Guía: ISU Skating Awards 2020 (III)
Medvedeva antes de patinar ''Memoirs of a geisha'' / Fuente: GettyImages

Para engancharse a cualquier deporte, este tiene que entrar por los ojos del espectador de la mejor forma. Como el mejor filme en cartelera, disfrutar de ver competiciones de cualquier tipo es un auténtico placer sensorial.  

En los anteriores artículos ya hemos hablado del lado humano, de las personas que hacen del patinaje el deporte que es. Pero es con el trabajo de todas estas cuando se materializa en forma de lo que podemos disfrutar nosotros, lejos del frío del hielo.  

Es por eso que las últimas categorías que vamos a comentar en VAVEL.com de los ISU Skating Awards son las de mejor vestido y programa más entretenido. Porque no hace falta conocer nada acerca de quiénes hay detrás del patinaje para engancharse, solamente recibirlo a través de los ojos.  

  • Best costume

De entre una larga lista de posibles nominados, como en las demás categorías, tres son los nombres elegidos por prensa y público. Shcherbakova, Hanyu y la pareja formada por Chock y Bates.  

Comenzando por los últimos, los vestidos nominados al trofeo de la ISU son los de la danza libre. Un tenue verde en él y un vestido con mucha pedrería en ella intentan transmitir la esencia oriental y sugerente que conforman su programa

El vestido del programa largo de Yuzuru Hanyu, en un estilo repetido por el patinador, es el segundo nominado. Acompañando a la perfección a su patinaje, con un color morado intenso, y ribetes con tonos marrones, sumado a cierta pedrería, el vestido de Yuzuru tiene relación con el folclore japonés.  

Esto se debe a que su programa, ‘’Seimei’', se centra en la figura de el astrólogo japonés llamado así, que velaba por la seguridad del emperador. Así, su vestimenta imita el anochecer nipón, hasta que, a la altura de su cintura, ese morado se funde a negro, llegando así la noche cerrada.  

Y por último se encuentra la única rusa novata no nominada a Best NewcomerShcherbakova. Su vestido, en verdad, son dos. Durante la primera parte del programa, Anna lleva un vestido azul, con un cinturón dorado. Este atuendo recuerda a la Rusia zarista, pomposa y brillante.  

Pero tras una flying camel a mitad de programa, su vestido cambia y se vuelve rojizo hasta terminar el programa. Esto es honor a la pieza que patinaba, ‘'Gnoissenne No.1: The firebird’’, de un compositor, al igual que ella, ruso, Igor Stravinsky.  

  • Most entertaining program

El jurado elegido por la ISU tendrá que decidir cuál ha sido el programa más entretenido de esta temporada. Entre una lista muy larga, sólo tres programas quedan dentro de la selección. Fuera, programas como el largo de Nathan Chen, un homenaje a varios temas de Elton John; el también FS de Jason Brown, con ‘’Schindler’s List’’; o el de Trusova, en honor a ‘’Game of Thrones’’. Dentro se han quedado un programa corto, una danza obligatoria, y un programa largo. ¿Cuál será el mejor? 

Primeramente, hay que hablar del programa corto de Kevin Aymoz. Con ‘’The question of U’’, de Prince, consiguió quedar tercero en la final del Grand Prix. Una vestimenta canalla, imitando una camisa vaquera y unos pantalones negros, acorde con su coreografía.  

Este francés, entrenado por John Zimmerman y Silvia Fontana, tuvo una mala experiencia antes de empezar su programa en Turín, una equivocación con la música, pero nada le consiguió frenar.  

Con un cuádruple toe empieza su programa, sin perder de vista a los jueces, canalla y desafiante. Con todos los saltos bien hechos, no tuvo reparos en divertirse con su secuencia de pasos, coordinándose como pocos con la música, y divirtiendo al público en cada movimiento.  

Lejos de programas cortos más lentos y sofisticados, Aymoz sorprendió, entretuvo, y consiguió colocarse después de Chen y Hanyu, logro que no debe ser desprestigiado. Pero, ¿es el mejor programa de estos tres? 

Para saberlo, nos tenemos que ir al segundo de los programas nominados, la danza obligatoria de Guillaume Cizeron y Gabriella Papadakis. A diferencia de a lo que nos tenían acostumbrados, su programa es rítmico y divertido. Ellos ya tienen la tranquilidad de saber hacer programas refinados, y ahora han demostrado que pueden mantener de principio a fin la energía que supone una danza de estas características.  

Sin perder las fuerzas hasta el final, esta danza obligatoria con tintes ochenteros, dista mucho de los otros programas contra los que competían, más pausados y convencionales. Con la banda sonora de la serie ‘’Fame’’, obtuvieron una amplia victoria en la final del Grand Prix, y la nominación a los Skating Awards.  

Y aunque parezca que esta categoría se vaya a quedar en Francia, nada más lejos de la realidad. La última nominada es la rusa Evgenia Medvedeva, por su programa largo con la música de ‘’Memorias de una geisha’’.  

La patinadora confesó que desde hace unos años se estaba preparando para hacer este programa, pero no se sentía aún preparada para hacerlo. Segunda en la Rostelecom Cup, este es su segundo año siendo entrenada por Brian Orser y Tracy Wilson

Con su icónico estilo particular, la moscovita interpreta su programa de una manera delicada y elegante. Todo es ayudado por su vestido, con una clara inspiración a los kimonos de las geishas niponas.  

Con un triple lutz empieza el FS, que da paso a una animada secuencia coreográfica, en la que los guiños al folclore japonés, y a la película cuya BSO está patinando, son infinitas. Esta misma, que acaba con un doble axel, coincidiendo con un decrescendo en la música, y da paso a un festival de saltos combinados por parte de la rusa

La coreografía, de Shae-Lynn Bourne, acompaña perfectamente a la intensidad de Medvedeva sobre el hielo, manifestada, sobre todo, en su secuencia de pasos. Con otra gran exhibición, la emoción al ver el programa va en aumento hasta el final. 

A la doble ganadora del Grand Prix, se le notan las ganas de seguir superándose y de mantenerse en la cima, y su rostro no lo puede maquillar. Aunque en los nacionales rusos de esta temporada sufriera un duro percance y no pudiera patinarlo, nadie debe olvidar ni todo el arte escondido en su programa largo, ni en su persona.  

Quién se hará con el trofeo en cada categoría es un misterio hasta el día 11, pero mientras tanto, siempre queda tiempo para seguir viendo patinaje. Queda menos para que el deporte vuelva, y todo volverá con más ganas. 

VAVEL Logo