Del subidón en Champions al bajón en la Serie A
El Sassuolo celebra un gol ante el Milan / Foto: US Sassuolo

El Milan recibía en San Siro al Sassuolo que venía de empatar ante el Cagliari por 2-2 en casa. Los rossoneri venían de ganar ante el Atlético de Madrid en Champions League habiendo la posibilidad de pasar a la siguiente fase.

Los locales empezaron muy metidos en el partido con muy pocos errores, estando acertados en la presión tras pérdida y en la salida de balón del Sassuolo. Los de Pioli gozaron de varias ocasiones, pero no sería hasta el minuto 21 tras un córner donde un buen centro de Theo Hernández fue rematado por Romagnoli en el primer palo.

Hasta ese momento, un conjunto neroverdi muy discreto empezó a ir de menos a más y encontrar su lugar en el verde, con la ayuda de un iluminado Scamacca. Con el transcurso del partido siguió generando más peligro que el Milan y llegaron los frutos que esperaban, un gol en propia de Kjaer y un golazo de Berardi resolviendo muy bien ante Maignan y la defensa milanista, tras una pérdida de Kessié.

  • Scamacca deja su sello en San Siro

El joven punta italiano no había aparecido en el encuentro hasta el primer gol de los locales. A partir de ahí, los de Dionisi comenzaron a carburar y a meter el miedo en el cuerpo a sus rivales. El segundo tanto del partido, que puso las tablas en el marcador, llegaría de un derechazo de Scamacca sorprendiendo a la defensa y desde una distancia lejana. El portero francés solo pudo mirar como ese balón llegaba al fondo de las mallas entrando cerca de la escuadra. Candidato a uno de los mejores goles que nos ha dejado esta jornada.

Los visitantes no se irían al descanso sin anotar otro gol, esta vez con la ayuda del defensa danés. Una jugada de córner, sacando de la línea el esférico, se encontró con la referencia en el ataque del Sassuolo. A pesar de que Maignan consiguió parar el disparo, reboto en Simon y entró.

Partido excepcional donde tuvo dos ocasiones para anotar y no falló ante su cita con el gol y que los grandes de Europa sigan anotando en sus agendas su nombre. Lleva cuatro goles en la Serie A.

  • Berardi, el trabajo en la sombra

En estos últimos días se ha hablado mucho sobre su posible salida hacia la Fiorentina, pero Domenico sigue trabajando y dando alegrías a su actual equipo.

Tras una pérdida del marfileño que recuperó un Matheus Henrique, quien no estuvo muy destacado como en otros encuentros, estuvo muy acertado a la hora de dar pases con mucha precisión y con pocos errores, dando la asistencia para que el extremo pusiera la calma para su equipo. Encaró al central italiano del conjunto de milanista dejándolo en el suelo, eso ya era medio gol, definiendo con solvencia ante el portero.

Sin duda alguna, por detrás de Scamacca, el más destacado de este duelo de la Jornada 14 de Serie A, ha sido el bueno de Domenico Berardi.

  • La cara y cruz del partido 

 Alessio Romagnoli abrió la lata del encuentro y dando el primer tanto en la cuenta particular de los de Pioli. Ante la ausencia de Tomori que arrastraba unas molestias en la cadera, le tocaba dar un paso adelante. 

Estuvo bien en defensa, pero ante la impotencia de verse por detrás del marcador y ver que el Milan había dejado de generar peligro como lo había hecho en la primera parte, cometió una entrada con la que el colegiado decidió sancionar su acción con una roja directa, dejando al equipo con diez sobre el verde a falta de pocos minutos para el final.

El ex entrenador de la Fiorentina no podrá contar con él para la siguiente jornada contra el Genoa.

  • Visita trampa ante el Genoa

El Milan se enfrentará a domicilio al Genoa, con un nuevo cambio de imagen en el banquillo, un viejo conocido por la Curva Sud como es Shevchenko. Lleva dos partidos con una derrota y un empate y quiere darle los tres puntos a su equipo.

Por el otro lado, el Milan quiere seguir en la lucha por el Scudetto donde lidera el Napoli con un partido menos y ambos empatados a puntos acechando la sombra del Inter que se fue recuperando con el transcurso de la campaña.

VAVEL Logo