Historia de los Mundiales: Estados Unidos 1994
Fotomontaje: RIcardo Palmeiro | VAVEL.

El Mundial de fútbol de 1994 se disputó en Estados Unidos. Pasadena, Pontiac, Stanford, East Rutherford, Orlando, Chicago, Dallas, Foxborough y Washington D.C. fueron las sedes que albergaron los partidos. Fue el último Mundial que tuvo 24 participantes. Desde 1998 son 32 las selecciones que participan en la ronda final. Con este evento, en 1994, se quiso abrir las puertas del fútbol a los estadounidenses, o mejor dicho, el soccer.

Primera fase con alguna sorpresa

Es cierto que Argentina no vivía su mejor momento y eso lo reflejó en su pobre clasificación. Brasil jugaba un fútbol rácano, efectivo, pero el más rácano de toda su historia. Los Países Bajos y Alemania defraudaron. Sobre todo Alemania que, ya unificada y con un bloque similar al que había ganado hacía cuatro años, no demostró su grandeza y Bulgaria se deshizo de ellos. Qué decir de España que nadie sepa, cayó en cuartos de final, como acostumbraba, ante Italia.

Rumanía jugando, Colombia inmersa en la tragedia

El grupo A estaba formado por Rumanía, Suiza, Estados Unidos y Colombia. La anfitriona tenía esperanzas de hacer, por lo menos, un papel respetable. Se clasificó como uno de los mejores terceros para octavos. La Rumanía de Hagi y Monteanu hizo una clasificación excelente clasificación para el Mundial y luego corroboró el buen momento del fútbol rumano a nivel mundial. Suiza tenía en su banquillo la cara más conocida: el técnico británico Roy Hodgson. Se clasificó segunda para octavos de final, donde caería ante la selección de España. Por último, la selección de Colombia había creado unas expectativas muy altas después de golear en Buenos Aires a Argentina por cinco goles a cero. Caer el primera ronda fue devastador. Trágico. El zaguero que se anotó un gol en propia ante Estados Unidos, fue asesinado al llegar a su país.

Grupo A

Selección Pts PJ PG PE PP GF GC Dif.
Rumanía 6 3 2 0 1 5 5 0
Suiza 4 3 1 1 1 5 4 1
Estados Unidos 4 3 1 1 1 3 3 0
Colombia 3 3 1 0 2 4 5 -1

El Grupo B estaba formado por Brasil, Suecia, Rusia y Camerún. Brasil llegaba a la cita después de una ronda de clasificación tranquila. La selección no tenía grandes estrellas pero un joven Ronaldo ya se metía dentro del mundo de la selección. Selló rápido su clasificación. Suecia, con Henrik Larsson sin ser titular, consiguió ser segundo por detrás de la todopoderosa Brasil. Rusia contaba con Mostovoi, Karpin o Lediakhov y su sueño mundialista se acabó en la primera ronda. Por último, la selección Camerún repetía en una cita mundial por segundo año consecutivo y se despedía de forma prematura. El grupo C es el grupo en el que quedó encuadrada la selección de España. Los empates ante Alemania y Corea del Sur hizo que la selección entrenada por Clemente quedara segunda. La primera clasificada fue Alemania. Las desconocidas Corea y Bolivia quedaron fuera del torneo, algo predecible.

Grupo B

Selección Pts PJ PG PE PP GF GC Dif
Brasil 7 3 2 1 0 6 1 5
Suecia 5 3 1 2 0 6 4 2
Rusia 3 3 1 0 2 7 6 1
Camerún 3 3 0 1 2 3 11 -8

Grupo C

Selección Pts PJ PG PE PP GF GC Dif.
Alemania 7 3 2 1 0 5 3 2
España 5 3 1 2 0 6 4 2
Corea del Sur 2 3 0 2 1 4 5 -1
Bolivia 1 3 0 1 2 1 4 -3

Grondona fulminó a Maradona: tramposos no

El grupo D estaba formado por Nigeria, Bulgaria, Argentina, Grecia. Argentina, con su Dios sobre el césped defraudó en su grupo y, de paso, avergonzó a una nación que siempre quiso a Diego Armando Maradona, su Diego. Se clasificó como uno de los mejores terceros del campeonato ya que hubo triple empate a 6 puntos. En el primer encuentro contra Nigeria lo ganó y todo marchaba bien hasta el control antidopaje que no pasó Maradona. La AFA expulsó de la concentración al astro venido a menos por miedo de castigos mayores por parte de la FIFA. Nigeria, en la cual militaba el mítico portero Rufai o jugadores como Amunike, se repuso rápido de la derrota y se deshizo fácil de Bulgaria y Grecia. Bulgaria, con Stoichkov a la cabeza, fue segunda de grupo mientras que Grecia pasó sin pena ni gloria por el Mundial. Se marchó con 0 goles a favor.

Grupo D

Selección Pts PJ PG PE PP GF GC Dif.
Nigeria 6 3 2 0 1 6 2 4
Bulgaria 6 3 2 0 1 6 3 3
Argentina 6 3 2 0 1 6 3 3
Grecia 0 3 0 0 3 0 10 -10

El grupo E fue otro de los más igualado del campeonato. Sus cuatro selecciones; México, Irlanda, Italia, Noruega, empataron a 4 puntos. Todos ganaron un partido, empataron otro y ganaron otro. Italia quería resarcirse del palo sufrido en la semifinal del Mundial de su país y no empezó bien ante la República de Irlanda de Roy Keane o John Sheridan. Noruega también empezó fuerte ante la selección de México pero luego se fue apagando poco a poco. Tanto fue así que Noruega se quedó fuera por tener un golaveraje de 0, como el resto de equipos, pero con menos goles a favor. Primera fue México, segunda Irlanda y como una de las mejores terceras, Italia avanzaría a octavos.

Grupo E

Selección Pts PJ PG PE PP GF GC Dif.
México 4 3 1 1 1 3 3 0
Irlanda 4 3 1 1 1 2 2 0
Italia 4 3 1 1 1 2 2 0
Noruega 4 3 1 1 1 1 1 0

Otro grupo con triple empate fue el grupo de los Países Bajos, Arabia Saudí, Bélgica, Marruecos. El grupo F. Este campeonato fue el chispazo que necesitaban los jugadores holandeses para creer en ellos mismos. De hecho al año siguiente el Ajax, repleto de holandeses, ganaría la UEFA Champions League. Los De Boer, Bergkamp y compañía solventaron no sin problemas un grupo sin grandes nombres pero muy luchadores. Arabia Saudí, con una selección casi desconocida plantó cara a los holandeses y se clasificaron como segundos. Bélgica, que este año puede ser su año de hacer algo grande en los mundiales, se clasificó como una de las mejores terceras. Jugaba el actual seleccionador, Marc Wilmots.

Gupo F

Selección Pts PJ PG PE PP GF GC Dif.
Países Bajos 6 3 2 0 1 4 3 1
Arabia Saudita 6 3 2 0 1 4 3 1
Bélgica 6 3 2 0 1 2 1 1
Marruecos 0 3 0 0 3 2 5 -3

En octavos se despiden la anfitriona y Argentina

Poco le duró la alegría a los estadounidenses cuando llegó el día del partido ante un rival grandioso: Brasil. En esta fase no hubo grandes sorpresas, salvo lo que le costó a Italia ganar a Nigeria. Los mejores terceros (Argentina, Bélgica, Estados Unidos e Italia) acompañaron en los octavos de final a quienes quedaron primeros y segundos. Estos fueron los duelos.

El choque entre Rumanía y Argentina estaba marcado por la expulsión de la competición de Maradona. A pesar de ello, Argentina no quería dejar un minuto a la duda y Batistuta se echó el equipo a la espalda. Insuficiente. Dimitrescu puso por delante a los europeos, Batistuta empató poco después de penalti. Dimitrescu repitió antes de que Hagi rematara la faena. Dura derrota de los argentinos que fueron mejores durante los 90 minutos. El partido entre Suecia y Arabia Saudí parecía el encuentro de menos interés. Error. Dahlin y Andersson, en dos ocasiones, y Al Gheseyan fueron los goleadores del choque.

El encuentro entre Holanda e Irlanda se decidió por dos fallos en defensa. El primero fue de Terry Phelan. Una cesión hacia atrás le cayó a Overmars y fue letal. El primero fue de Dennis Bergkamp. El segundo error, garrafal, fue del portero Pat Bonner al no blocar bien un disparo de Jonk. Irlanda fue un duro rival pero ofreció facilidades en defensa. El partido más esperado fue el que enfrento a la selección de Brasil con la anfitriona, Estados Unidos. El resultado corto no refleja lo que fue el partido. Estados Unidos dispuso de ocasiones. Brasil llegaba y llegaba pero no acertaba de cara al gol. Se ponía difícil para Brasil ya que Leonardo fue expulsado en la primera mitad por un codazo. Bebeto definió el marcador y Brasil pasaba a cuartos de final sin convencer.

Bulgaria asombra mientras Alemania pisa fuerte

Bulgaria había sorprendido a propios y extraños después de la primera fase casi impecable que hizo. México estaba en su continente y quería hacer un buen papel. Stoichkov adelantó a los europeos mientras que García Aspe, de penalti, empataba para los aztecas. El partido fue un festival de ocasiones pero el partido se decidió en la tanda de penaltis. La primera tanda de penaltis del Mundial, pero no la última. García Aspe falló el primero, raro en el especialista. Pero otros dos compañeros también fallaron y el último penalti, de Letchkov, dio el pase a siguiente ronda a los búlgaros. La vigente campeona, Alemania, se enfrentaba a una selección que no tenía grandes nombres pero en los últimos mundiales se crecía, Bélgica. Alemania se adelantó por medio de Rudi Völler pero empató Grun dos minutos después. Klinssman y, de nuevo, Völler pusieron el 3-1. Cerró el marcador ya en los últimos instantes Albert.

España se enfrentaba en octavos de final a Suiza, capaz de dejar en el camino a Colombia. La selección de Javier Clemente partía como favorito y Hierro lo confirmó antes de los primeros veinte minutos. Los suizos de Roy Hodgson, actual seleccionador inglés, inquietó poco o nada la meta de Zubizarreta. En un partido plácido para el combinado español, Luis Enrique y Beguiristain se encargarían de cerrar la goleada que les llevaba a la siguiente ronda a jugar contra una de las grandes temidas en la historia de los mundiales: Italia. Suiza se iba a casa con un sabor de boca dulce porque había quedado encuadrada en un grupo difícil y había conseguido avanzar.

Nigeria no pudo con el espíritu italiano

El último encuentro de los octavos de final enfrentaba a dos selecciones que llevaron, hasta la fecha, caminos muy distintos. Por una parte, Nigeria había quedado primera de su grupo después de haber tenido un triple empate. Mayor suerte fue la que tuvo Italia ya que se clasificó como una de las mejores terceras para la siguiente ronda después de que en su grupo hubiera un cuádruple empate. Amunike, exjugador del F.C. Barcelona, adelantó a los nigerianos y jugaron con ventaja durante más de una hora de juego y hay que recordar que Italia jugó con un hombre menos desde el minuto 75 por expulsión del exblue, Gianfranco Zola. A pesar de esto, la figura de Roberto Baggio fue más fuerte que el hueco que ocasionaba jugar con un hombre menos y poco antes de que el colegiado, Brizio Carter, pitara el final del encuentro. Ya en la prórroga, de nuevo Roberto Baggio adelantó a su equipo y le dio la clasificación para cuartos de final.

Brasil despacha a los Países Bajos y España se despide

Rumanía se había impuesto a Argentina mientras que Suecia había hecho lo propio con una débil Arabia Saudí. Distintos rivales, mismo resultado. La selección de Rumanía, después de haber despachado a Argentina en octavos, era la gran respetada. Es cierto que Argentina por aquel entonces no estaba en sus mejores momentos en lo deportivo y extradeportivo pero nunca deja de ser una selección a batir. El encuentro nos demostró algo que ya se sabía: Rumanía no tenía banquillo pero se superaba a cada minuto en lo físico. Esta confirmación se demostró en que solo utilizó un jugador de recambio. Suecia, por su parte, sin hacer mucho ruido había llegado más lejos de lo esperado.

Tomas Brolin poco antes del minuto 80 adelantó a los escandinavos. No saltaría la sorpresa, al menos de momento, en San Francisco ya que Raducioiu empataría poco antes del minuto 90. Prórroga. Ahora sería Rumanía la que se adelantaría por medio de Raducioiu, de nuevo y Kennet Andersson el que empataría el encuentro. El primer penalti fallado por Mild daba vida a Rumanía pero los penaltis fallados por Petrescu y Belodedici hicieron que Henrik Larsson, le diera el pase a su selección en el último penalti.

Brasil pasó a un segundo plano con la clasificación de Bulgaria

Los Países Bajos estaban gestando una época gloriosa a nivel de clubes, con el Ajax de Ámsterdam, con jugadores jóvenes que todavía tardaría en llegar un año. Por otro lado, en el equipo brasileño, que no convenció demasiado en la anterior fase, se notaba en el ambiente máxima expectación. A pesar de todo, Brasil lograba ponerse por delante hasta en dos ocasiones, primero por medio de Romario y después de Bebeto. El combinado europeo se repuso bien ante este revés y empató con goles del genial Dennis Bergkamp y Aron Winter. No pudo conseguir la gesta el equipo de Dick Advocaat ya que en el minuto 81, Branco anotaría el gol de la victoria brasileña. Bulgaria, con poco que perder y mucho que ganar salió a por todas al estadio de los Giants de Nueva York. Alemania, con su estilo, jugaba como si no hubiera mañana. Hasta el segundo tiempo del encuentro no pudimos ver goles y fue Lothar Matthaüs. Jarro de agua fría para los del este de Europa pero tenían en su equipo a su Dios, a su "Cristo". Hristo Stoichkov se echó el equipo a sus espaladas que anotó los dos goles que darían el pase a semifinales a los búlgaros. Alemania, vigente campeona hasta la fecha, se quedaba en el camino y no podría optar a revalidar el Mundial.

El codazo sin castigo

El partido del codazo al Luis Enrique. Así sería recordado durante mucho tiempo el encuentro. Boston vería otra realidad. En España se vivió con grandes esperanzas. Esperanzas rotas. Un gran equipo. Italia se adelantó con un gran tiro de Dino Baggio, potente y colocado en el que Zubizarreta no pudo hacer nada. Caminero, con ayuda italiana ya que rebotó en la bota del rival, consiguió el empate. Con el empate en el marcador Salinas pudo adelantar a los españoles pero tuvo un fallo imperdonable. Tassotti agredió a Luis Enrique pero el futbolista italiano no tuvo castigo. Roberto Baggio aprovechó un fallo de la defensa española y después de regatear a Zubizarreta anotó a puerta vacía. Abelardo no llegó a despejar. España a casa en cuartos de final.

A continuación, un reportaje de lo que fue para los jugadores españoles.

Italia y Brasil se citan en la final

En semifinales, se volvían a enfrentar en el torneo las selecciones de Suecia y de Brasil. En el primer enfrentamiento, en la fase de grupos, Brasil no pudo pasar del empate pero la semifinal de un gran torneo era otro escenario bien distinto. Suecia no fue rival para el ataque "acosador" de los brasileños. Todo el encuentro fue un recital brasileño en ataque, aunque el primer gol, y único, llegase al final del segundo tiempo. El solitario gol de cabeza del gran Romario, a falta de diez minutos para el final, dio el pase a la final a la selección de Carlos Alberto Parreira. Todo indicaba que Brasil volvería a jugar una final de Mundial de fútbol después de 24 años de ausencia.

Brasil esperaba a Italia, que no falló

Bulgaria, que había dejado en el camino a selecciones como Argentina o Alemania, llegaba a semifinales como una selección muy rocosa a la vez que temida por los contrarios. En frente estaba la selección de Italia que, por el contrario, había llegado a semifinales después de una fase de grupos para olvidar y ganando a Nigeria, en penaltis, y a España. En esta semifinal se vio la mejor Italia. La figura de Baggio fue demasiado grande para el equipo de Europa del Este. El primer gol fue una maravilla del "Dios con coletilla". Después de driblar a un zaguero, batió al guardameta. El segundo gol fue un gran tiro cruzado después de un gran pase de Albertini. Fue al final de la primera parte cuando Stoichkov redujo distancias gracias mediante un penalti. En la segunda mitad un posible penalti a favor de Bulgaria que no pitó el árbitro e Italia ya tenía billete para Los Ángeles.

Brasil se convierte en tetracampeona en 1994

Brasil e Italia se citaban en la final del Mundial. Mucho respeto entre los dos equipos y máxima igualdad, de paso, sobre el césped angelino. Los porteros fueron los grandes protagonistas. Algún suso se dio Pabgliuca en la segunda mitad pero nada que resaltar. En la prórroga pudo adelantar a su equipo primero y luego Romario pero no pudieron con el portero italiano. Lo mismo le pasó a los atacantes de Italia, Taffarel estuvo descomunal. En la segunda mitad de la prórroga Romario falló un gol que cantaban los millones de brasileños espectantes.

Empate. Llegó el desempate en la tanda de penaltis. Si algo hay de injusto en la memoria del fútbol, es sin duda, el hecho de recordar a Roberto Baggio por su penalti fallado en esta final. Y aunque Baresi y Massaro también tuvieron su parte de culpa al fallar sus respectivos penaltis, lo cierto es que Brasil se convirtió en la selección más grande del mundo al ganar su cuarto título gracias al fallo del genuino 10, de Roberto Baggio.

ITALIA BRASIL

Baresi - Fallo Marcio Santos - Fallo

Albertini - Gol Romario - Gol

Evani - Gol Branco- Gol

Massaro - Fallo Dunga - Gol

Baggio - Fallo

Alineaciones de la final

Este fue el equipo campeón del Mundial 1994

En la imagen

Arriba. Taffarel - Jorginho - Aldair - Mauro Silva - Marcio Santos - Branco.

Abajo. Mazinho - Romario - Dunga - Bebeto - Zinho.

VAVEL Logo