Philadelphia 76ers: sobrevivir matando
Fuente: NBA

Si hace cosa de un mes, momento en el que arrancó la competición, alguien dijera que los Sixers serían uno de los líderes de la liga, y sin sus principales piezas disponibles, no sería extraño pensar que es una locura, pero es lo que está sucediendo.

  • No Harris, no Simmons, no Green

Ben Simmons continúa alejado de la disciplina del equipo. El jugador alega que no aún no se encuentra preparado mentalmente para jugar, pero tampoco ha aceptado la ayuda que le ha proporcionado la franquicia. El australiano no participa en los entrenamientos grupales, aunque según fuentes oficiales, se encuentra trabajando con entrenadores de forma individual. Se desconoce la fecha de su regreso.

A esta se han sumado otras dos bajas sensibles, aunque en principio sin gravedad. Tobias Harris fue apartado del grupo tras el encuentro frente a Atlanta, después de conocerse su positivo en COVID-19. Su vuelta a las canchas no será tarde, ya que se ha perdido los últimos tres duelos.

Fuente: NBA
Fuente: NBA

La otra mala noticia se debe a Danny Green. El alero se vio obligado a dejar el partido ante Portland Trail Blazers a mediados del tercer cuarto. Se conoció más tarde que esto era a causa de molestias en sus isquiotibiales. No parece ir más allá, pero la precaución es la gran prioridad a estas alturas.

  • Embiid no está al 100%

Entre los habituales descansos de Joel Embiid en algunos encuentros, el pívot sigue participando en la mayoría de estos. No está ofreciendo todo el rendimiento que podría dar, pero es notable que, especialmente a nivel físico, no se halla en su mejor nivel ni mucho menos. A pesar de todo, el camerunés registra 20.4 puntos, 8.8 rebotes y 4.1 asistencias por partido.

Fuente: NBA
Fuente: NBA
  • Curry, liderando desde el triple

Si hay una figura dentro de la plantilla a la que hay que destacar es a Seth Curry. El escolta ha tomado las riendas del equipo en las victorias contra Portland Trail Blazers, Chicago Bulls y Detroit Pistons. Ante tantas ausencias en la plantilla, ha tenido que asumir un rol de mayor importancia, siendo en repetidas ocasiones el único de los corrientes titulares presente en la pista.

La base de este liderazgo reside en su tiro de tres. Con un porcentaje de 61.6% en el triple y un 53.1% en tiros de campo, posee una marca de 17.8 puntos por partido. Para poner esto en valor, un dato que ilustrará estas estadísticas: ningún jugador en la historia de la NBA ha logrado finalizar una temporada con 60% en tiros y 50% en triples promediando más de 15 tantos.

Fuente: NBA
Fuente: NBA
  • Los suplentes responden

Si hay otro gran motivo detonante de esta racha ganadora, es la maravillosa actuación de la segunda unidad. Con tantas bajas, Doc Rivers ha requerido más presencia de los menos habituales, y no están decepcionando.

El que está sorprendiendo gratamente es Andre Drummond. El pívot, que normalmente es el recambio de Embiid, ha tomado más responsabilidades, saliendo incluso como titular en diversas ocasiones. Se puede observar una mejoría en la mayoría de aspectos en relación a su paso por Los Ángeles. Como es natural, sobresale en el rebote, pero ya se puede palpar una mayor involucración en el ámbito defensivo, singularmente.

Otro que ha cogido galones es Tyrese Maxey. En la temporada pasada, su año rookie, ya dejó destellos de calidad. En este curso ya se aprecia una evolución notable. Sin Simmons, tiene la oportunidad de estar disputando 33 minutos de media, y no los desaprovecha. Hay muchas esperanzas depositadas en el joven para ser uno de los pilares de futuro.

Fuente: NBA
Fuente: NBA

No hay que olvidar a algunos jugadores que están siendo de vital importancia, como son Furkan Korkmaz, Matisse Thybulle, Shake Milton o Georges Niang.

Los Sixers han conseguido lidiar con todo lo que se les ha venido encima, y parece que ya han asumido que tendrán que adaptarse a jugar permanentemente sin Ben. La unidad grupal es lo que caracteriza y hace fuerte al conjunto, y en acción es donde se está plasmando. 

VAVEL Logo