Anuario VAVEL MotoGP 2017: Dani Pedrosa, fuerza y honor

La temporada comenzó de forma muy positiva para el de Castellar del Vallés, que incluso llegó a conseguir la victoria en el Gran Premio de Jerez. Sin embargo, los problemas que ha sufrido en algunas carreras debido a los neumáticos, han lastrado su temporada, aunque el 26 se ha sobrepuesto a las dificultades y ha terminado la temporada en cuarto lugar.

Anuario VAVEL MotoGP 2017: Dani Pedrosa, fuerza y honor
Anuario VAVEL MotoGP 2017: Dani Pedrosa, fuerza y honor. | FOTO: Martín Velarde

Este 2017 ha sido una montaña rusa para Dani Pedrosa. Aunque a principios de temporada no entraba en las apuestas para ser campeón del mundo, que copaban Marc Márquez y Maverick Viñales, se mantuvo en la lucha por el título, que esta temporada ha estado más reñido que nunca y al que han podido optar 5 pilotos, más allá del ecuador de la temporada. Sin embargo, los problemas que ha tenido durante todo el campeonato con los neumáticos, que unas carreras funcionaban y otras no, le han lastrado en la pelea por el campeonato, que una vez más se le ha escapado.

La temporada comenzó bien para el catalán. Con un quinto en Qatar y una caída en Argentina, subió al podio en Austin y consiguió su primera victoria en Jerez, llegando como segundo del campeonato a Le Mans, muy cerca del líder que entonces era Maverick Viñales. Sin embargo, este progreso ascendente se truncó en tierras francesas y, a partir de entonces, se convirtió en un camino lleno de altibajos. Cuando las condiciones eran difíciles, como fue el caso de Assen, San Marino, Japón y Australia, Pedrosa sufría mucho con los neumáticos para poder tener buen ritmo y estar delante. Sin embargo, en condiciones menos adversas, las gomas funcionaban mucho mejor. Un comportamiento irregular que ha traído al 26 de cabeza durante toda la temporada.

Primera mitad llena de podios

En las tres primeras carreras del campeonato, la primera gira fuera de Europa de la temporada, Dani Pedrosa fue de menos a más. Comenzó en Qatar con un quinto puesto, justo por detrás de su compañero de equipo. En Argentina, los resultados no acompañaron y, a pesar de haber demostrado buen ritmo durante el fin de semana y salir quinto en la parrilla de salida, el de Castellar del Vallés se fue al suelo y no pudo terminar la carrera. Mejor le fueron las cosas en Austin, donde subía por primera vez al podio esta temporada en tercera posición.

De vuelta al continente europeo, Dani Pedrosa consiguió su primera victoria de la temporada en el Gran Premio de España, en el circuito de Jerez. Después de dominar de viernes a domingo, el piloto español impuso su ritmo desde el primer momento para llevarse la victoria en el mítico trazado jerezano. Una victoria que lo aupaba hasta la segunda posición de la clasificación mundial y lo metía de lleno en la pelea por el título, que se iba a desarrollar a cinco bandas: Márquez, Dovizioso, Viñales, Pedrosa y Rossi lucharían durante las próximas carreras por el campeonato, uno de los más interesantes y apretados que se recuerdan en los últimos años.

Tras la victoria de Jerez, tocaba poner rumbo a Francia. En Le Mans, Pedrosa consiguió la tercera posición, después de una remontada desde la decimotercera plaza de la parrilla de salida,  que lo seguía manteniendo tras la estela de un Viñales líder. No terminó tan bien el Gran Premio de Italia para el de Castellar del Vallés, ya que durante la carrera, se fue al suelo cuando rodaba en undécima posición, llevándose por delante a Cal Crutchlow. Pero en el Gran Premio de Catalunya, Pedrosa volvió a subir al podio, de nuevo en tercera posición. La suerte no estuvo de su lado en Assen. Una decimotercera posición en un mal fin de semana. La primera mitad de temporada se cerraba con un tercer puesto en el Gran Premio de Alemania. A pesar de las caídas, la regularidad era la tónica de Pedrosa durante la primera mitad de campeonato, consiguiendo cinco podios en nueve carreras.

Dani Pedrosa consiguió su primera victoria en Jerez. | FOTO: Lucas ADSC VAVEL
Dani Pedrosa consiguió su primera victoria en Jerez. | FOTO: Lucas ADSC VAVEL

La segunda parte, menos positiva

Tras el parón veraniego, en Brno llegó un nuevo podio para Pedrosa, que subió hasta la segunda posición por detrás de Márquez, en un fin de semana de condiciones mixtas y una carrera flag-to-flag. De nuevo, el 26 subió al podio en Austria, en una tercera posición que parecía confirmar que el piloto español había conseguido encontrar la clave para hacer funcionar los neumáticos en cualquier tipo de condición. Nada más lejos de la realidad: Silverstone y Misano fueron dos jarros de agua fría para Dani Pedrosa, dos carreras difíciles en las que tuvo muchos problemas para rodar con los pilotos de cabeza. Consiguió un séptimo puesto en tierras inglesas y un decimocuarto en el trazado sanmarinense.

En el Gran Premio de Aragón, última cita antes de la gira asiática y la recta final del campeonato, Pedrosa volvió a subir a la segunda plaza del podio, consiguiendo el segundo doblete para el Repsol Honda Team de la temporada. La gira por Asia, que comenzó en Japón, no pudo hacerlo de peor forma. Fin de semana de lluvia y condiciones meteorológicas adversas, y un abandono por parte del piloto español en carrera. Pedrosa se vio obligado a retirarse en la vuelta 21 por un problema con el neumático trasero. Ya en tierras australianas, pudo terminar la carrera en duodécima posición, en una carrera igualmente difícil por las condiciones de la pista.

En Malasia, último gran premio de la gira asiática y penúltimo de la temporada, Dani Pedrosa logró la pole, devolviéndole las buenas sensaciones que no había tenido en las dos citas anteriores. Sin embargo, en carrera, no pudo pasar de la quinta posición. La temporada ponía el broche en Valencia, donde Pedrosa pudo cerrar 2017 con una nueva victoria en este año lleno de altibajos.

Jerez, el mejor momento de la temporada

Sin duda, la mejor racha de la temporada para el de Castellar del Vallés fueron el trío de carreras Austin-Jerez-Le Mans, con dos podios y una victoria. De hecho, el Gran Premio de Jerez fue de dulce para el catalán. Dominó de viernes a domingo, sin dar opción a sus rivales para superarle. Tras la victoria de Jerez, Dani Pedrosa estaba feliz. A pesar de la caída en Argentina, su inicio de campeonato había sido muy bueno y estaba inmerso en la lucha por el título; un título que, a la luz de cómo habían ido las primeras citas del campeonato, parecía estar muy al alcance de Pedrosa.

Después de la carrera, Pedrosa era la viva imagen de la felicidad, y en sus declaraciones transmitía ese sentimiento tras haber conseguido su primera victoria esta temporada, no solo por subirse a lo más alto del podio sino también por saber que estaban haciendo un buen trabajo. “Estoy súper feliz con esta victoria en Jerez, una pista que me encanta, y en frente de mi familia, mis amigos y todos estos fans increíbles. Estoy disfrutando mucho esta emoción, más de lo que hubiera hecho hace unos años, de una manera más "consciente". He tenido una gran sensación todo el fin de semana, y el equipo ha funcionado muy bien; estamos mejorando carrera por carrera y estoy muy feliz por ellos también”, afirmó tras la prueba.

La segunda mitad de temporada estuvo llena de altibajos. | FOTO: Lucas ADSC VAVEL
La segunda mitad de temporada estuvo llena de altibajos. | FOTO: Lucas ADSC VAVEL

Una carrera para olvidar: Japón

En la otra cara de la moneda, la parte menos alegre de esta temporada han sido las carreras de Assen y Japón. Tras estas dos citas, muy complicadas para el 26, Dani Pedrosa se mostraba frustrado por no poder encontrar una solución a sus problemas con los neumáticos, que no siempre funcionaban de la manera correcta.

De hecho, este comportamiento irregular de las gomas le obligó a retirarse en Japón, tras lo que declaró sentirse frustrado porque era imposible trabajar en esas condiciones con un neumático que le dio problemas desde el principio. “Ha sido un día muy difícil y estoy muy decepcionado ya que hubo una gran oportunidad de tener una buena carrera. […] Al principio, el neumático trasero giró mucho y perdí mucha tracción, lo que me impidió abrir el acelerador en la recta. Este problema continuó persistiendo y a mitad de la carrera empeoró cada vez más. Intenté todo para que la moto funcionara pero era casi imposible andar en estas condiciones. […] Cuando finalmente abandoné los puntos, tomé la decisión de retirarme, en lugar de estrellarme”.

La constancia, clave

Sin embargo, y a pesar de tantos altibajos esta temporada, Dani Pedrosa ha conseguido terminar el año en cuarta posición de la clasificación general. Esto se debe, en gran parte, al talento y al carácter luchador del piloto de Castellar del Vallés. Estas cualidades, unido a la ausencia de lesiones durante la temporada, han sido la clave para que, a pesar de las adversidades de la temporada, haya finalizado la temporada en cuarto lugar y haya conseguido dos victorias y siete podios en dieciocho carreras.

No solo el piloto cuenta para conseguir buenos resultados, la moto también tiene un papel muy importante. En el caso de la Honda RC213V 2017, a principios de temporada la marca nipona buscaba una moto más ágil, por lo que la marca del ala dorada decidió apostar por un motor big bang que hacía la moto más fácil de conducir pero le restaba potencia. Por este motivo, la marca nipona trató de buscar una solución a la falta de aceleración con un nuevo chasis a mitad de año. Las dificultades de Honda a lo largo de 2017 no han evitado que Marc Márquez se proclamase campeón del mundo; sin embargo, a Dani Pedrosa estos problemas, además de los neumáticos, le han lastrado algo más que a su compañero de equipo en esta temporada.

Dani Pedrosa cerró la temporada con victoria en Cheste. | FOTO: Lucas ADSC VAVEL
Dani Pedrosa cerró la temporada con victoria en Cheste. | FOTO: Lucas ADSC VAVEL

Márquez, la otra cara de la moneda

Al otro lado del box de Dani Pedrosa, las cosas le han ido mucho mejor a Marc Márquez. A pesar de las numerosas caídas que ha sufrido a lo largo de la temporada, pocas se han dado en carrera, y el de Cervera ha sabido mantener la calma y la constancia que le han llevado a proclamarse por sexta vez (cuarta en la categoría reina) campeón del mundo.

Esta temporada empezó de maravilla para Dani Pedrosa. Tanto que hacía soñar a sus seguidores con que, quizás este año sí, el de Castellar del Vallés conseguiría proclamarse Campeón del Mundo. Pero las piedras en el camino durante estos meses lo han lastrado hasta llevarlo a la cuarta posición de la general. Sin embargo, gracias a la constancia y a la capacidad de trabajo del 26, también ha cosechado buenos resultados que suponen una motivación extra para encarar la pretemporada y el campeonato de 2018 con energías renovadas.