Thompkins lidera un triunfo con susto (104-93)
Real Madrid-Burgos / @RMBaloncesto

El Real Madrid y el Burgos cerraban la acción en la duodécima jornada de la Liga Endesa. Partido de alto nivel entre el líder y el cuarto clasificado. Los blancos venían de vencer al Valencia en Euroliga y de una derrota contundente en Zaragoza el domingo clasificado. Por su parte, el Burgos viene de tumbar al Unicaja. El equipo de Peñarroya parece haber recuperado el ritmo de las primeras jornadas y venía dispuesto a acabar con la imbatibilidad blanca en el Palacio.

Felipe Reyes regresba al equipo tras más de un mes de ausencia. En su lugar, descansaba Anthony Randolph. Tampoco formaron parte del equipo Jordan Mickey y los lesionados Sergio Llull y Salah Mejri. Prohibido despistarse ante la gran revelación hasta el momento de la temporada que, además, contaba con mucho apoyo en el Palacio.

Quintetos iniciales

Real Madrid: Campazzo, Nakic, Taylor, Thompkins y Tavares

Burgos: Clark, Fitipaldo, Salvó, McFadden y Lima

Thompkins comanda un brillante inicio

El combate comenzó con la guerra de cánticos entre aficiones por ver quien era la más sonora. Taylor anotó la primera canasta del partido a pase de Campazzo y Thompkins también convirtió un gancho. Primeros compases muy intensos en los que el Burgos tuvo la pólvora mojada pese a encontrar juego liberado. Tras un mate de Tavares que supuso el 8-0, Peñarroya solicitó el primer tiempo muerto del partido para abroncar a sus jugadores.

El Madrid encontraba espacios en la pintura y eso lo aprovecharon tanto Tavares como Thompkins para sumar. El ritmo vertiginoso y la defensa en zona abrieron la primera brecha importante. El Burgos se estrenó con dos tiros libres, pero no podía hacer nada ante el vendaval blanco que azotaba. El marcador llegó hasta el 18-2. Una antideportiva de Taylor permitió recortar mínimamente las distancias. Poco a poco comenzaron a sumar y a reducir la hemorragia. Tavares se lució con un par de tapones marca de la casa y Thompkins rubricó el gran primer cuarto con un triple. 26-13 al término del mismo.

El Madrid continúa subiendo

Fitipaldo convirtió el primer triple del segundo cuarto, pero acto seguido una canasta de Reyes y dos triples de Laprovittola y Thompkins lo difuminaron. El ritmo del partido continuó elevado por parte de ambos equipos. La diferencia la ponía la puntería de cada equipo. El Madrid sumaba y seguía. Lo que prometía un partido de máxima igualdad parecía convertirse en otra exhibición blanca. Los triples de Benite mantenían la distancia en torno a los 20 puntos.

Garuba entró en cancha y se apuntó a la fiesta triplista. Felipe Reyes también ejerció su poderío en la pintura. Dos triples de Barrera y Fitipaldo situaron el marcador en 47-32 y esta vez fue Laso quien detuvo el choque. A la salida, Mcfadden continuó con la racha y el parcial ya era de 0-9. Fue solo un espejismo pues Campazzo y Deck devolvieron el parcial para devovler la diferencia a los 20 puntos. Una canasta a aro pasado de Fitipaldo puso el broche al segundo cuarto. 55-37.

El Burgos no se deja llevar

Thompkins tenía el cañonero a punto y a los diez segundos de comenzar el tercer cuarto enchufó otro triple con el que alcanzar los 18 puntos en su casillero. Laso dio entrada al único hombre que no había saltado a la pista hasta el momento, Jaycee Carroll, que se estrenó desde la zona. Un alley-oop de Campazzo con Tavares culminó un 7-0 de salida. El Madrid no quería sustos y buscaba sentenciar de salida.

El Burgos no quiso dejarse llevar por la situación y reaccionó mínimamente para, al menos, evitar la paliza estrepitosa. Benite y Fitipaldo aguantaron al equipo por debajo de los 20 puntos. El Madrid bajó el listón defensivamente fruto de la diferencia en el marcador. Los blancos aprovechaban para sumar de uno gracias al bonus. Con 74-54 llegó el primer tiempo muerto de la segunda parte. La malas noticias también acecharon al Real Madrid. Felipe Reyes se tenía que retirar lesionado tras un pinchazo en el muslo. Ovación del público al capitán que, de nuevo, tendrá que parar un tiempo. Thompkins anotó fuera de tiempo un triple desde su campo, pero evidentemente fue anulado. 82-65 al término del tercer cuarto.

McFadden pone el susto en el cuerpo

El Burgos no había dicho la última palabra y McFadden se encargó de devolver la posible remontada ante los desajustes defensivos blancos. Un 2+1 suyo puso al Burgos cerca de los 10 puntos. Al escolta del Burgos le salía todo. En la siguiente jugada de ataque, endosó un 3+1 que ponía el marcador en 84-74. El Burgos estaba en el partido. Cuando el Burgos se situó a nueve puntos, Causuer y Deck lograron dos canastas con las que dar aire a su equipo. Tiempo muerto con 90-77.

El partido ya era un intercambio de golpes en el que el Madrid no podía estar tranquilo. Clark y Benite pusieron a su equipo a ocho puntos. Thompkins enchufó un triple con el que superar de nuevo la barrera y otra canasta de Deck puso el 99-86. Peñarroya solicitó tiempo muerto a falta de dos minutos y medio para el final. Nadie dio el brazo a torcer, pero el tiempo se acababa y la reacción visitante debía acabarse. Triunfo sufrido finalmente de los blancos que recuperan la senda de la victoria ante un Burgos que ha vuelto a demostrar que es claro candidato a sorpresas esta temporada.

VAVEL Logo