La Juventus confirma su buen momento en la Serie A
Dybala y Mandžukić celebran uno de los goles de la Juventus // @MARCATV

La Juventus confirma su buen momento en la Serie A

La Juventus venció 3-1 a la Fiorentina en el estadio turinés después de remontar el tanto inicial de Iličić de penalti. Cuadrado, Mandžukić y Dybala fueron los artífices de los tres goles de los 'bianconeri', que confirman su buen momento de forma con este triunfo.

AresGC10
Ares Gómez Calatayud
JuventusBuffon; Chiellini, Barzagli, Bonucci; Evra (Alex Sandro, min. 77), Khedira (Sturaro, min. 62), Marchisio, Pogba, Cuadrado; Dybala, Mandžukić (Morata, min. 85).
FiorentinaTătărușanu; Astori, Gonzalo Rodríguez, Tomović; Marcos Alonso (Pasqual, min. 85), Badelj, Vecino (Matías Fernández, min. 85), Bernardeschi, Borja Valero, Iličić (Rossi, min. 85); Kalinić.
MARCADOR0-1, min. 3, Iličić pen. 1-1, min. 6, Cuadrado. 2-1, min. 80, Mandžukić. 3-1, min. 90+1, Dybala.
ÁRBITRODaniele Orsato (ITA). Amonestó a Marcos Alonso (min. 34), Pogba (min. 52), Borja Valero (min. 56), Iličić (min. 68), Vecino (min. 72), Mandžukić (min. 72), Marchisio (min. 75) y Pasqual (min. 90).
INCIDENCIASPartido correspondiente a la decimosexta jornada de la Serie A entre la Juventus y la Fiorentina. El partido se disputó en el estadio Juventus Stadium.

Otra vez la misma historia. La Fiorentina salió derrotada de su visita al Juventus Stadium y vuelve a perder en un partido importante ante un equipo con más renombre. Los de Paulo Sousa solamente han conseguido ganar al Inter de los otros cuatro equipos que comparten con ellos los puestos europeos. En todos los demás, ante Nápoles, Roma y ahora contra la Juventus, ha perdido. Por otro lado, la Juventus consigue su sexta victoria consecutiva en la Serie A gracias a los goles Cuadrado, Mandžukić y Dybala, que anularon el tanto inicial de Iličić, y confirma su resurrección para volver a postularse como un candidato al título después de su pésimo inicio de temporada.

El encuentro tenía muchos ingredientes como la vuelta de Paulo Sousa a Turín, después de que el ahora técnico portugués lograse la UEFA Champions League con la Vecchia Signora en 1996. Además, tanto el entrenador viola como Massimiliano Allegri alineaban a sus onces de gala y con sistemas tácticos muy similares -tres defensas y dos carrileros-. Los dos llegaban en un buen estado de forma, a pesar de que los bianconeri perdiesen su último encuentro disputado en el Sánchez Pizjuán. La Juventus venía de vencer en los últimos cinco partidos de liga, mientras que los de Florencia no habían perdido en los últimos nueve partidos entre todas las competiciones.

Inicio eléctrico de ambos conjuntos

El comienzo de partido fue muy esperanzador para los tifosi de la Fiorentina. A los tres minutos de partido, Chiellini cometía penalti sobre Bernardeschi e Iličić lo transformaba en el primer gol del encuentro. Sin embargo, la alegría no duraría casi nada para los violas. Tan solo tres minutos después del tanto del esloveno, Evra centraba desde la izquierda y Cuadrado cabeceaba el balón al fondo de la portería después de una salida en falso de Tătărușanu.

Con dos goles en menos de diez minutos, el partido se calmó. La Juventus se hizo dueño de la posesión mientras que la Fiorentina estaba intentando sorprender a la defensa bianconera con balones largos, algo a lo que no tiene acostumbrados a sus aficionados. La única ocasión de peligro después de los tantos sería obra de Dybala, pero el disparo del joven futbolista argentino era parado por el guardameta de la Fiorentina.

El partido se calmó y llegó la igualdad

Los de Massimiliano Allegri estaban controlando el partido y la Fiorentina jugaba a remolque, aunque la igualdad mandaba en el marcador. A pesar de esta supuesta superioridad, los blanquinegros no eran capaces de poner en apuros a la defensa de la Fiorentina. Con Pogba y Cuadrado como gran protagonistas, la Juventus intentaba marcar el segundo, pero sin demasiado éxito. Por su parte, los violas tenían en Bernardeschi su mayor esperanza, ya que el jugador de Carrara era el más activo de los de Paulo Sousa. El mediocre juego de los violas no ayudaba a que otros jugadores como Kalinić, desaparecido arriba sin que le llegasen balones, tuviesen verdadero protagonismo.

El descanso llegó con ambos equipos muy igualados. La Juventus estaba muy plantada y la Fiorentina no conseguía acercarse demasiado por el área defendida por Gianluigi Buffon y no aprovechaba su posesión. Además, los de Paulo Sousa estaban dejando de lado su característico juego combinativo y apostaban por intentar pillar la espalda de los defensores bianconeri a base de lanzamientos en largo.

Ninguno de los dos equipos quiso arriesgar

Si el primer tiempo estuvo caracterizado por un comienzo fulgurante de los dos equipos, la segunda mitad fue totalmente diferente. La intensidad de Juventus y Fiorentina bajó y las ocasiones se contaron con los dedos de una mano. Los de Massimiliano se echaron hacia atrás y le entregaron la posesión a los violas, que no veían con malos ojos mantener el balón el mayor tiempo posible.

En los primeros minutos de la segunda parte solo un disparo de Dybala que se marchó rozando el palo fue lo único interesante que pasó. Los dos equipos parecían muy cansados y no estaban por la labor de que su rival se adelantase en el marcador por arriesgar demasiado. El primero en mover ficha fue el técnico bianconero, que cambió a Khedira para sacar a Sturaro en una sustitución que solamente provocó un cambio de cromos y no táctico.

Mandžukić y Dybala dan la victoria a la Juventus

Los minutos pasaban y ninguno de los dos equipos se querían exponer demasiado. Sin embargo, cuando el partido parecía que iba a morir con un punto para cada uno, llegaba el gol de la Juventus en un contragolpe. Mandžukić dejaba solo a Dybala ante Tătărușanu, pero el control del argentino se le iba demasiado largo. Parecía que el guardameta rumano atajaría el balón, pero se le escapaba de las manos y Mandžukić se lanzaba al suelo para recoger el rechace y enviar el balón a gol.

A falta de cinco minutos para el final Paulo Sousa decidía hacer un triple cambio después de no haber retocado nada en los ochenta y cinco minutos anteriores. Sacó del campo a Marcos Alonso, Vecino e Iličić para dar entrada a Pasqual, Rossi y Matías Fernández. Pero no funcionó. De hecho, finalmente sería contraproducente para los violas. El riesgo que tomó el entrenador portugués para intentar empatar el partido provocó que la Juventus tuviese más espacios para marcar el definitivo 3-1. Astori intentaba despejar, pero el balón le rebotaba a Cuadrado y le caía a Dybala que, tras recortar a su defensor, definía raso ante la salida de Tătărușanu.

Los bianconeri ya están cuartos en la Serie A

El tercer gol de los bianconeri quizá no hizo verdadera justicia a lo visto en el terreno de juego, pero la efectividad de los delanteros de Massimiliano Allegri fue fundamental para el triunfo de la Vecchia Signora. Este triunfo -el sexto consecutivo en Serie A- aúpa a la Juventus a la cuarta plaza y adelanta a la Roma, quien parecía ser la alternativa al cuadro de Turín a principio de temporada. Por su parte, la derrota frena una gran racha de nueve partidos sin perder de la Fiorentina, a pesar de que los violas no han perdido la segunda posición de la tabla.

VAVEL Logo