Previa de la jornada: Rockets y Jazz, a por el golpe definitivo; Raptors y Cavs, a prueba

Cuatro partidos en la jornada de la madrugada del miércoles 25 al jueves 26 de abril. Se van definiendo las semifinales de cada conferencia en un momento clave de los playoffs. En el Oeste, Houston Rockets y Utah Jazz tienen la oportunidad de cerrar sus series frente a Minnesota Timberwolves y Oklahoma City Thunder respectivamente. En el Este está todo más igualado, con empate a dos, el Wizards-Raptors y el Pacers-Cavaliers dejarán a un paso de la siguiente ronda a sus vencedores.

Previa de la jornada: Rockets y Jazz, a por el golpe definitivo; Raptors y Cavs, a prueba
LeBron James posteando a Lance Stephenson en el Game 4 | Foto: Getty Images

Van pasando los días y las semifinales de conferencia de los Playoff 2018 van divisándose. En el Oeste ya hay una serie definida que enfrentará a Golden State Warriors y New Orleans Pelicans, mientras que la otra serie puede determinarse hoy. Houston Rockets y Utah Jazz se encuentran venciendo por 3-1 sus eliminatorias frente a Minnesota Timberwolves y Oklahoma City Thunder y esta noche pueden echar el cierre a ese cruce, para pensar ya en el siguiente.

En el Este están solo los Philadelphia 76ers esperando rival, que saldrá del Celtics-Bucks. En la otra parte, igualdad total. Esta noche se deshará el empate a dos del Wizards-Raptors y del Pacers-Cavaliers.

Indiana Pacers - Cleveland Cavaliers

La serie vuelve a Cleveland, donde mejor ha rendido Victor Oladipo. Sus promedios en los dos partidos fuera de casa son de 27 puntos con 20/37 en tiros de campo, lo que supone un 54%. Lejos de sus actuaciones en Indiana, donde ha hecho 17.5 puntos de media anotando 10 de sus 35 lanzamientos a canasta, el 28.5%. Con Lance Stephenson incordiando a LeBron James, el resto de jugadores está yendo a rachas. Irregulares, pero demostrando que pueden ser protagonistas si su equipo les necesita. No tienen bajas importantes.

Los Cavs siguen demostrando que sin LeBron James a duras penas estarían aquí a estas alturas de la competición. Se espera otra gran actuación de The King, por lo menos si quieren tener opciones de ganar el partido. Kevin Love, Kyle Korver y JR Smith deben secundar lo mejor que puedan a LeBron. George Hill se perdió el último partido y para esta noche está calificado como questionable su participación. El Game 5 será una lucha sin cuartel desde el primer momento, la experiencia de los Cavaliers en estas circunstancias pueden ser un factor importante.

Washington Wizards - Toronto Raptors

Salvaron los muebles los de Washington. Después de un 2-0 han conseguido ganar los dos partidos en casa para poner el empate. Y no solo eso, su juego ha mejorado. Scott Brooks se dio cuenta de que el sistema no favorecía a Bradley Beal, lo asumió y lo cambió. Ahora tiene más tiros y más importancia en el juego, hasta el punto de superar la treintena de puntos en el Game 4. John Wall sigue en un gran estado de forma, desde que empezaran los playoff. Y el resto se ha empezado a enchufar, sobre todo Marcin Gortat. Viajan a Toronto sin bajas respecto a los encuentros anteriores de la serie.

En Raptors están revoloteando los fantasmas del pasado. Los de siempre. Parecía que este año era diferente, pero dos partidos después han pasado de las risas en ruedas de prensa a los lamentos. Serge Ibaka ha bajado el nivel respecto del inicio de eliminatoria. No han tenido soluciones para la mejora de Wizards y lo han pagado caro. Le toca a Dwane Casey mover ficha y enseñar el camino a los suyos, tienen que demostrar que no fue casualidad terminar la regular season líderes del Este. Para ello necesitan frenar a Bradley Beal. Anunoby y VanVleet son dudas para esta noche.

Utah Jazz - Oklahoma City Thunder

Una de las sorpresas de estos playoffs la está dando Utah Jazz, que puede borrar del cuadro a OKC en cinco partidos. Ese es el de esta noche. Otra batalla en la que está por ver si los de Oklahoma están más centrados en sus disputas con Ricky Rubio, Joe Ingles y compañía o en ganar el partido. Vencer o irse a casa. Las estrellas de Thunder no están funcionan como lo esperado. Su carta de tiro del Game 4 ha sido muy cuestionada y no es para menos: 21 tiros anotados de 57 intentados. Russell Westbrook, Carmelo Anthony y Paul George metieron el 36.8% de sus lanzamientos entre los tres. Las individualidades priman y es trabajo de Billy Donovan que haya criterio en el juego de su equipo. Vuelven a Oklahoma sin bajas.

La otra cara de la moneda la está dando Utah Jazz. Un juego muy alegre, conectando los jugadores y que no impidió que Donovan Mitchell rompiese el récord de anotación de un rookie en un partido de playoff con 33 puntos en el Game 4, superando los 31 que consiguió Karl Malone frente a Dallas Mavericks en 1986. Ricky Rubio está siendo mejor que Russell Westbrook, no está defraudando en su primera participación en postemporada, en el Game 4 superó también a Karl Malone siendo el primer jugador de Jazz desde 'el cartero' en 1996 que consigue 12 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias en sus primeros cuatro primeros partidos de playoff. Joe Ingles, Rudy Gobert y Derrick Favors completan un quinteto que está haciendo desesperarse a los de Oklahoma City. Utah no deja de sonreír y jugarán sin bajas esta noche para asestar la puñalada definitiva ante los aficionados de OKC.

Minnesota Timberwolves - Houston Rockets

Parece una de las eliminatorias más desequilibradas. A los Rockets les sirvió un tercer cuarto increíble en el Game 4, con 50 puntos, para poner el 3-1 en la serie. El resto del partido fue bastante flojo. A James Harden y al resto del equipo les costó entrar en partido. En los primeros ocho minutos de encuentro se mantenían vivos gracias a 11 puntos consecutivos de Trevor Ariza. Hasta que no quedaban 4 minutos para terminar el primer cuarto no anotó otro jugador. En los demás cuartos el juego y acierto fue muy pobre, a excepción del bestial tercer cuarto. Necesitan muy poco para crearle muchos problemas a Timberwolves. No tienen bajas más allá de Luc Mbah a Moute, que ya se ha perdido el resto de playoff.

Los de Minnesota tuvieron en el Game 4 a un rival dormido y le dio dos cuartos para espabilar, y tanto que espabiló. Solo Karl-Anthony Towns y Derrick Rose parecían tener un poco de sangre y ganas de llevarse el partido. Hoy en Houston lo tienen muy difícil. A pesar de haber ganado un encuentro de la serie, los Rockets han sido muy superiores durante toda la eliminatoria. Con Tyus Jones siendo duda, intentarán sacarle otro partido a Rockets.