Luca Vildoza ejecuta a un endeble Bilbao Basket (64-87)
Luca Vildoza, preparado para lanzar un tiro | Foto: ACB PHOTO

Se hizo de rogar, pero el baloncesto volvió 101 días después con varios choques emocionantes correspondientes al Grupo A. Con la victoria por la mínima del FC Barcelona sobre el Joventut de Badalona y el holgado triunfo de Unicaja ante el CB Canarias, RETAbet Bilbao Basket y Saski Baskonia fueron los conjuntos encargados de protagonizar y disputar el último de los encuentros del día. El duelo, que comenzó a las 21:30 horas en La Fonteta, contó son sendos alicientes que invitaban al espectador a no despegar la mirada del televisor. 

El Bilbao Basket, que ejercía como el cuadro local, comenzó acertado y contundente en tareas defensivas. Además, Jonathan Rousselle supo guiar a los suyos en los primeros compases del choque. El base francés transformó una entrada a canasta que dotó de un colchón de puntos inicial a los hombres de Álex Mumbrú (6-2). Minutos después, el Baskonia se repuso y comenzó a desquitarse de unos nervios y errores propios de la pretemporada. Vildoza y Jayson Granger, ambos desde la dirección de juego baskonista, comandaron la remontada visitante con varios aciertos consecutivos en tiros lejanos. No obstante, el Bilbao Basket continuó controlando el juego y el electrónico del feudo valencianista (23-20). Finalmente y tras un triple de un ya recuperado Luca Vildoza, las tablas y la igualdad se impusieron y el primer cuarto concluyó con un empate a 23 en el casillero. 

La igualdad, una constante

La recuperación de Luca Vildoza supuso un salto cualitativo para el equipo comandado por Dusko Ivanovic. El director de juego de Quilmes se convirtió en uno de los efectivos más acertados del encuentro; además, fue el encargado de acabar con el dominio local en el mercador (23-27). El base argentino mantuvo su racha durante varios ataques; sin embargo, Rafa Martínez, con la experiencia como aval, respondió al Saski Baskonia y devolvió la igualdad al electrónico de una inédita Fonteta. Poco le duró le alegría al conjunto vitoriano, puesto que el Bilbao Basket prosiguió desplegando su tan característico baloncesto (30-27). Ben Lammers emergió como uno de los nombres propios de la primera mitad, ya que su influencia en el choque fue tan inesperada como decisiva. 

Vildoza, Dragic y Granger | Foto: @Baskonia
Vildoza, Dragic y Granger | Foto: @Baskonia

La defensa prosiguió imponiéndose y siendo una de las claves del enfrentamiento entre el RETAbet Bilbao Basket y el Saski Baskonia; claro ejemplo de ello fue la casi nula presencia de Shengelia en ataque. Pese a ello, el georgiano fue protagonista de varias acciones defensivas de mérito y prestigio. Los intentos de dar la vuelta al marcador del cuadro gasteiztarra se esfumaron y Ondrej Balvin amplió la ventaja para los hombres de negro (32-27). Diop acercó a los visitantes con un triple y Shengelia hizo lo propio con el palmeo. La baja anotación en el segundo periodo reflejó la intensidad e implicación defensiva de ambos conjuntos (37-35). En consonancia con una nueva reacción de los hombres de Ivanovic, Pierria Henry rescató varios tiros libres que devolvieron la delantera en el marcador a los babazorros. 

El Baskonia despertó y siguió extendiendo su ventaja en el electrónico gracias al acierto en el tiro exterior. Tras la conclusión de los dos primeros cuartos, el marcador fue de 37-44 en favor de los vitorianos. Diop en los últimos suspiros del segundo periodo fue clave; no obstante, el buen nivel mostrado por Luca Vildoza se convirtió en un factor diferencial, sobre todo en los primeros compases. Rafa Martínez, con siete puntos, Tornike Shengelia, con otros siete, y el base argentino fueron los jugadores más entonados del enfrentamiento correspondiente al Grupo A. 

El segundo acto comenzó con un Bilbao Basket enchufado. Sulejmanovic robó, anotó una canasta de dos y redujo la ventaja del cuadro baskonista (41-44). Sin embargo y conteniendo los intentos de remontada de los bilbaínos, la escuadra gasteiztarra mantuvo la intensidad y Jayson Granger elevó el colchón de puntos a diez con el 41 a 51 con el que se llegó al ecuador del tercer cuarto. 

Control e intensidad por parte del Baskonia

El tercer periodo fue del conjunto visitante. El Saski Baskonia impuso su ley y su juego sobre el parqué del feudo taronja y consiguió escaparse en el marcador con una ventaja de doce puntos que parecía insalvable para los hombres de negro (47-59). Dragic y Granger se complementaron a la perfección y conformaron una dupla letal que dejó, por momentos, sin vida al RETAbet Bilbao Basket. La brecha en el marcador creció y los vitorianos continuaron dominando y controlando el choque a través de defensas sólidas y ataques eficaces (49-67).  

Con una ventaja considerable para afrontar el último tramo del tercer periodo y los últimos diez minutos, los visitantes siguieron sometiendo a los pupilos de Álex Mumbrú y se erigieron como uno de los equipos más en forma de la competición conformada por los doce primeros clasificados. El showtime, patrocinado por un superlativo Luca Vildoza, manifestó la superioridad del Baskonia, que llegó a contar con ventajas de hasta 20 ó 22 puntos. El penúltimo periodo finalizó con un 50-72 en el casillero. 

Foto: @Baskonia
Foto: @Baskonia

Los últimos diez minutos del tiempo reglamentario fueron un calco del encuentro. El Baskonia prosiguió entonado y Polonara y Michael Eric se sumaron a la fiesta anotadora que se vivió en una Fonteta sin aficionados en las gradas (50-76). El jugador italiano abrió brecha en el marcador y aumentó la ventaja de su equipo hasta los treinta puntos. Además, disputó minutos de calidad y demostró estar inmerso en una dinámica ascendente para afrontar el mini-torneo doméstico. 

Tratando de dosificar a sus jugadores, Mumbrú dio entrada en el choque a Miguel Ruiz, canterano del conjunto bilbaíno. Sobremanera, Dusko Ivanovic, satisfecho con el trabajo y compromiso de los suyos, llevó a cabo una política de rotaciones con la premisa de repartir los minutos en un encuentro en el que fueron muy superiores. Iván Cruz-Uceda disminuyó la desventaja local en el electrónico (58-82), aunque los atisbos de mejora fueron tardíos y a destiempo. Los últimos tres minutos fueron un mero trámite para el conjunto visitante, que con una ventaja de 25 puntos, se relajó y dio descanso a sus jugadores franquicia. Tras la conclusión del último periodo, el marcador fue de 64-87 para los hombres de Dusko Ivanovic. 

VAVEL Logo