowman. "(Los Blues) No dan muchos espacios por los extremo, y por supuesto que su portero ha estado fuera de las luces".

Tras barrer a los Carolina Hurricanes en la Final de la Conferencia Este, los Bruins son favorecidos en la serie que comienza el lunes en Boston. El jugador de alto nivel, Tukka Rask, es el favorito para ganar el Trofeo Conn Smythe como MVP del playoff. Brad Marchand está haciendo uno de los mejores playoff de su vida con 18 puntos en 17 partidos, y hay una mezcla de veteranos del equipo ganador de la Stanley Cup de 2011 y jugadores nuevos ansiosos de que sus nombres queden grabados en la historia de este trofeo.

"Creo que a medida que envejeces, lo aprecias aún más, y te das cuenta de lo difícil que es llegar a este punto. Solo avanzar, agradecer y llegar a este momento", dijo el center Patrice Bergeron. "Pero luego volvemos al trabajo y hay mucho que hacer delante de nosotros".

A diferencia de la final de 1970, cuando los Bruins aplastaron a los de St. Louis nada más entrar en el hielo, estos Blues no desaparecerán enseguida. Se levantaron el 3 de enero y empezaron a ganar 30 de sus últimos 45 partidos para llegar a los playoffs, donde vencieron a los Winnipeg Jets, los Dallas Stars y los San Jose Sharks.

Bowman, quien ha entrenado a un récord de nueve campeones de la copa, solo en los últimos días se dio cuenta de que los Blues no habían estado en la final desde que estuvo allí. Conoció a su esposa, Suzanne, cuando ella era enfermera en St. Louis y tiene una debilidad por este equipo debido a las conexiones con sus ex jugadores: el consultor y entrenador asistente Larry Robinson y los embajadores Bob Plager y Brett Hull.

También le gustan todas las líneas de jugadores que tiene. "Todos son grandes, cada uno de ellos", dijo Bowman. "La defensa es muy grande y tienen una más que correcta agresividad. No tienen un montón de penalizaciones". Los Blues y los Bruins se encuentran entre los equipos más disciplinados en los playoffs, lo que les ha ayudado a alcanzar este objetivo. 

Boston ha tenido una semana y media de descanso desde que finalizara su eliminatoria con Carolina, mientras que para St. Louis solo ha tenido seis días. Bowman, durante su carrera como entrenador, recordó haber hecho que sus jugadores fuesen a entrenar de noche para mantenerlos en el ritmo, pero no hay un sustituto real para la rutina de los playoffs. "No puedo creer cuánto tiempo van a tener para asentarse", dijo Bowman. "Es todo un truco porque estaban en en todo lo alto".

VAVEL Logo