Colorado a un paso de la gran final por la Stanley Cup
J.T Compher marcó el gol ganador | Foto:papernewslive.com

(0) Edmonton Oilers 2-4 Colorado Avalanche (3)

La expectativa estaba en saber si los Oilers podrían acortar las distancias con los Avalanche contando con el resguardo de su propio estadio y su público, y podrían agarrarse a una eliminatoria de la que venían tocados tras su primer paso por Denver. Después de este partido, la respuesta corta es no.

Y es que las lesiones que no han dejado fuera, pero que limitan a Darnell Nurse y Leon Draisaitl, no se curan por jugar en casa, porque se echa de menos ese juego moviendo el puck hasta encontrar el tiro de Zach Hyman, y porque en definitiva, Colorado Avalanche está demostrando en esta serie que está una marcha por encima y es capaz incluso de anular la magia,  de Connor McDavid.

El capitán de los Oilers recibió un pase luchado en la valla de Hyman, y con su manejo endiablado el stick se hizo sitio entre los defensas de Colorado que le obstaculizaban y batió a Pavel Francouz, que de nuevo era titular, que no tuvo opción ante la habilidad del delantero. A los 38 segundos Edmonton mandaba en el marcador, con jugada de su hombre franquicia, todo eran sonrisas en el Rogers Place.

Pero los propios Oilers se encargaron de estropear su momento de iniciativa, Evander Kane cargaba ilegalmente contra Nazem Kadri que golpeaba duramente la valla. un cross checking que enviaba al 91 de los Oilers cinco minutos al banquillo de castigados, aunque no al vestuario directamente, como si le ocurrió al 91 de los Avalanche que quedó fuera para el resto de partido.

Los Oilers aguantaron el chaparrón de esa larga superioridad numérica con dos paradas de Mike Smith que lo reivindican como portero NHL, pero este power play sirvió para que los visitantes se centraran aunque ya en el cinco contra cinco no inquietaron mucho la portería de Smith. Los Oilers mientras no estuvieron en inferioridad estuvieron muy presentes en la zona de Colorado, pero sin forzar a Francouz mientras se consumía el primer periodo.

Pero justo en la jugada en la que Colorado consiguió plantarse de manera estable en la zona de Edmonton, hicieron circular el disco por la misma sin que los locales consiguieran despejarlo, hasta que llegó a Nichushkin, y su tiro tocaba el stick de Nurse dejando sin opciones de salvarlo a Mike Smith, empate a uno. Valeri Nichushkin salía de nuevo del segundo plano para poner el partido sobre los raíles a su equipo.

El segundo periodo comenzaba con ese empate a uno, pero Nichushkin aparecía de nuevo tras un faceoff ganado por su equipo en el círculo izquierdo, para poner a Colorado por delante. El partido entraba de manera decidida en la tónica general de la serie, de que solo ocurre lo que Colorado quiera que pase.

Pero si hay algo que Edmonton Oilers está demostrando, es que a pesar de la adversidad ni ceden ante ella, y así, Ryan McLeod a los 7:34 del tercer periodo, conseguía llevar a cabo una de esas transiciones rápidas que su equipo está echando de menos en esta eliminatoria y entre tres jugadores de Colorado encontró el espacio para marcar y llevar el partido al empate a dos.

Pero cinco minutos después llegó la jugada que en diez segundos podría resumir este partido y la serie. Un tiro de Evan Bouchard que daba en el poste, el disco rebotado salía hacia la zona neutral, a la que llegaba un fresco J.T. Compher que salía fresco de la nevera y ganaba la batalla por el disco a un Bouchard que estaba a final de relevo, plantándose delante de Smith y colándole el disco entre las guardas. 3-2, gol ganador del partido, el esfuerzo final de Edmonton solo sirvió para que Rantanen marcara a puerta vacía el que remataba el resultado.

Las declaraciones de los Oilers iban todas en el mismo sentido, no ha acabado la serie, pero a pesar de su muestra de voluntad y de lucha, Colorado que ya era un equipo difícil de batir jugando al cien por cien, se convierte en imposible en las circunstancias actuales.

VAVEL Logo