Goleada académica para cerrar la fase de grupos
Tomás Chancalay, el goleador de la noche.

La fría noche de Avellaneda recibía a La Academia y a El Bicho, integrantes del grupo E, de cara al último encuentro de la fase inicial del máximo torneo continental. Racing necesitaba ganar para ocupar el primer lugar y no depender de nadie. Lo hizo, y con creces. Goleada y partido excelente de todo el equipo.

En su historia, Racing quizás es marcado como uno de los clubes donde el sufrimiento deportivo está presente de manera seguida. Esto en los últimos años viene cambiando considerablemente, y el cotejo de esta noche fue una muestra más de la envidiable actualidad académica.

Para darle rodaje a los futbolistas que jugarán ante Boca en 6 días, Pizzi decidió alinear un equipo completamente titular. Toda la munición pesada a la cancha.

 

Durante los primeros 45 minutos del encuentro hubo vaivenes llamativos. El equipo visitante con una victoria, o empate parcial, podía clasificarse a la Conmebol Sudamericana. Y es por esto último que, sin vergüenza alguna, no se refugió en su propio arco, y salió a jugarle de igual a igual a Racing.

Un equipo con jugadores de jerarquía, como los que tiene el local, le hicieron pagar caro el atrevimiento a los Uruguayos. Tras un buen quite de López, y consecuente centro de Miranda, Chancalay rompió la red y apagó de un sopetón, en el mejor momento de Rentistas, las esperanzas charrúas. 

Pero, como bien afirmé al comienzo, en la primera parte el partido no siguió un hilo futbolístico definitivo. Esto es tan así que cuando Racing parecía afirmarse, luego de algunas intenciones del visitante, sufrió a los 16 minutos una situación impensada. Julián López se fue expulsado correctamente por doble amarilla. Errores de juventud del joven surgido en el predio Tita.

Lo curioso es que el equipo de Pizzi, a partir de estar con 10 hombres, empezó a manejar mejor los hilos del encuentro. El Rojo nunca supo traducir esa superioridad numérica al terreno de juego. Ataques de Copetti, corridas de Chancalay y subidas de Mena fueron las bases del ahora dominio local.

El esfuerzo colectivo de todo el equipo celeste y blanco reemplazó el hombre de menos. Todos los delanteros bajaban a ayudar al mediocampo y esto se notó. De repente podíamos ver a Darío Cvitanich en 3/4 de cancha propia ayudando a recuperar la pelota. Rentistas en este momento se vio definitivamente superado.

Se cerró el telón de los primeros 45 minutos con una atajada fenomenal de Nicolás Rossi Leonardo Sigali en un mano a mano. Si, leíste bien, Sigali llegó a posiciones ofensivas en un contraataque y casi convierte el segundo tanto del cotejo. Sobraba espíritu en Racing, mientras que Rentistas empujaba como podía, pero la escasez de jerarquía individual era notable en el visitante.

 

El segundo tiempo ya fue más similar al final del primero. La Academia a pesar de estar con uno menos, asumió riesgos y continúo atacando. Tuvo sus recompensas. Tan solo 4 minutos después de que el árbitro Nicolás Gamboa pitó el silbato, Copetti aguantó y tocó atrás para Chancalay que remató y convirtió el segundo gol en su cuenta personal (y en el partido).

Los Uruguayos nunca perdieron sus ganas de incomodar al rival, pero su falta de creatividad y peso colectivo no le permitieron molestar nunca realmente el arco de Arias. Aproximaciones que terminaban en la nada eran una constante en Rentistas. La nula experiencia en torneos internacionales les jugó una mala pasada.

Fue a partir de estos intentos, que El Bicho logró llegar al tiro desde el punto penal. Una clara mano de Sigali le metió suspenso a un partido que parecía liquidado. Pero si quedaban algunas dudas de esto, Gabriel Arias las exterminó con su tapada a Salomón Rodríguez, el 9 rival. El arquero académico viene hace tiempo con rendimientos de elite, y el encuentro de hoy demostró nuevamente porque es uno de los mejores arqueros de América, si no el mejor en la actualidad.

La sonrisa de Gabriel Arias tras el penal atajado.
La sonrisa de Gabriel Arias tras el penal atajado.

Si faltaba la frutilla del postre, Chancalay dijo presente para colocarla arriba de la torta. Contraataque de La Academia conducido por Melgarejo, que la pasó en el momento justo, y el ex Colón no perdonó. 3 goles y la pelota para su casa. Primer Hat-Trick de su carrera. 7 tantos en sus últimos 5 partidos en Racing

 

Final de los 90 minutos. Goleada académica que le permitió cerrar la fase de grupos en la cima del grupo E. Racing acumula 6 partidos sin perder ni recibir goles (4G y 2E). Síntoma claro del buen momento que transitan Pizzi y compañía. Recordemos que hace un mes atrás el DT estaba en la cornisa y mirado de reojo en los pasillos del Cilindro.

  • Resumen del Partido

 

Ahora toca concentrarse en las semifinales de La Copa de la Liga, torneo en el que Racing buscará sumar una estrella más a su escudo.

VAVEL Logo