Siempre hay algo en juego en el Choc des Olympiques
Foto: OL

No se trata de la típica rivalidad que provoca enfrentamientos entre las hinchadas, cruces de palabras y una tensión excesiva en el terreno de juego, como sí ocurre cuando se enfrentan OM y PSG. En cambio, este duelo, conocido como Choc des Olympiques o Olympico, es sobre todo una rivalidad futbolística nacida de los numerosos enfrentamientos entre ambos, donde se han llegado ha disputar un gran número de títulos y han dejado partidos para el recuerdo.

En partido oficial, se han visto las caras en 110 ocasiones, teniendo en cuenta Ligue 1 y Ligue 2, Coupe de France, Coupe de la Ligue, y la ya extinguida Coupe Charles Drago. Curiosamente, no se han enfrentado ninguna vez en competición europea. Es tal la igualdad entre los dos conjuntos, que después de seis décadas de duelos, ninguno ha sido capaz de ganar en más ocasiones que el otro, 36 victorias para cada uno y 39 empates.

La trascendencia del partido de este domingo es vital, ya que una victoria del Marsella les dejaría prácticamente sentenciada esa tercera plaza, pero una victoria del Lyon les permitiría acercarse de forma considerable a su rival y haría que tuvieran que luchar por la última plaza que da acceso a la UEFA Champions League hasta final de temporada, porque todo hace indicar que el Mónaco no va descuidarse y perder la segunda posición.

El primero de muchos

Para encontrar el primer partido oficial que disputaron Olympique de Marsella y Olympique de Lyon tenemos que remontarnos a un 11 de noviembre de 1951. El encuentro se disputó en el antiguo Stade de Gerland, que por aquel entonces tenía una capacidad que no llegaba ni a los 15000 espectadores, y finalizó con empate a dos.

En aquella época, por extraño que parezca, ambos equipos luchaban por no descender y así lo refleja la clasificación final del campeonato liguero de ese año, donde el Lyon quedó penúltimo, lo que le llevó a tener que disputar la Division 2 la siguiente temporada. Mientras que el Marsella, acabó la campaña solo una posición por delante de los lyoneses (les sirvió para salvarse ya que en esos tiempos solo bajaban dos equipos), en parte gracias a poder derrotarles en el partido de la segunda vuelta en el Velodrome.

Plantilla del Olympique de Lyon 1951/1952 | Foto: OL

Plantilla del Olympique de Lyon 1951/1952 | Foto: OL

Duelo en segunda

Aunque parezca mentira, hubo una temporada en la que OM y OL coincidieron en segunda división. Fue en la 83/84, cuando quedaron emparejados en el mismo grupo, ya que por aquel entonces la categoría de plata del fútbol galo se dividía en dos.

Tanto el enfrentamiento de la primera vuelta como el de la segunda, se los llevó el OM por 1-0, en una temporada en la que solo perdieron dos partidos, lo que les permitió quedar primeros y acabar subiendo a primera. El Lyon, sin embargo, acabó tercero y tuvo que esperar varios años más para volver a la máxima categoría. Seguramente una de las peores épocas de la historia del club.

Foto: OM
Foto: OM

 

La final del 76

A punto de llegar el verano de 1976, Olympique de Marsella y Olympique de Lyon se vieron las caras en la final de la Coupe de France de ese año. Ambos conjuntos llegaban a esta final tras una temporada en liga irregular tirando a mala, en cambio, en el torneo del ko habían pasado ronda tras ronda con bastante autoridad; el Marsella se deshizo en semifinales del AS Nancy por un contundente 4-1y el Lyon del Metz por 2-0.

La final se disputó en el Parc des Princes de París, que era el estadio por excelencia de Francia por aquel entonces. El partido comenzó igualado y no fue hasta el segundo periodo cuando el Marsella consiguió decantarlo de su lado; primero Noguès y luego Boubacar harían los dos únicos goles del partido y que servirían para que el OM pudiera alzar su novena Coupe de Francia y la penúltima que conseguiría llevar a sus vitrinas.

Boubacar haciendo el definitivo 2-0 | Foto: OM

Boubacar haciendo el definitivo 2-0 | Foto: OM

Su último título disputado

A pesar de ser dos de los equipos con más títulos de Francia, llevan ya un lustro sin luchar por obtener alguno. El dominio del PSG y la aparición del AS Mónaco, ha hecho que estos dos equipos tengan que remontarse al 2012 para recordar el último campeonato que se disputaron.

Tanto Olympique de Marsella como Olympique de Lyon consiguieron llegar ese año a la final de la Coupe de la Ligue. Fue un encuentro vibrante, con emoción hasta los últimos compases, ya que no fue hasta el minuto 104 de la prórroga, cuando Brandao anotaría el único tanto del partido, el cual iba a servir para que el OM lograra su tercera Coupe de la Ligue consecutiva y aún a día de hoy la última.  

Foto: Ligue 1
Foto: Ligue 1

Mayores goleadas

Si nos paramos a mirar detalladamente cada duelo entre Marsella y Lyon, nos podemos encontrar con cualquier cosa; desde partidos claramente dominados por uno o por otro hasta encuentros igualadísimos. Pero normalmente, lo que más duele y se queda en la retina del aficionado, son las duras derrotas recibidas, y de eso algo entienden los hinchas de los Olympiques.

La primera gran goleada se la endosó el Olympique de Marsella al Lyon, un 7-0 en la temporada 1990/1991 en un partido de liga. El gran héroe del encuentro fue el mítico Papin, autor de cuatro goles en la victoria de su equipo. Sin embargo, no es la mayor goleada de los Chocs des Olympiques, ya que ese honor recae en manos del Olympique de Lyon, que en la temporada 1996/1997 fue capaz de ganar por un histórico 8-0 al Marsella, en parte gracias a un hattrick de Giuly.

Pero esto no acaba aquí, porque hubo un partido en el que se anotaron todavía más goles, eso sí, esta vez repartidos entre ambos conjuntos. En la temporada 2009/2010, un partido de Ligue 1 disputado en el Stade de Gerland, acabó con empate a 5 en el marcador. Fue un partido loco, donde marcaba uno, empataba el otro, un penalti, un tanto en propio e incluso pasado el minuto 90 se vieron dos goles, uno para cada equipo.

Foto: lfp.fr

Foto: lfp.fr

Cambio de bandos 

No son muchos los jugadores que han vestido la camiseta de ambos equipos porque, aunque la rivalidad, como ya hemos comentado, no es de las más grandes de Francia, nunca ha estado bien visto eso de reforzar a un rival directo.

El caso más llamativo es el de Abedi Pelé, Manuel Amoros y Pascal Olmeta, quiénes tras ganar la Champions League de 1993 con el Olympique de Marsella, ficharon ese mismo año por el Olympique de Lyon. Un año después, quien cambió Marsella por Lyon fue Sonny Anderson, qué con seis goles, es el máximo goleador del OL en los duelos ante el OM.

De los últimos años, el fichaje que más repercusión ha tenido, ha sido el de Mathieu Valbuena, que después de un periplo por Ucrania, decidió fichar por el Lyon, habiendo jugado ya antes en el OM. No sentó muy bien por Marsella, ya que ellos no estaban pasando por un buen momento y no esperaban que si volvía a la liga francesa, fuera para jugar en el otro Olympique.

Foto: Vale

Foto: Vavel

 

VAVEL Logo