Anuario VAVEL F1 2017: Sergio Pérez, su mejor año en la categoría
Fuente: Fotomontaje VAVEL

Sergio Pérez o más conocido como Checo Pérez ha cerrado la temporada 2017 de Fórmula 1 con más que buenas sensaciones si bien el piloto mexicano se ha apuntado una séptima plaza en la clasificación de pilotos -100 puntos- por detrás de los tres equipos en la cabeza (Mercedes, Ferrari y Red Bull). El de Force India –desde 2014- terminó la campaña con un séptimo puesto en Abu Dhabi pero agarrando su mejor marca, una cuarta plaza, en el GP de España. De este modo, el 2017 ha demostrado ser su mejor año como piloto de F1.

Entre el top 10

El Mundial de F1 comenzó con el Gran Premio de Austria donde Pérez se llevó la séptima posición para seguir y dar el salto al GP de China, Bahréin y Rusia donde además se colocó en la novena, séptima y sexta plaza respectivamente. Pero, eso sí, el mejor momento de la temporada para Sergio llegó en mayo, concretamente en el Circuit de Catalunya. Montmeló fue el escenario donde el de México rozó el podio después de fichar la cuarta posición por detrás del tridente formado por Lewis Hamilton, Sebastian Vettel y Daniel Ricciardo.

En este punto, el de Force India arrancó la gira por Europa aunque fue en Mónaco cuando pinchó: Pérez terminó decimotercero por diferentes tipos de problemas siendo además el primer evento de la temporada en el que se puso fin a la racha de 16 carreras para el mexicano puntuando. No obstante, la suerte brilló para su compañero de equipo: Esteban Ocon se puso, por primera vez, por delante de Pérez –duodécima posición-.

Pero eso sí, con la entrada del verano y tras el parón de vacaciones, el de México se puso las pilas y llegó a Cánada para marcar la quinta plaza aunque eso sí, de un quinto puesto pasó a no marcar nada. Pérez se vio obligado a retirarse en el Circuito Callejero de Bakú –GP de Azerbaiyán- pero eso sí, Gran Bretaña y Hungría fueron buenos grandes premios en los que se apuntó el noveno y octavo puesto respectivamente. Aunque eso sí, el momento más crítico llegó en Bélgica: Sergio vivió un “frustrante” GP tras no poder acabar la carrera en Spa después de sufrir un choque en pista con su compañero en Force India, Ocon, algo que intensificó las cosas entre ambos. No obstante, después de completar el 90% de la distancia total fichó la décimo séptima posición.

A partir de Italia la cosa se mantuvo en el top 10, el mexicano peleó por estar dentro del ranking y aunque penalizó cinco posiciones en Monza por cambiar la caja, salió airoso con una novena plaza. Singapur, Malasia, Japón y Estados Unidos fueron bastante bien consiguiendo una quinta, sexta, séptima y octava posición para llegar al GP de casa, México, donde terminó séptimo. A dos carreras por terminar la campaña, Pérez siguió en la misma línea finalizando noveno y séptimo (GP de Brasil y Abu Dhabi).

El sueño de ser campeón

Uno de los mejores momentos de Pérez fue en España. Montmeló acogió una de sus grandes carreras dado que el mexicano luchó por el tercer escalón del podio con el de Red Bull, Ricciardo. Y a pesar de no alzarse con ninguna victoria, el de Force India se ganó, con esfuerzo y constancia, una brillante temporada que le llevó a volver a fichar y ser, ni más ni menos, que renovado por su escuadra.

"Es un equipo que me ha permitido mostrar mi talento como piloto y me siento muy feliz aquí. Estoy orgulloso de todo lo que ya hemos logrado juntos y creo que hay más por venir", reconoció el de México en declaraciones. Asimismo, ha dado a conocer uno de sus grande sueños dentro de la F1: “Mi sueño es ser campeón del mundo, nunca te rindas”.

Otras personalidades han querido retratar a Sergio Pérez y este ha sido el director de Force India, Vijay Mallya: “Sergio es el piloto más exitoso de la historia de Force India”.

La rivalidad en casa

Aunque Sergio Pérez haya cosechado buenos momentos durante el 2017 también experimentó situaciones de, en otras palabras, frustración. Lo más destacado fue la rivalidad que cosechó con Esteban Ocon. Ambos sufrieron momentos de tensión siendo el más destacado en Spa, cuando chocaron y Pérez se vio obligado a retirarse declarando que “nada le salió bien”.

No obstante, el piloto mexicano reconoció su parte de culpa tras declarar que no vio a Esteban y le tocó pero, por otro lado, se vio decepcionado tras las declaraciones de su compañero de equipo:

"Lo que sí me decepciona mucho son sus publicaciones en donde dice que traté de matarlo. Yo podría haber dicho muchas cosas en el pasado, pero no lo hice. Creo que somos profesionales, estamos en la máxima categoría de nuestro deporte y esos comentarios no me parecen apropiados".

La constancia y la rapidez, su punto fuerte

Unas de las cosas que han hecho que Pérez haya llegado a donde está ha sido su constancia. Se unió en 2014 a Force India y, tras un largo camino, siendo perseverante y constante, consiguió madurar, crecer y hacer una buena temporada como la ya terminada.

Es más, Sergio ha jugado un papel importante en la historia de éxito de los últimos años de Force India. Desde que se unió ha evolucionado para convertirse en uno de los pilotos más rápidos y consistentes en la parrilla, algo que declaró, además, Mallya. Asimismo, su historial habla por sí solo como, ni más ni menos, que el piloto más exitoso de la escuadra con cuatro podios.

El rendimiento del coche

El nuevo VJM10 arrancó la temporada con buen pie y con unas características bastante pensadas: Los de Force India conservaron su concepto de morro de 2016, con dos grandes agujeros atravesando la parte delantera, pero que, este año, fueron ligeramente modificados. Asimismo, los pontones se plantearon menos agresivos, con formas redondas, los bargeboards fueron muy trabajados, la toma de admisión al estilo mercedes, el capó con un motor muy ancho mientras que, par completarlo, la aleta de tiburón se creó prácticamente sin forma en su parte final.

El monoplaza de Pérez se presentó como un fiel luchador del tercer puesto del Mundial de constructores, este era su objetivo, aunque finalmente se hizo con el cuarto, algo que no está nada mal. No obstante, tras detectar algunas debilidades Pérez quiso más y le planteó al equipo mejorar el chasis para poder contar con un mejor ritmo en carrera. La idea se basó en desarrollar el coche cada carrera. Fue entonces, cuando el mexicano esperó volver de verano con mejoras en su coche y para la vuelta, el rendimiento fue bueno incluso en lluvia y trazado mojado.

Además, el de México siempre se posicionó como un piloto que ha sabido sacarle el máximo partido a su coche, de hecho, en los circuitos no estuvieron ni bien ni mal, simplemente, fueron constantes, supieron hacer las cosas bien, aprovechar un buen rendimiento para llevarles a estar por detrás de los equipos a la cabeza y terminar la campaña en la cuarta plaza de Constructores y en la séptima del Campeonato Mundial de pilotos.

Compañeros con altibajos

Esteban Ocon ha sido compañero de equipo de Sergio Pérez durante toda la temporada 2017 de F1 y lo será, al menos un año más, después de firmar la renovación con Force India para la próxima campaña. Ocon, por su parte, ha mejorado su trayectoria tras modificar y aprender de varios errores y fallos. El francés apuntó puntos en 18 de las 20 carreras de la Fórmula 1 y selló la temporada a tan solo un puesto por debajo de Pérez.

Ambos han evolucionado y han completado una buena campaña pero, no obstante, el objetivo de Ocon para el próximo año está enfocado a algo muy concreto. El piloto de Francia comentó que su gran objetivo para 2018 es ser más rápido que el mexicano, quiere estar delante de él, aunque sabe que se trata de un piloto muy rápido. Por el momento, ambos han hecho un gran trabajo, así lo consideró además Esteban y, a pesar de las rivalidades, Force India ha forjado un buen equipo.

Por otro lado, si se pudiera resumir de alguna forma el año de Checho Pérez sería con notas positivas: Un buen año. Sergio lo ha conseguido, a pesar de la rivalidad con Ocon, la fuerza de los Mercedes, Ferrari y Red Bull, ha estado ahí, ha corrido, mejorado con el monoplaza, madurado y al final, el resultado: La renovación de su contrato en Force India y un más que merecido séptimo puesto en el Mundial de pilotos de la máxima categoría.

VAVEL Logo