En caída libre 
Arsenal atraviesa tiempos complicados justo antes del choque con Tottenham. / Foto: Premier League.

Mikel Arteta comenzó su carrera como entrenador principal en un gigante golpeado y carente de identidad tras la salida de su legendario líder Arsène Wenger. El ex capitán del club no logró revertir de inmediato los resultados que habían ocasionado la despedida de Unai Emery, el primer director técnico post-Wenger, pero sí dio un giro importante al ambiente pesimista que se respiraba en el Emirates.

Con obstáculos, resultados adversos y mejoras que hacer, el Arsenal volvió a mostrar signos de resurrección con el nuevo líder. No particularmente por el desarrollo de la temporada pasada en Premier League, pero sí por cómo el equipo había mostrado nuevamente un perfil competitivo con jugadores comprometidos. También, el discípulo de Pep Guardiola no sólo inculcó una filosofía que revivió el hambre de gloria y una mentalidad ganadora, sino que demostró que no le temblaría el pulso al tomar decisiones fuertes. Ha apartado jugadores habitualmente titulares, y dejó en claro que nadie estaría por encima del resto.

Arteta mejoró el clima en Arsenal pero sufre una racha negativa. / Foto: Premier League
Arteta mejoró el clima en Arsenal pero sufre una racha negativa. / Foto: Premier League

Los Gunners decoraron un año opaco en el certamen local con una consagración en FA Cup, en la que se impusieron nada menos que ante el Manchester City y el Chelsea, y les devolvió la sonrisa. La ilusión se renovó con la versión combativa que mostraron ante Liverpool en la Community Shield a principios de esta temporada. Las expectativas para este nuevo curso eran altas: aunque con un camino largo por recorrer, el Arsenal dio señales de ir por la dirección correcta. Sin embargo, no pisaron fuerte como se lo esperaba, y, tras diez jornadas del campeonato local, el presente no es bueno y hay desilusión en el Norte de Londres. 

  • Pasos en falso y sin fortaleza en casa

Las primeras caídas generaron decepción, por supuesto, pero estaban dentro de las probabilidades. Perder en las visitas a Liverpool y Manchester (contra el City) no es el objetivo, claro está, pero al tener en cuenta las distintas realidades que cada equipo atraviesa, las derrotas tienen poco para reprochar. Sí dejó mucho que desear la pálida imagen de los Gunners en ambos cotejos, en los que no dio ningún atisbo de paridad y mostró mucha debilidad ante dos plantillas de las más fuertes del país y de Europa. 

Pero lo peor vino después. Hasta aquel momento, el Arsenal venció a sus otros oponentes y evitó dejar puntos en el camino, lo cual es importante. Sólo había caído con dos poderosos. Hasta el juego con Leicester, como local. Una noche deslucida del equipo de Arteta fue aprovechada por los zorros y Jamie Vardy volvió a ser su verdugo. Primera caída en casa y detonante del declive posterior.

Arsenal cayó en casa con Leicester y entró en una mala racha. / Foto: Premier League
Arsenal cayó en casa con Leicester y entró en una mala racha. / Foto: Premier League

La semana siguiente el Arsenal dio una muestra de carácter con un apretado triunfo en casa del Manchester United, que también transita un momento mediocre. Pero, al contrario de lo que podía esperarse, volver a casa no sirvió para recuperar la fortaleza y repuntar en el torneo. Cuando el Aston Villa, una revelación de la Premier actual, pisó el Emirates, expuso nuevamente los inconvenientes gunners y lo ridiculizó con un 0-3

Arteta expresó tras aquella dura derrota que el equipo debía revertir rápidamente este apagado presente y que quien creyera que ganar uno o dos partidos era suficiente estaba completamente equivocado. Además, aquella noche se retiró lesionado Thomas Partey, refuerzo de lujo para esta temporada. Otro contratiempo para Mikel.

La lesión de Partey, una dura ausencia para el Arsenal / Foto: Premier League.
La lesión de Partey, una dura ausencia para el Arsenal / Foto: Premier League.

Lo más preocupante de los gunners fue su bajo nivel, más allá de las caídas. En la fecha siguiente, con Leeds, nuevamente fueron los dominados y apenas pudieron llevarse un punto. En el último juego, con Wolves, en casa, su pésima situación fue profundizada y expuesta por un equipo que acorraló a los Gunners en la primera mitad con una presión asfixiante y mucho vértigo en ataque. 

Tres derrotas en los últimos cinco partidos, todas ellas como local, y superado con claridad en cada una. Arteta tuvo dificultades desde que comenzó su proceso, pero en este momento se nota una mayor falta de juego y un muy bajo nivel de sus futbolistas como nunca antes.

  •  El goleador que se quedó sin gatillo

Muchas veces ha pasado que Arsenal tuvo dificultades para solucionar un partido y hacerse con la victoria. Pero siempre tuvo satisfacción con las apariciones de su héroe, que se hacía cargo de encontrar el desequilibrio necesario para darle alegría a los suyos. Pierre-Emerick Aubameyang brilló en el Emirates desde que llegó en febrero de 2018, fue la carta de gol y la esperanza hasta en los momentos más difíciles. 

Aubameyang no encuentra su nivel en esta temporada / Foto: Premier League
Aubameyang no encuentra su nivel en esta temporada / Foto: Premier League

Arsenal podía no pasar buenos días. Pero su goleador, estrella y capitán era el que no fallaba, el que daba la nota y se las ingeniaba para gritar en un equipo que creaba poco peligro. Ya ni con eso pueden alegrarse esta temporada

La crisis del equipo la padece también el talentoso delantero. Acostumbrados a que el gabonés brillara sin importar el presente, los gunners ahora sufren con la falta de protagonismo de su figura. También puede entenderse que existía una gran dependencia en su buena forma, y ahora que no la encuentra, parecen no tener respuestas.

Si el nivel de Auba es bajo, qué le quedará a los demás... hay rendimientos que están muy lejos de las aspiraciones ambiciosas del proyecto de Arteta. Willian, Xhaka, Lacazette y Dani Ceballos son algunos de los nombres más conocidos del plantel que en los últimos juegos no pudieron desempeñarse bien. De cualquier manera, el equipo en conjunto está en mala forma. 

Lacazette tampoco pasa un buen momento en los Gunners / Foto: Premier League
Lacazette tampoco pasa un buen momento en los Gunners / Foto: Premier League

Hubo carencia de creatividad, de eficacia, de sorpresa y de solidez en la marca. La ausencia de Partey se extraña en el centro del campo. En defensa, Gabriel pudo destacarseBellerín ha tenido buenos partidos, excepto con Wolves, Tierney también cumplió, pero el inconveniente parece estar con el otro central. Ya sea David Luiz Holding, en ese rol no termina de haber seguridad. Arteta buscó solucionar la zona baja tanto con línea de 4 o de 5, pero hubo problemas igual. 

El bajo nivel en ataque también invita a pensar si no podría tener un lugar Mesut Özil, la estrella que perdió terreno y parece haber sido enviado al ostracismo por el entrenador

El inicio de Arsenal por Premier League no fue el esperado / Foto: Premier League
El inicio de Arsenal por Premier League no fue el esperado / Foto: Premier League

La situación de Arsenal en esta temporada es decepcionante otra vez, cuando la esperanza era que este presente fuera distinto. Más bien, había ilusión en el Norte de Londres por un equipo que se encontrara en otro lugar en este momento. Un pobre decimocuarto lugar no es lo que podía esperarse de unos gunners que habían dado señales de mejora. Tres caídas en casa ante rivales que no pertenecen al Big Six, tampoco era lo imaginado. A pesar de esta mala situación, Mikel Arteta dio muestras de que el equipo está en buenas manos bajo su tutela. Por eso también es que se espera una rápida recuperación y de no haberla, la sorpresa sería mayor. El derbi con Tottenham no llega en un momento ideal, pero es una oportunidad para Arsenal de revertir la imagen y recuperar la sonrisa en tiempos difíciles.

VAVEL Logo