La Copa del Rey, la fiesta del baloncesto
La Copa del Rey en Málaga | Foto: ACB Photo

Un año después, y como es tradición, vuelve la fiesta del baloncesto español. Ocho aficiones se reúnen en una ciudad del país para disfrutar del deporte que más les apasiona, la Copa del Rey. Málaga es la sede de un torneo, que como siempre, promete emociones fuertes, enfrentamientos igualados y sorpresas.

FC Barcelona: el actual bicampeón

El FC Barcelona llega a la cita malagueña como el líder de la Liga Endesa y el actual campeón de la competición. Este pasado verano realizaron una de las inversiones más agresivas que se han visto en la historia del Viejo Continente. Higgins, Brandon Davies y, sobre todo, Nikola Mirotic llegaron para liderar un bloque que había triunfado en la Copa de Madrid y un año antes en Gran Canaria.

El ala-pívot español ha afirmado a la web de la Liga Endesa que tiene ganas de disputar este torneo con la camiseta culé, después de ganarlo con su eterno rival, el Real Madrid. Oriola también ha reconocido que la posibilidad de ganar tres veces consecutivas en la competición del KO es un aliciente, pero no lo tendrán fácil.

El Madrid siempre compite

Su máximo rival será el Real Madrid. Los de Pablo Laso no llegan en su mejor forma de la temporada en cuanto a resultados, pero saben lo que es ganar este torneo. Además, hay un ambiente de revancha después de lo sucedido hace un año en el WiZink Center.

Pese a haber perdido el liderato en la Liga Endesa recientemente, los madridistas contarán con toda su plantilla para la cita de Málaga. Rudy Fernández no pudo jugar contra el Betis en la última jornada, pero sí estará listo para enfrentarse al Bilbao Basket, uno de los pocos equipos que le han ganado, aunque fuera en Miribilla.

El Bilbao Basket quiere la segunda victoria contra los blancos

Los vascos, liderados desde el banquillo por Álex Mumbrú se han establecido como una de las sorpresas de la temporada. Después de ascender de la LEB Oro, los bilbaínos ya están entre los ocho mejores equipos del país, dejando fuera a otros como el Baskonia. Bouteille está siendo su jugador más desequilibrante y ya muchos equipos están llamando a su puerta para la próxima campaña.

El Valencia quiere tumbar al Barça

No solo el Madrid tiene unos cuartos de final complicados. El Barça se vuelve a ver las caras con el Valencia Basket. Desde que se enfrentaron en la Supercopa, los catalanes se han llevado los cuatro duelos, aunque el último se decidió en el último momento.

Los taronjas están cuajando una gran temporada en la Euroliga. Después de un inicio dubitativo, los de Ponsarnau dieron con la tecla y están metidos de lleno en la lucha por los playoffs, lo cual sería un éxito prácticamente sin precedentes.

El Tenerife llega de dulce

Pero quizás, el lado del cuadro más igualado es el otro, en el que están Unicaja, Zaragoza, Andorra y Tenerife. Los canarios, que llegan de convertirse en campeones de la Copa Intercontinental, han reflejado en la clasificación su mejoría de plantilla. Marcelinho tiene en Shermadini a un compañero perfecto para jugar el bloqueo y continuación.

Además, Txus Vidorreta cuenta a su disposición una serie de armas en las alas capaces de anotar y defender. Sasu Salin, Lundberg, Dani Díez y Santi Yusta pueden sobresalir en cualquier momento, como demostró el jugador de Torrejón de Ardoz, que anotó 31 puntos contra el filial de los Rockets en la G-League.

Mai por

Los chicharreros tendrán que superar al Morabanc Andorra si quieren llegar a la semifinal. El equipo pirenaico ya se ha convertido en un equipo habituado a estar en la zona media alta de la clasificación. Pero ha llegado al parón en la sexta posición, después de haber rozado el cuatro puesto.

Ibón Navarro ha creado un bloque cuya mayor cualidad es que nunca le pierde la cara los partidos. Moussa Diagne es su líder destacado, pero su relación con las lesiones es complicada. Aparte del canterano culé, Jelinek y Hannah son los que toman la responsabilidad anotadora. Tyson Pérez también es clave gracias a su versatilidad y su presencia en la zona. Tanto es así que Sergio Scariolo le ha llamado para disputar las Ventanas con la Selección, un ascenso meteórico desde que hace tres o cuatro años disputaba la Liga EBA y la temporada pasada era el líder del Real Canoe del madrileño barrio de Estrella.

El Unicaja quiere ganar en casa

El último enfrentamiento es el del anfitrión, el Unicaja, y el Casademont Zaragoza. Los andaluces han defraudado a lo largo de la temporada pese a refuerzos mediada la Liga Endesa como el de Darío Brizuela. De hecho, se clasificaron por organizar el torneo y no por posición en la tabla -San Pablo Burgos fue el octavo clasificado-.

El Zaragoza está ante su oportunidad

Los chicos de Porfi Fisac quieren seguir sorprendiendo al baloncesto español. Después de llegar a las semifinales de la Liga Endesa la pasada campaña este año tienen la oportunidad de llegar a semifinales o incluso la final de la Copa del Rey.

Pese a la salida en verano de Stan Okoye, los aragoneses siguen teniendo una plantilla compensada, con la juventud de gente como Carlos Alocén o la veteranía de Rodrigo San Miguel o Fran Vázquez. Barreiro también ha dado un paso adelante, sobre todo en defensa. Ennis es un anotador incansable, al igual que el otro bastión del equipo, DJ Seeley.

Nada en la Copa del Rey de Málaga está garantizado. Bueno, dos cosas sí. La primera es que no se repetirá la misma final que en las dos últimas temporadas, ya que Madrid y Barça van por el mismo lado del cuadro. La otra es que las aficiones volverán a hermanarse y a disfrutar de un deporte, dando ejemplo al resto de competiciones deportivas en España.

VAVEL Logo