Turquía se aferra a las mínimas opciones
Los turcos celebran el segundo gol | Imagen: UEFA.com

No pudo ser para los centroeuropeos, Chequia se despide de una Eurocopa nefasta en cuanto a resultados, el juego no fue vistoso pero tampoco desastroso, Vrba cierra su primera participación en una competición oficial con la selección de la República Checa. Turquía por su parte, tras perder los dos primeros partidos, ha conseguido clasificarse como tercera y todavía tiene opciones de jugar la fase final del campeonato.

Inicio de idas y venidas

Tras el sonido de los himnos envolviendo a la ciudad francesa, los venintidós jugadores de ambos conjuntos se dispusieron a echar a rodar el balón. Tras cinco minutos de tanteo, Darida realizó el primer tiro del encuentro, el balón se marcho desviado a un lado de la portería del equipo otomano. Turquía y Chequia jugaron en el centro del campo durante la mayor parte de los primeros minutos, con el gol de España, los checos tenían la oportunidad de clasificarse directamente como segundos.

Todo dio un giro dramático cuando Emre Mor le puso en bandeja a Burak Yilmaz el primer gol de la noche, Chequia veía peligrar la Eurocopa y así se lo hizo saber a un conjunto visitante que se replegó y optó por buscar el gol al contraataque. Fue entonces cuando el equipo dirigido por Pavel Vrba decidió que era todo o nada, y fue nada. Darida volvió a golpear para encontrarse por primera vez con los guantes de Babacan, los turcos seguían necesitando un gol para tener opciones de pasar a la fase final. La ocasión más clara para los locales la tuvo el central Sivok tras el remate de Darida, un remate que se marchó a la base del palo, un remate que pudo cambiar el rumbo del partido y el destino de ambas selecciones.

Imagen: UEFA.com

El portero turco volvió a aparecer, esta vez le sacó una mano a Kaderabek, el lateral aprovechó un error de la defensa visitante para internarse en el área y disparar volviéndose a topar con un Babacan que estuvo a un nivel más alto que la estrella de los checos, Petr Cech. Necid pudo poner el empate en el electrónico en dos ocasiones consecutivo, primero con un remate sin peligro y luego con un pase de la muerte. El veterano Plasil también tuvo una gran oportunidad tras una jugada peligrosa de Turquía, el partido se fue al descanso con la victoria momentánea de los visitantes y con el empate a uno en el otro encuentro del grupo.

Turquía sentencia el encuentro

La sangre de Gönul marcó el arranque de la segunda parte, el lateral turco chocó con el defensa checo al intentar rematar una falta. Dos minutos más tarde el centro del extremo Krejci no encontró rematador, los minutos pasaban y los checos necesitaban tres puntos. Mor realizó un gran partido, otra ocasión para el joven jugador que pudo marcar el segundo. Necid tuvo la última ocasión local antes del segundoi tanto del conjunto otomano, tras un lío dentro del área, Tufan consiguió rematar un balón difícil ante el que Cech no consiguió atrapar, los checos reclamaron fuera de juego.

A partir de ahí los locales bajaron la intensidad y el partido quedó dormido hasta el final del mismo, sin embargo, Darida realizó un disparo en los últimos diez minutos que puso en peligro la posible clasificación de los turcos. Tosun y Sahan tuvieron sendas oportunidades para poner el tercer gol en el marcador. Acabó así un partido repleto de ocasiones y en el que pudo pasar de todo pero mereció la victoria el equipo visitante, la República Checa vuelve al país centroeuropeo con la ilusión de los suyos mientras que los visitantes aún pueden tener opciones de pasar de ronda contra todo pronóstico.

VAVEL Logo