Darío Brizuela, crónica de una maleta deshecha
Darío Brizuela / Archivo VAVEL

Se acabó el culebrón con el desenlace que nadie hubiese firmado al finalizar la temporada. Darío Brizuela ha renovado con el club de su vida para el siguiente curso. El interés del Valencia Basket era un secreto a voces y, de hecho, presentaron una oferta de 600.000 euros. Sin embargo, el Estudiantes no ha querido dejar marchar a su estandarte y principal artífice de la salvación.

"Se avecina un verano movido", aseguraba el jugador en las últimas jornadas. El tramo final fue bastante tenebroso debido al esguince de rodilla que sufrió en el choque ante el Gran Canaria y la caída en picado a la que se veía condenado el equipo. Por tanto, Brizuela quedó sumergido en la más absoluta impotencia al no poder ayudar a sus compañeros. "Lo he pasado fatal, muy mal. Vienes de estar fuera, llegas a entrenar, no estás para realizar el entreno completo y vas seleccionando momentos y dosificándote".

Pero Darío es un jugador "con corazón caliente" y se rearmó para salvar al equipo en el momento justo. En aquel triunfo ante Obradoiro, la sensación de que Darío no iba a vestir la camiseta del Estudiantes era plena. Los gritos de "Darío, quédate" y las lágrimas del jugador lo corroboraban. El milagro de la salvación estaba conseguido y faltaba por ver si el segundo, la continuidad de Darío, también llegaba. 

Los milagros existen

El Valencia buscaba un escolta y fijó su mirada en Brizuela. El jugador era consciente de que tenía una oferta y desde hace varios meses circulaban los rumores de su llegada al equipo de Ponsarnau. La maleta rumbo hacia la capital del Turia estaba preparada. Pero cuando todo parecía perdido llegó ese aliado, a veces criticado y tachado de absurdo, para ejecutar la última carta disponible para retener al jugador, el derecho de tanteo. Esa posibilidad que tienen los clubes de mantener a un jugador que finaliza contrato. 

- 8 de julio: La ACB publica la lista de jugadores inscritos en el derecho de tanteo donde aparece Darío Brizuela. Inmediatamente, según apunta PoblaFM, el Valencia ofrece 600.000 euros por el jugador para un año de contrato.

-11 de julio: Movistar Estudiantes iguala la oferta valencianista y elabora una queja a la ACB al sospechar que la misma contiene "trampas" que afectan a la integridad de la norma. Tampoco están satisfechos con la agencia del jugador, la misma que Jaime Fernández, pues consideran que tienden a dañar la imagen del club. El club Taronja transmite que su oferta es de 100.000 euros por el jugador mientras que desde el Ramiro lo tasan en 350.000 euros más el 50% de una posible venta, explica Ignacio Ojeda desde el propio PoblaFM.

- 25 de julio: El Valencia no está dispuesto a asumir el coste del jugador y deciden acometer la contratación de Vanja Marinkovic, procedente del Partizán de Belgrado. De esta manera, vía libre para la continuidad de Brizuela.

- 5 de agosto: El Movistar Estudiantes hace oficial la continuidad de Darío Brizuela para la siguiente temporada al mismo tiempo que el Valencia anuncia el fichaje de Jordan Loyd, procedente de los Toronto Raptors. El milagro se hace realidad.

En busca de la tranquilidad

"Movistar Estudiantes seguirá contando esta temporada 2019-20 con uno de los grandes talentos surgidos de su cantera y que ya tiró la puerta abajo en la Liga Endesa: Darío Brizuela. El club colegial, acogiéndose al derecho de tanteo recogido por la normativa ACB, igualó la oferta de Valencia Basket por el jugador, y ha formalizado -dentro de los plazos correspondientes y de acuerdo con el mismo- la renovación de su contrato", reza el comunicado.

El Wizink Center seguirá disfrutando del cuarto máximo anotador de la Liga Endesa y salvador del equipo. Será la piedra angular del proyecto de Aleksandar Dzikic y ya se encuentra entrenando justo una semana antes de que el equipo pase el reconocimiento médico y el 16 de agosto regrese a los entrenamientos.

El Club ha publicado una entrevista realizada al jugador en el momento de anunciar su renovación y espera de la temporada que "sea un buen año, no pasar los mismos apuros que el año pasado. Tener más éxito y llegar más tranquilos a final de temporada. Y si durante el año las cosas van bien y se puede soñar con más objetivos, muchísimo mejor". 

Brizuela se muestra satisfecho y con muchas ganas de conocer a su próximo entrenador. "Él está muy contento y yo tengo un montón de ganas de estar con un entrenador como él. Hablamos poco, estoy esperando a que llegue a Madrid, tenemos una conversación más larga pendiente. La sensación es muy buena y estoy ilusionado de trabajar con él, esperando ya a que empiece la pretemporada".

La historia de la continuidad de un jugador especial para el Estudiantes. Un hombre que ha crecido entrenando en el Magariños y que conecta con una afición a la que acaba de darle la alegría del verano.

MEDIA: 2VOTES: 1
VAVEL Logo