Flashback República Checa 2016: primer triunfo británico en 35 años

Crutchlow consiguió lo que parecía una profecía: tener triunfo británico en 35 años. Sin lugar a dudas, el británico manejó muy bien los tiempos y, siendo el único en tener gomas duras delanteras y traseras, consiguió pasar primero por línea de meta. Rossi conseguía la tercera posición tras una remontada épica. Márquez entraba tercero a su paso por línea de meta y afianzaba, más aún, su liderato en el Mundial de MotoGP.

Flashback República Checa 2016: primer triunfo británico en 35 años
Fotomontaje: Martín Velarde Falcón - VAVEL

Si algo debe de tener esta vida son riesgos. Tomar una decisión arriesgada puede ser determinante. Determinante para bien, determinante para mal. En el deporte debe de ser igual. El que no arriesga no gana, se suele decir... Crutchlow arriesgó la pasada temporada en el Gran Premio de Brno y consiguió, tomando una decisión muy arriesgada (y única entre todos los pilotos), la primera victoria británica tras 35 años de sequía. Cabe destacar la locura de carrera que se vivió en el asfalto: remontada de Rossi, Lorenzo entró último, Pedrosa lo hacía en duodécima posición,... Sin lugar a dudas, un carrera loca, pero que sirvió a Marc Márquez para afianzarse como líder del Mundial tras su paso en tercera posición por la línea de meta.

Aún dejando de llover con la pista húmera, Crutchlow fue el único piloto que monto gomas duras tanto en la parte delantera como en la trasera. Mientras todos los pilotos jugaron su particular carrera con neumáticos de agua, el británico arriesgó y ganó. Fue de menos a más. Márquez realizó una buena salida, pero logró aguantar una vuelta en la primera posición. Mientras las Yamaha quedaban rezagadas en décima (Lorenzo) y duodécima (Rossi) posición, las Ducati conseguían encabezar la carrera por medio de Dovizioso, Iannone y Redding. Marquéz quedó renegado a la cuarta plaza con un segundo grupo constitudo de pilotos españoles: Aléix Espargaró, Barberá y Maverick. Las Yamaha seguían su retroceso: Lorenzo entraba en decimosexta posición; Rossi se mantenía duodécimo.

Dovizioso lideraba la carrera, pero los neumáticos de agua le iban a jugar una mala pasada. El italiano tuvo que entrar a boxes para cambiar neumáticos. Finalmente, se retiró. Crutchlow, por su parte, iba a empezar a rodar más rápido que los demás. Rodando dos segundos más rápido que los demás pilotos, consiguió hacerse con la tercera plaza. Tras un tira y afloja con Iannone, el británico iba a ponerse líder de la carrera ya que las gomas de las Ducati estaban en el alambre. Las Yamaha se iban a dividir con un Rossi espectacular bajando a la sexta plaza. Lorenzo, aún cambiando a neumáticos duros, se iba a ir a la última posición.

Rossi seguía apretando aprovechando el mal estado de las gomas de las Ducati y logró colocarse en segunda posición. Marc, en quinta posición e igual de listo que el de Yamaha, conseguía mantener la tercera plaza asegurando así ser líder del Mundial. Lorenzo entraba el último de la fila y perdía la segunda posición del Mundial, arrebatada por su compañero de equipo. Márquez conseguía afianzarse como líder del Mundial sacándole 53 puntos al nuevo segundo clasificado: Valentino Rossi. Lorenzo, por su parte, se veía en la tercera posición a 59 puntos de alcanzar al de Honda.

Quien sabe si viviremos también una batalla loca. Márquez quiere afianzarse, por fin, como líder del Mundial. La Ducati de Lorenzo sigue sin dar el salto de calidad que quiere el mallorquín. Rossi se encuentra cómodo con una moto de la que no se puede sacar más jugo. Las cartas están sobre la mesa, pero todo hace indicar a que la historia de Brno puede volver a tener unos papeles muy similares a los repartidos en la pasada temporada.