Raonic se mete en cuartos tras vencer y desesperar a Zverev
Milos Raonic hizo gala de su gran saque ante Zverev. / Foto: Página Oficial Australian Open

Raonic se mete en cuartos tras vencer y desesperar a Zverev

Milos Raonic ejerció de verdugo de nuevo ante Alexander Zverev en un Grand Slam. En 2 horas de encuentro venció 6-1, 6-1, 7-6 (5), agotando la paciencia del alemán.

tomeu-riera
Bartomeu Riera

El primer partido de octavos de final dejó para el público as dos caras de la moneda. Por una parte, Raonic, inspirado, preciso e incisivo. Por la otra, Zverev, perdido, impaciente y desesperado.

El tenista canadiense Milos Raonic, perseguido por las lesiones en los últimos años, parece haber encontrado la técnica y la táctica idóneas para jugar su mejor tenis. Así lo está demostrando en este Australian Open, en el que ha dejado por el camino a tenistas de primer nivel como Kyrgios, Wawrinka, y ahora Zverev. Si llegara a las semifinales, igualaría su mejor resultado en Australia, ya que llegó a esa fase en 2016. En ese año, Raonic también logró llegar a la final de Wimbledon, en la que perdió ante Andy Murray, protagonista también en este torneo. El canadiense espera que esta vez le sonría la suerte y pueda apuntarse el primer Grand Slam de su carrera.

La otra cara fue Zverev, que incluso perdió los papeles en el segundo set al encadenar ocho juegos perdidos. El alemán destrozó la raqueta golpeándola contra el suelo del Rod Laver Arena. La desesperación pudo con Zverev, viendo que no podía hacer nada ante un gran Raonic y acumulando hasta diez dobles faltas en el encuentro.

El partido empezó, no obstante, de forma positiva para el alemán. Zverev consiguió romper el servicio de Raonic apuntándose el primer juego y break del partido. Ese buen comienzo fue tan solo un espejismo, y es que después de ese primer juego Raonic no dejó respirar al alemán en la pista. El canadiense recuperó el break en el siguiente juego, y como si de una apisonadora se tratara cerró el set 6-1 sin dejar ganar ni un solo juego más a Zverev.

El segundo set fue más de lo mismo. El juego directo y preciso de Raonic no dejó margen para que Zverev intentará disputar el juego que más le beneficiaba. El alemán no encontró la manera de hacer correr al canadiense por la pista ni tampoco de jugar puntos largos. Consiguiendo tres breaks más a su favor, Raonic sentenció el segundo parcial también por 6-1.

Al término del segundo set, Zverev decidió calmarse y no perder más los papeles. Al parecer, eso le ayudó a concentrarse y el tercer set fue una historia completamente distinta. Los dos tenistas conservaron su saque hasta que se llegó al 6-6. Aunque previamente, con un 5-4 en el marcador, Raonic dispuso de dos bolas de partido que no logró aprovechar. En el tie break, Zverev se pudo por delante 3-1, pero Raonic no quiso ceder el set ante su rival. Remontó en la muerte súbita y selló su pase a cuartos con esta victoria por 6-1, 6-1, 7-6 (5).

De esta manera, Raonic vuelve a ejercer de verdugo ante Zverev. En 2017, ya logró vencer al alemán en octavos de final de Wimbledon. Zverev, por su parte, sigue sin poder probar su asignatura pendiente, los Grand Slams. Ahora Raonic espera a Lucas Pouille en cuartos, que viene de ganar a Borna Coric.

 

VAVEL Logo