Celtics y Warriors sonrieron en el regreso de la NBA
Los Warriors festejaron su campeonato | Foto: NBA

¡Bienvenidos a una nueva temporada de la NBA! Esta campaña 2022/23 comenzaba con dos duelos más que interesantes, con Golden State Warriors y Boston Celtics, campeón y subcampeón de la última edición, enfrentando a Los Angeles Lakers y Philadelphia 76ers respectivamente.

El primero de los duelos fue el que medía a los de Jayson Tatum y compañía contra la franquicia liderada por Joel Embiid y James Harden. Los subcampeones de la última campaña comenzaban su camino hacia el sueño de una nueva final, ya sin una pieza clave como Ime Udoka, su entrenador, que fue separado de la plantilla a raíz de una investigación que comprobó que había mantenido una relación con una empleada del club, lo cual rompía las políticas de la franquicia.

Del otro lado estaban Embiid y un renovado Harden, que mostró una importante pérdida de peso de cara a esta temporada, en la que sueña con recuperar ese nivel que lo llevó al estrellato hasta su llegada a Brooklyn. El primer cuarto se cerró con una ligera ventaja para los 76ers, gracias a un Harden explosivo, que sacó a relucir su juego desde el perímetro y consiguió la buena cifra de 16 puntos en esos primeros minutos.

Tatum y una noche espectacular | Foto: NBA
Tatum y una noche espectacular | Foto: NBA

Para el segundo cuarto, el nuevo entrenador, Joe Mazzulla, ajustó las piezas necesarias y Boston se pareció mucho más al que alcanzó las finales en la última temporada. Tatum y Brown lideraron la remontada, marcando 70 puntos entre los dos, repartidos en 35 para cada uno, más de la mitad del marcador total. Enfrente, Harden alcanzó la misma cifra, con un 100% en tiros libres y siete asistencias, pero los desajustes defensivos le permitieron a los Celtics sacar provecho de la situación, más allá de la gran actuación de la ‘Barba’.

Más allá de que la victoria se quedó en Boston con el 117-126 final, en Philadelphia pueden ilusionarse con la gran noche que tuvo Harden, en su mejor partido desde que firmó con los Sixers. Por su parte, Boston tiene más presión, la cual pudo superar en este debut, pero a sabiendas que tendrá que demostrar que esas finales de NBA conseguidas en la campaña anterior no han sido un mero espejismo.

La fiesta del campeón

Unas horas más tarde, la ceremonia de los anillos de campeones tendría lugar en el Chase Center, donde la plantilla de Golden State Warriors recibió sus merecidos galardones como los vigentes defensores del título.

Enfrente estuvieron unos debilitados Lakers, que lejos se mostraron de las expectativas que cayeron sobre ellos en la última campaña. Si bien se esperaba que apostaran fuerte en este mercado, pareciera que hoy tienen incluso menos, teniendo en cuenta que se especulaba con la marcha del discutido Russell Westbrook y una llegada de Kyrie Irving. Finalmente, Westbrook sigue en Los Angeles, Irving en Brooklyn y quien llegó a los Lakers fue Patrick Beverley, ademas de partidas como las de Carmelo Anthony y Dwight Howard.

LeBron y otro año intentando salvar a los Lakers | Foto: NBA
LeBron y otro año intentando salvar a los Lakers | Foto: NBA

Siendo un equipo que parece apostar más hoy a un posible play-in, los Lakers esperaban arruinarle la fiesta a los Warriors, con Westbrook finalmente teniendo un lugar en el quinteto inicial, sumado a LeBron, Anthony Davis, Beverley y Lonne Walker. Por su parte, Steve Kerr sacó lo mejor a su disposición desde el inicio, con Curry y Klay Thompson en pista, sumado a Draymond Green, quien parece ya haber zanjado aquella discusión que terminó en golpes de puño con Jordan Poole.

Si bien los Lakers intentaron dar pelea hasta donde pudieron, la franquicia de Steph Curry y compañía fue demasiado para ellos, con un resultado de 109-123, marcando diferencias de casi 30 puntos durante el tercer cuarto. Como nota positiva para los angelinos, LeBron James sumó 31 puntos e inicia con el pie derecho su camino para superar a Kareem Abdul-Jabbar como máximo anotador histórico de la liga.

VAVEL Logo